jóvenes en contra de la desigualdad

Tejer para reivindicar

Alumnos del colegio El Carmen de Indautxu salen a la calle para luchar contra el machismo. Lo hacen con una actividad que visibiliza la implicación de los jóvenes en contra de la desigualdad entre la mujer y el hombre

Un reportaje de Laura Fernández - Martes, 6 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Dani, Asier, Pablo, Jorge, Luis, Ander, los profesores Xabier y Javier, tejen bajo la atenta mirada de Carmen Beraza.Foto: Oskar González

Dani, Asier, Pablo, Jorge, Luis, Ander, los profesores Xabier y Javier, tejen bajo la atenta mirada de Carmen Beraza.Foto: Oskar González

Galería Noticia

Dani, Asier, Pablo, Jorge, Luis, Ander, los profesores Xabier y Javier, tejen bajo la atenta mirada de Carmen Beraza.Foto: Oskar GonzálezAlumnos bilbainos salen a la calle para luchar contra el machismo

AL principio nos parecía un poco arriesgado pero era algo que teníamos que hacer porque la mujer realmente lo merece”. Así de sincero se mostró ayer mientras tejía Dani, uno de los alumnos participantes del proyecto Ikasle Ehuleak impulsado por el colegio El Carmen de Indautxu.

Solamente hace falta echar la vista atrás tres semanas. El profesor de Economía del colegio El Carmen, Javier Buces, estaba explicando lo que es el mercado laboral. “Vimos el desempleo que sufrían tanto las mujeres como los jóvenes, pero lo empezamos a derivar al papel tan discriminatorio que sufre la figura femenina”, dice.

En ese instante, en su clase surgió un debate sobre la desigualdad que existía en la sociedad de hoy en día. “A nosotros, como hombres, esto nos interpela y tenemos que dar algún tipo de respuesta”, afirma. Por eso cree que deben buscar otro camino paralelo al de la mujer pero con un objetivo común: “Los roles y estereotipos que tenemos que romper son diferentes, sin quitar el protagonismo de empoderamiento de la mujer porque hay que tomar conciencia y asumir esos roles que durante tantos años se les han negado. Los hombres también tenemos que buscar la manera de romper estereotipos y reclamar espacios que culturalmente, históricamente y socialmente se nos han negado”.

Tal era su necesidad de realizar alguna actividad para reivindicar el papel de la mujer que se inspiró en una que conoció en Chile. Los hombres salían a la calle a tejer para reivindicar la igualdad entre la mujer y el hombre. “Yo sabía tejer y propuse a mis alumnos hacer algo similar”, cuenta. Y sus alumnos se animaron. Dani, Asier, Pablo, Jorge, Luis, Ander y Ion salieron ayer a la calle, a la hora del patio, para mostrar que tejer no solamente es una labor de mujer. “Cuando nos dijeron que empezaría esta actividad nos pareció un poco rompedora y novedosa. Estamos muy contentos por que que se lleve a cabo en un colegio, con todas las limitaciones que eso conlleva y la verdad es que lo hemos llevado muy bien”, comenta Ion. Incluso llaman la atención de la gente que pasea por esa plaza. Fue el caso de Carmen y Sandra, que no se resistieron a husmear qué es lo que estaba tramando este grupo de jóvenes. Y, la verdad, se quedaron alucinadas. “Este acto me parece realmente bonito y necesario. Es un grupo muy majo y me parece realmente estupendo lo que están reivindicando”, comentaba Carmen.

Y es que el hecho de que salgan hombres a la calle a tejer no cuestiona su virilidad. Lo que buscan estos jóvenes es normalizar la situación. “Es verdad que ver esta actividad en hombres resulta extraño pero, lo que pasa es que en esta sociedad y en los tiempos en los que estamos no debería resultar extraño”, denuncia Ion. Sin ir más lejos, Xabier Landa, profesor de gimnasia del colegio El Carmen y también involucrado en este proyecto, recuerda una anécdota: “Suele acercarse mucha gente a preguntar por qué están tejiendo. Pero una vez se acercó un hombre y les dijo que estaban haciendo el ridículo”. Lo importante, asegura, es que los ocho jóvenes que participan en el proyecto “se están dando cuenta de que no es un juego y es muy importante” lo que están haciendo. “Cuando se les acercó ese hombre se sintieron dolidos. Realmente, sentir eso, es lo que les hace creer en lo que estaban haciendo”, dice Landa, que cuando le solicitaron su ayuda, “participó sin pensarlo dos veces”.

En un primer momento, el objetivo de esta actividad era aprender a tejer con el fin de realizar una manta con varios significados. La diversidad está presente en ella. “Se están utilizando diferentes colores para mostrar la diversidad porque la están haciendo chicos que son diferentes”, comenta Buces. Además, según reconoce, estará llena de imperfecciones: “Estos chicos están aprendiendo a tejer y la manta estará hecha con puntos mal hechos, algo que simboliza las imperfecciones que todos tenemos”. Además, también visibiliza, según Buces, los micromachismos. “No los podemos obviar y tenemos que asumirlo intentando pelear contra ellos”.

FIN SOLIDARIOPor ello, cuando la manta esté completada -esperan tenerla para el 8 de marzo- la donarán a la asociación de mujeres Bagabiltza. Una fundación que lleva luchando por los derechos de la mujer desde hace 20 años. “Se lo donaremos para que ellas hagan lo que quieran con ella”, comenta Buces, quien agradece al Ayuntamiento de Bilbao su apoyo y a la tienda Tricotoki, la donación de lanas y agujas.

Ion desea que la actividad sea un precedente. Tanto él como sus compañeros del proyecto esperan que “pronto” se valore igual a la mujer y al hombre. “Esta actividad puede servir para que en los próximos años se siga llevando a cabo”, concluye esperanzado Ion.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120