DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El déficit de Williams

El bilbaino ejerció de referente ofensivo en Sevilla en un partido en el que Ziganda sentó a Aduriz. Dispuso de dos claras ocasiones de gol en la primera mitad, pero no atinó

Aitor Martínez - Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Williams trata de controlar un balón ante Mercado.VER GALERÍA

Williams trata de controlar un balón ante Mercado. (Pablo Viñas)

Galería Noticia

Williams trata de controlar un balón ante Mercado.

GaleríaGalería: Sevilla 2 - Athletic 0

  • Los jugadores del Sevilla y del Athletic discuten tras una caída de Correa.
  • Susaeta reclama una falta.
  • Williams con el balón ante Mercado.
  • Williams presiona a Banega.
  • Correa en el suelo entre Lekue y San José.
  • Iturraspe lucha con Escudero.
  • Lekue salta con Escudero.
  • Muriel celebra su gol.
  • Franco Vázquez celebra su gol con Correa.
  • Córdoba centra ante Layun.
  • Vázquez remata ante Yeray.
  • Vesga presiona a Banega.
  • Iturraspe despeja el balón de cabeza.
  • Ziganda, durante el partido de hoy.
  • El entrenador italiano del Sevilla, Vicenzo Montella.
  • Raúl García presiona a Muriel.
  • Ziganda, durante el partido de hoy.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

eL Athletic ciclotímico de esta temporada asomó en su peor versión una vez más lejos de San Mamés. Por tercera salida consecutiva en liga, tras Girona y la primera visita al Wanda Metropolitano, el conjunto rojiblanco fue incapaz de marcar gol, y lo peor de todo es que ni siquiera estuvo cerca de batir al cuestionado Sergio Rico, que vivió una de las tardes más cómodas que se le recuerdan en la portería del Sevilla. José Ángel Ziganda tiró de nuevo de fondo de armario, realizó hasta cinco cambios con respecto al choque del pasado miércoles ante el Valencia, y apostó por Iñaki Williams, suplente en las dos últimas citas ligueras, como nueve para dar descanso a Aritz Aduriz. También Raúl García comenzó en el banquillo. Una fórmula, la de jugar sin los dos máximos realizadores del equipo, que no termina de cuajar, toda vez que sin ellos sobre el terreno de juego el Athletic ha sido incapaz de marcar un solo gol en lo que llevamos de temporada, que se traducen en algo más de 300 minutos sin ver puerta. De ellos, en unos 250 Williams ha actuado en punta, sin que haya sido capaz de marcar. Ese es, sin duda, su principal hándicap, el de la definición, una cuestión que le penaliza, tal y como volvió a evidenciar ayer.

Sus cualidades son otras. Al margen de su punta de velocidad, entre sus virtudes figura la juventud, pues cumplirá 24 años el próximo mes de junio. Una edad en la que Aduriz únicamente había disputado cuatro encuentros en la élite con el Athletic, tres de ellos de liga y uno de Copa, en los que, además, no consiguió ver puerta. La puesta en escena de Williams ha sido otra y ayer disputó su partido 150 con la zamarra rojiblanca. Un choque en el que pese a que dispuso de dos claras ocasiones para haber puesto en apuros a Rico, no marcó. Con 2-0 en el luminoso pudo acortar distancias cuando en el minuto 34 del choque se encontró con un balón dentro del área que mandó directamente al cuerpo del portero rival cuando lo más lógico hubiese sido disparar cruzado. Falló en la ejecución y Rico rechazó el peligro sin mayores problemas. Como también erró en la última acción del primer acto, cuando en el corazón del área y con todo a favor fue incapaz de rematar entre los tres palos un centro medido de Markel Susaeta desde la banda derecha.

La necesidad de encontrar un relevo para Aduriz y la teórica capacidad de Williams para actuar como referencia en ataque explican sus apariciones en dicha posición;él no oculta que es donde más cómodo se encuentra y dónde más le gusta jugar. Como nueve rompió registros en Lezama y despuntó en el Bilbao Athletic. Sin embargo, no termina de cuajar en el primer equipo. Tal vez porque el estilo de juego no le beneficia en exceso, aunque la falta de puntería es algo que le ha perseguido desde que debutara en Primera División el 6 de diciembre de 2014.

Sin acierto de cara a gol en el primer acto, el triple cambio que realizó Ziganda a la vuelta de vestuarios le devolvió a la banda derecha. El resultado desfavorable exigía una rápida reacción para volver a engancharse en el partido, pero el ímpetu apenas le duró diez minutos al Athletic. Williams cogió la bandera de la revolución y le dio algo de profundidad por el costado diestro al equipo. Pero fue un puro espejismo, nada que se tradujera en peligro. De hecho, ya con toda la artillería sobre el terreno de juego, pues Kuko dio entrada a Aduriz y Raúl García, además de Beñat, en busca de una remontada imposible, el equipo fue incapaz de disparar ni una sola vez a puerta en la segunda mitad. Las intentonas de Williams se perdieron en la nada y solo la falta de puntería del Sevilla evitó una goleada.

baja formaQue Williams no atraviesa por su mejor pico de forma es evidente. El propio Ziganda reconoció el miércoles, tras el empate ante el Valencia, que el delantero necesitaba coger aire. Así explicó que no jugara de inicio por segunda jornada consecutiva. Ayer, pese al cansancio que acumula, completó los 90 minutos. Ciclos de forma al margen, se le debe exigir más a un futbolista que firmó, según sus propias palabras, “un pedazo de contrato” que le une al Athletic hasta junio de 2025. Rubricó el nuevo acuerdo la mañana del 17 de enero y desde entonces ha disputado diez partidos, ocho de ellos como titular, con un pobre bagaje de un gol, el logrado el 19 de enero ante el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez.

Un tanto en diez encuentros, una cifra inferior a la de sus estadísticas globales. En los casi 39 meses que han transcurrido desde su debut, Williams ha disputado 150 partidos en los que ha logrado 31 goles, lo que se traduce en un tanto cada cinco choques. 19 de ellos han sido en liga (109 partidos), 6 en Copa (13) y otros tantos en las 28 citas europeas en las que ha participado. Este curso ha visto puerta en cinco ocasiones en el torneo de la regularidad y suma otras dos dianas en la Europa League.

Cifras goleadores al margen, el delantero bilbaino va camino de alcanzar los 79 partidos de liga que disputó de manera consecutiva Fernando Llorente entre 2009 y 2011. Williams, con el jugado ayer en el Ramón Sánchez Pizjuán, ha encadenado 70. De participar en los once choques ligueros que restan hasta el final del curso, el atacante elevará el listón hasta los 81 encuentros.

iñaki williams

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120