Gregorio Garay Trabado Exalcalde jeltzale

Agur a ‘Goio’, primer alcalde de la democracia de Galdames

Iban Gorriti - Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Gregorio Garay ‘Goio’ fue alcalde de Galdames durante 29 años.

Gregorio Garay ‘Goio’ fue alcalde de Galdames durante 29 años. (DEIA)

Galería Noticia

Gregorio Garay ‘Goio’ fue alcalde de Galdames durante 29 años.

Bilbao- El pueblo de Galdames echa en falta a Gregorio Garay Trabado Goio, quien fuera su alcalde por el PNV durante el periodo nada fácil de 1979 a 2007. Es decir, él fue el primer regidor demócrata tras el franquismo y la Guerra Civil. Días atrás fallecía y fue despedido religiosamente con el cariño y admiración de los suyos. Cumplió casi 30 años de entrega municipal.

Una persona que trabajó a su lado en aquellos tiempos fue María Esther Solabarrieta, quien fuera diputada de Acción Territorial y Medio Ambiente (1995-2003). “Me tocó trabajar codo con codo con 111 alcaldes y alcaldesas de Bizkaia y el recuerdo que tengo de Goio es el de un alcalde volcado en su pueblo y pidiendo todo el día cosas para Galdames, del que fue un magnífico y continuo servidor”, asegura Solabarrieta, quien pasa a detallar qué posibilitaba que lograra algunos de sus objetivos para el municipio encartado. “Le ayudaba su bonhomía, su sentido del humor, y el saber hacerse querer, tres cualidades difíciles de encontrar en un servidor público que Goio tenía a raudales. Sabía que tocar la puerta no era entrar, pero se la pasaba tocando la puerta, para una localidad a la que amaba y a la que sirvió con pasión”.

El actual alcalde de Alonsotegi, Joseba Urbieta, también estimaba a Garay. “No coincidimos, pero le he conocido siempre como un hombre con un cargo público implicado con todos y cada uno de sus vecinos y vecinas. Era muy conocido en esta zona, de carácter abierto... Me ha dado mucha pena conocer que ha fallecido”, concluye el máximo mandatario de Alonsotegi.

Solabarrieta recuerda que durante una época trabajaron en tratar de recuperar los símbolos de los municipios de Bizkaia e hicieron una pequeña publicación con la Heráldica de Bizkaia, así como una exposición que estuvo en el Archivo histórico donde cada municipio tenía un pequeño espacio en el que se exponía al público su heráldica (escudo y bandera), así como una pequeña urna que contenía tierra del lugar más emblemático del municipio. “En el caso de Galdames creo recordar que fue tierra de Montellano, lugar donde Goiohabía nacido y crecido”, rebobina del pasado.

Quienes conocieron a ‘Goio’ recuerdan su dedicación a Galdames, por el que trabajó durante tres décadas

María Esther subraya la capacidad de esfuerzo que tuvo siempre Garay, quien a su juicio, trabajó duramente por crear puestos de trabajo en el municipio de Enkarterri que representaba y para lo que “se empeñó en construir el polígono industrial en la Aceña;crear las primeras viviendas de protección oficial en San Pedro en suelo del antiguo ferrocarril minero propiedad de Renfe. Para ello tuvo que desplazarse a Madrid a comprar dichos terrenos y hacer las VPO”, evoca y concluye sus impresiones recordando que trabajó para que todos los caseríos del municipio tuviesen agua, luz y caminos asfaltados y reformó el Ayuntamiento, a la vez que creó espacios deportivos y de esparcimiento y colaboró intensamente en las reformas de las Iglesias y Ermitas del municipio junto al párroco Don Cesáreo Martínez.

Iñigo Camino también cree que Garay “fue un alcalde volcado en la mejora de su pueblo”. Este periodista cuenta una curiosidad sobre la sordera que el exregidor sufría. “Siempre fue capaz de superar su discapacidad a base de trabajo e insistencia. Cuenta la leyenda que cuando avisaban a Jose Mari Makua que ‘El Sordo’ estaba en la entrada del Palacio Foral, el entonces Diputado General imploraba a sus colaboradores un ‘dadle lo que pida, por favor, que Goio solo pide para su pueblo, pero que no me agarre, por favor, que todavía me va a sacar más a mí’”, sonríe Camino, quien le califica como grande y muy especial. “Solo oía lo que quería oír, pero siempre escuchaba los consejos de su admirado Don Lucio Beraza, el inolvidable cura de Montellano y Otxaran, su gran amigo y maestro”.

El exdirector de DEIA tiene una lista completa de adjetivos para vestir al finado. “Grande, persistente, ruidoso, trabajador por su Galdames, vociferante desde su altura y su sordera, cariñoso, cercano, bellísima persona, siempre hospitalario y acogedor en las fiestas de San Bartolomé, abertzale, jeltzale, fededun...” Mirentxu Humaran fue otro de los apoyos de Goio. La teniente de alcalde actual tiene cariñosas palabras para él y los suyos. “Yo a Goio le quería muchísimo. Era muy burrón(risas). La última vez él votó por correo y se lo hice yo. Y me decía, y ahora quién me votará... Y le dije, yo, Goio, yo soy tu apoderada. Le quería tanto...”

El cargo que Garay ocupó durante casi tres décadas lo ocupa hoy Raquel Larruskain. “Goio fue alcalde de nuestro municipio durante 29 años. Solamente con esa referencia se merece todo mi respeto más aún cuando en estos momentos estoy ocupando el lugar que durante tanto tiempo estuvo liderando él”.

A juicio de Larruskain, el de Montellano era un hombre de carácter que hizo muchas cosas por el pueblo. “Yo diría que casi todas, y aunque siempre se le recuerda por su larga trayectoria como alcalde, creo que hay que destacar también su calidad humana. Era impulsivo, arrasaba por donde pasaba y por su pueblo era capaz de todo. Pero bajo esa apariencia que todos hemos conocido, era una muy buena persona, tenía un gran corazón y muchas veces escondía esa sensibilidad que también le caracterizaba”.

La actual regidora no tuvo la ocasión de coincidir con él como concejala pero ha sido “un referente para quienes estamos hoy gestionando su legado. Ha sido un placer conocerle dentro y fuera de este Ayuntamiento”. Iñigo Camino concluye con lo que a su juicio fue “toda una declaración de principios cuandoGoiobautizó a uno de sus hijos como Jel Sabin”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Obituarios

ir a Obituarios »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120