cita de la próxima semana en Bilbao

Loraldia se rinde ante la obra de Estitxu y Ruper Ordorika

Con tributos en los que participarán Ken Zazpi, Mendibil, Etxart, Atxaga, Petti o Itziar Oreja

Andrés Portero - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El músico Mikel Uraken, flanqueado por los responsables de Loraldia e Izar & Star. Fotos: José Mari Martínez

El músico Mikel Uraken, flanqueado por los responsables de Loraldia e Izar & Star. Fotos: José Mari Martínez

Galería Noticia

El músico Mikel Uraken, flanqueado por los responsables de Loraldia e Izar & Star. Fotos: José Mari MartínezGontzal Mendibil, representantes institucionales y familiares de Estitxu, ayer en Bilbao.

bilbao- El festival Loraldia se volcará la semana próxima con dos de los mejores músicos que ha dado Euskal Herria en su historia: Ruper Ordorika y Estitxu. Bernardo Atxaga, Ken Zazpi, Balerdi Balerdi, Mikel Uraken y Fermin Etxegoien participarán en el tributo al de Oñati, el 14 de marzo en el Kafe Antzokia;y familiares de la cantante fallecida, junto a Niko Etxart, Jose Mari Iriondo y Gontzal Mendibil, recordarán a Estitxu en la Sala BBK el sábado 17.

Dabilen harriari so. Azukre koxkorrak Ruper Ordorikarentzatz es el título del tributo al autor de Hautsi da anphora, extraído de dos de sus discos. Ayer se presentó como “una noche festiva” en la que se pasará revista a “entre 15 o 16 canciones” de Ruper que “han formado la banda sonora de la vida de más de una generación”, según Aitor Narbaiza, responsable de producción de Loraldia, festival que comparte organización con Izar &Star.

Este ciclo, en el que artistas vascos realizan versiones de sus músicos de cabecera y que ha superado el centenar de conciertos, ha dedicado varias veladas a músicos vascos, de Cancer Moon a La Buena Vida, el pop y el rock de los 80, Izukaitz, M-ak, Errobi o Derribos Arias. “Damos un paso más con Ruper, cuya obra será eje central por vez primera, tal y como se hizo con Lou Reed, Bowie o Leonard Cohen”, explicó Javier Corral Jerry, organizador del ciclo, que definió a Ruper como “un gran referente de la música euskaldun”.

Figuras del universo cultural vasco participarán en el tributo, entre ellas Ken Zazpi, Petti, con Balerdi Balerdi, e Ixiar Oreja, que vuelve a cantar especialmente para esta ocasión. Con ellos, jóvenes que están renovando la escena del rock, como Mikel Uraken y MICE, Miren Narbaiza. Además, presentarán sus respeto a Ruper dos grandes nombres de la literatura y también sus amigos, Bernardo Atxaga y Fermin Etxegoien, que introducirán al público en el universo del músico con anécdotas de su vida “en una presentación muy especial”.

Mikel Uraken calificó su participación como “un reto bonito” y anunció que hará un homenaje a Ruper “de corazón”, ya que lo considera “un tótem y un referente” que ha estado siempre muy presente en su vida. “Solo, con mi guitarra, no buscaré imitarle;ni yo, ni ninguno de los participantes, sino llevarle a mi terreno”, indicó. “Como su trayectoria es tan larga, no ha habido peleas en la elección de canciones”, aseguró. Aunque la cita está rodeada de un halo de sorpresa, sonarán temas como Zaindu maite duzun hori, Hamabostean behin, Ene begiek, Martin Larralde, Halako gau batezo Hargiñenean.

‘estitxu gogoan’Recuperar la memoria de Estitxu, cantautora pionera en los años 60, es uno de los objetivos del espectáculo Estitxu gogoan, que tendrá lugar en la Sala BBK el día 17. Por medio de la música, la danza y el humor, se busca transmitir los valores de “la nueva canción vasca” a través de la figura de la vocalista cuando se cumplen 25 años de su muerte en Bilbao.

Estitxu, un símbolo junto a Lourdes Iriondo y Maite Idirin del renacimiento de la música vasca, tendrá “un homenaje especial” en el que tomarán parte tres generaciones de su propia familia, Robles-Aranguiz, desde sus hermanos a su nieta Naia, con la que compartió escenarios durante más de una década. “Fueron tiempos muy alegres, me enseñó a cantar”, aseguró ayer.

Estitxu nació en la localidad labortana de Beskoitze-Briscous, cerca de Baiona, después de que su padre, Manuel Robles-Arangiz, diputado del PNV y fundador de ELA, tuviera que huir de Bilbao en 1937. El año pasado le dedicaron una calle en Baiona y, más recientemente, un documental realizado por Franck Dolosor. “Aprovechamos porque algo más había que hacer. Hemos recuperado uno de sus discos y editado una antología de 60 canciones de la saga familiar, incluido el grupo Soroak”, según su hermano Iker, que explicó que “la canción, el humor y Euskal Herria” eran “los tres amores” de Estitxu.

La cantante, conocida como el ruiseñor de Beskoitze y la Joan Baez vasca, contará con la participación de una docena de familiares, de Niko Etxart, Gontzal Mendibil y Jose Mari Iriondo en una velada volcada con la música y las danzas vascas. Mendibil destacó “la voz deliciosa” de Estitxu y aseguró que “sigue en nuestros corazones” y que su canción seguirá “viva siempre en el aire”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120