Historias de la vida

La bilbaina Ana Otxoa, cantante desde la cuna

La bilbaina es psicopedagoga, soprano profesional y profesora de técnica vocal en el Orfeón Donostiarra

Un reportaje de Yaiza Pozo - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La soprano Ana Otxoa posa frente al Teatro Arriaga antes de un ensayo. Foto: Jose Mari Martínez

La soprano Ana Otxoa posa frente al Teatro Arriaga antes de un ensayo. Foto: Jose Mari Martínez

Galería Noticia

La soprano Ana Otxoa posa frente al Teatro Arriaga antes de un ensayo. Foto: Jose Mari Martínez

S E imaginan vivir sin música? Ana Otxoa ni se lo plantea. Cuenta que su madre siempre le ha dicho que empezó a cantar antes que a hablar. Comenzó dando sus primeros pasos en diferentes coros. Estudió magisterio musical y también psicopedagogía pero la música siempre le ha acompañado durante toda su vida. Ahora, ofrece conciertos con el cometido de despertar sensaciones en su público e imparte clases de técnica vocal. El día 9 de marzo estará en Francia y el 17 en Gasteiz en este último, será soprano primera.

Desconoce cuándo se despertó en ella el interés por cantar. “Creo que siempre ha estado ahí y he tenido algo alrededor de la música. Estudié piano, magisterio musical… es lo que más me ha llenado siempre, pero me gusta más la interpretación”, relata Otxoa. Cuenta que desde pequeña siempre tenía una melodía y hablaba cantando.

La música es una de sus grandes pasiones y lo demuestra cada vez que pisa un escenario. Los comienzos no fueron fáciles pero ha merecido la pena. Tuvo el apoyo de su familia aunque este mundo les pareciese arriesgado para ella. “Querían que me asegurase mi futuro por si acaso, pero desde que empecé ha ido todo muy seguido”, dice la cantante.

Estudió magisterio musical y psicopedagogía en la Universidad de Deusto. “Hubo cosas que no me llenaron plenamente y comencé a contactar con gente. El primero fue el tenor Javier Solaun y me dijo que tenía posibilidades”, explica. Tal es así que se animó y se inscribió para hacer los exámenes de acceso a Musikene, el centro superior de música. El esfuerzo dio sus frutos y logró hacerse un hueco en el mundo de la música. “Fue todo como si alguien te dijese que no te puedes dedicar a esto. ¿Y por qué no?”, dice. Esto fue en 2003 y a pesar de que hayan pasado 15 años, para Otxoa este mundo “es nuevo”. Un mundo en el que ha logrado mostrar su valía haciendo lo que más le gusta: cantar.

La primera vez que se subió a un escenario recuerda que los nervios se apoderaron de ella. “Lo difícil de los comienzos era poder compaginar todo. Daba clases y los horarios en Musikene no estaban fijados, había clases teóricas y prácticas… Antes tampoco tenía todos los recursos que tengo ahora”, rememora. Tal es su pasión por la música que no ha abandonado lo que un día estudió. Continúa impartiendo clases de técnica vocal en el Orfeón de Gipuzkoa.

Ana Otxoa estará este mes en Francia y en Gasteiz ofreciendo diferentes conciertos y donde actuará como soprano primera

Aunque siempre le gustó cantar nunca tuvo claro a qué le hubiese gustado dedicarse. “Me gustaba la historia, la arqueología… Eso siempre me ha tirado, pero es difícil dedicarse a todo. Lo que tenía claro es que lo que hiciese tenía que estar alrededor de la música”, dice. Y así ha sido. Una de las cosas que más le atrae de este mundo es lo que experimenta y le hace sentir encima de un escenario. “Me gusta al estado al que te lleva el canto. Esto es toda una vida de aprendizaje porque trabajas con tu cuerpo y este cambia”, dice.

El tiempo y la profesionalidad le han otorgado a Otxoa el poder de adaptarse a todos los estilos. “Me siento cómoda con todo. Al comienzo de la carrera te decían que tenías que buscar tu estilo. Yo me preguntaba por qué me tenía que limitar”, explica. En su caso, ha sabido sacar lo mejor de sí misma aportando a su público amplios registros y le gusta proponerse nuevos retos, sobre todo cuando le toca estar al frente de una actuación en solitario hasta que finaliza. Ana trabaja con su voz y la cuida lo mejor que sabe. “Todo es llevar una vida sana y comer bien. Evito los sitios con humo y con excesivo polvo ya que afectan al aparato respiratorio”, explica.

De gira La cantante tiene programados para este mes de marzo tres conciertos. El primero lo dará el 9 de Marzo en San Juan de Pied de Port en Francia y el segundo en Biarritz dos días después. El tercero tendrá lugar el 17 de marzo en el Teatro Principal de Gasteiz donde actuará como soprano primera.

Además, también forma parte de la Masa Coral del Ensanche. Es la soprano del grupo y cuando comenzó en Musikene, su profesora de canto Ana Begoña Hernández le ofreció la posibilidad de interpretar a Adriana en Gavilanes. “Para mí era algo nuevo pero qué mejor que ir de la mano que con alguien que confía en ti”, añade.

Si tuviese que rememorar con un solo momento de los que ha vivido durante estos años como cantante, lo tiene claro: “Me quedo con lo que está por venir”. Cantar le ha dejado grabado buenos momentos en su memoria y confiesa que todavía le quedan muchos años de vivencias y aprendizaje.

La protagonista

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120