El paro baja en más de 1.000 personas

El empleo acelera en Euskadi con el mejor febrero en diez años

El paro vasco baja en más de 1.000 personas y el número de cotizantes avanza en casi 3.000 en un mes
Los sindicatos critican la precariedad de los puestos de trabajo generados

A. Diez Mon - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Un usuario de Lanbide espera para ser atendido.

Un usuario de Lanbide espera para ser atendido. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

Un usuario de Lanbide espera para ser atendido.

“Seguiremos redoblando esfuerzos para mejorar la empleabilidad de las personas que están sin trabajo” “La crisis igualó en el desempleo a hombres y mujeres, pero ellas optan ahora a los empleos más inestables ” “El descenso del paro no es buena noticia, porque se produce a costa de fortalecer la precarización” “El paro baja por inercia tras las rebajas y la Navidad, es una buena estadística con poca estabilidad”

BILBAO- Todas las referencias económicas llevan la mirada al inicio de la crisis, incluso las de empleo, que todavía están lejos de los números anteriores a la recesión. Con los habituales altibajos ligados a ciertos periodos del año, el mercado laboral vasco encadena ya cuatro cursos completos de crecimiento del empleo y el arranque del actual es prometedor. Tras el habitual incremento del paro de enero con la finalización de la campaña de Navidad, el de este año ha sido el mejor febrero para el empleo desde 2008, cuando la crisis no había llegado todavía a Euskadi.

Los datos de paro registrado en Lanbide y de afiliación a la Seguridad hechos públicos ayer son muy similares a los de hace diez años y se intuye una aceleración de los ritmos de ambas variables. El objetivo de acabar la legislatura con un tasa de desempleo inferior al 10% en la CAV parece al alcance de la mano y algunos analistas se atreven incluso a situar el listón en el 9% a finales de este año. Para ello será necesario reforzar los buenos síntomas que se han percibido en febrero.

El paro registrado en Lanbide bajó en febrero en 1.091 personas respecto a enero, un 0,85%, y la cifra total de desempleados se situó en 127.235. En estos momentos hay casi 12.000 parados menos que hace un año, con un descenso del 8,6%. La evolución es más positiva que en el conjunto del Estado (-7,5%), donde sigue habiendo 3,5 millones de desempleados. Es Nafarroa, sin embargo, la que mejor comportamiento registra, con una caída interanual del desempleo de más de un 11%.

55 afiliados más cada díaEn el capítulo de la afiliación a la Seguridad Social, Euskadi ha ganado 20.300 cotizantes en los últimos doce meses, a un ritmo de 55 por día. Para encontrar un crecimiento similar hay que remontarse a febrero de 2008, cuando la economía vasca avanzaba hacia su récord de afiliados, casi 983.000 en julio de aquel año. Y en los años anteriores se ganaron hasta setenta afiliados al día, más de 25.000 en un año, tomando siempre como referencia la evolución interanual en febrero.

La Seguridad Social tenía a finales del mes pasado cerca de 939.000 afiliados vascos, con un crecimiento del 2,2% en comparación con un año antes. En este caso, el ritmo de la CAV está por debajo del Estado (3,5%), que ha ganado más de 615.000 afiliados en los últimos doce meses y ha avanzado hasta los 18.365.514 cotizantes.

De vuelta al mercado laboral vasco, el comportamiento fue bueno en los tres territorios históricos y también se trasladó a todos los sectores.

El mayor descenso del desempleo se dio en servicios, con 764 parados menos, lo que situó la cifra de desempleados en 84.409. En industria, el paro se redujo en 276 personas, hasta un total de 15.071 desempleados, mientras que en la construcción se registraron 133 parados menos, hasta alcanzar los 10.105, y en el sector primario se contabilizaron 39 parados menos, hasta los 2.894. El colectivo de parados sin empleo anterior, por su parte, aglutinó en febrero 14.756 personas, lo que supone 121 más que en el mes de enero. Un dato este último que es síntoma de la recuperación de la economía. Hay más oportunidades laborales y aumenta el número de personas que buscan trabajo.

En febrero el paro bajó en todos los grupos de edad salvo en entre 16 y 24 años y el mayor descenso relativo se dio de los 25 a los 34 años.

El comportamiento del paro y del empleo en febrero refuerzan el mercado laboral vasco, que una vez más deja pendiente para otra evaluación la asignatura de la calidad en las contrataciones. En febrero fue necesario firmar en Euskadi más de 67.100 contratos para conseguir acabar el mes con 2.916 afiliados más. Es decir, por cada puesto de trabajo que se consolida, al menos estadísticamente, es necesario realizar 23 contrataciones. Con todo la relación mejora respecto al año anterior, cuando se firmaron casi 28 contratos por cada empleo. La rotación en el Estado fue de 19 contratos por cada afiliado en febrero de este año.

La inestabilidad del empleo también se percibe en la tipología de las contrataciones. Las empresas españolas firmaron 1.546.402 contratos el mes pasado. De ellos, fueron indefinidos 174.287, algo más de un 11%. En Euskadi se formalizaron 67.149 contratos, de los cuales 6.451, un 9,61%, eran indefinidos.

A la luz de esos datos, las reacciones sindicales se centraron en denunciar que la calidad del empleo no avanza con la misma intensidad que otros factores de la economía.

ELA recordó que seis de cada diez personas desempleadas no cobran prestación por desempleo, y que nueve de cada diez contratos que se firman son temporales. La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, consideró que los datos del paro “no muestran la realidad;el descenso del paro no es una buena noticia, puesto que se produce a costa del fortalecimiento de la precarización”.

“Ahora que se cumplen seis años de la reforma laboral, es obligado denunciar que cada vez es menor el grado de protección que proporciona el sistema de prestaciones por desempleo. Esto es así en parte porque el empleo creado es tan precario que resulta difícil generar derechos para acceder a una prestación contributiva”, señaló Aranburu.

Desde UGT, Maribel Ballesteros, remarcó que el descenso del paro en estos últimos meses no se corresponde con los datos de crecimiento del PIB, que aumenta a un ritmo del 3%, mientras el empleo se sigue comportando como si este crecimiento fuera al 1 %. Comisiones resaltó, junto a la constante caída del número de personas en paro que cobra algún tipo de prestación económica, que aumenta el número de ocupados que demandan empleo. Desde LSB-USO Euskadi, su secretaria general, Maribel Muñoz Aribayos, señaló que un año más el paro ha bajado en febrero “por inercia, tras volver a la actividad normal posnavideña y posrebajas;es una bonita estadística pero con poca estabilidad del empleo”.

Por su parte, la consejera vasca de Empleo, Beatriz Artolazabal, afirmó que las más de 127.000 personas que siguen en situación de desempleo “requieren que sigamos redoblando esfuerzos”. También señaló que “la perspectiva de género será uno de los elementos que tenemos en cuenta a la hora de apostar por políticas activas de empleo” y apostó por “trabajar en la empleabilidad” de las personas mayores de 44 años, que representan casi la mitad de los parados.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120