el pasado 1 de febrero

La velocidad causó el choque con dos muertos en la N-240

Pradales afirma que el siniestro no estuvo motivado por las obras en dicho tramo

Ane Araluzea - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El accidente entre un camión y un Bizkaibus se produjo el 1 de febrero en Galdakao.

El accidente entre un camión y un Bizkaibus se produjo el 1 de febrero en Galdakao. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

El accidente entre un camión y un Bizkaibus se produjo el 1 de febrero en Galdakao.

Bilbao- El exceso de velocidad de uno de los vehículos motivó el accidente que se saldó con dos fallecidos el pasado 1 de febrero en la carretera N-240, a su paso por Galdakao. Una colisión entre un camión y un autobús de Bizkaibus provocó que los conductores de ambos vehículos murieran a consecuencia del choque frontal. Al tratarse de un siniestro con fallecidos, el accidente está siendo judicializado y, a falta de conocer el atestado oficial, según las simulaciones realizadas por los técnicos forales, todo indica que la velocidad del camión era “sustancialmente superior” a la permitida en el tramo, donde el límite está fijado en cuarenta kilómetros por hora.

Fue Imanol Pradales, diputado de Desarrollo Económico y Territorial, quien dio cuenta de los detalles al tratarse de una carretera en la que la Diputación Foral de Bizkaia está llevando a cabo una serie de obras, iniciadas en septiembre de 2016, para mejorar la seguridad vial en una zona identificada por su “alta accidentalidad”. A pesar de tratarse de un tramo en el que están trabajando, destacó que está “correctamente balizado y señalado”. Por lo tanto, descartó que el hecho de que estuviera en obras hubiera podido motivar la colisión. De hecho, alegó que en los recorridos “nocturnos y diurnos” realizados por los técnicos forales “no se detecta una situación de excepción”.

Por otra parte, durante la comparecencia celebrada a petición de Podemos y el Grupo Mixto, indicó que las obras se encuentran “muy avanzadas” y que se espera que finalicen en abril. Los trabajos se están desarrollando en las inmediaciones del kilómetro 55 de la N-240, una vía que registra un volumen significativo de tráfico al actuar como conexión entre Bizkaia y Araba a través del puerto de Barazar. Asimismo, es un “enlace natural” hacia el hospital de Galdakao desde la autopista AP-8.

Según explicó Pradales, el problema de la zona radicaba en unas curvas con un “trazado inadecuado”, lo que provocaba una “elevada accidentalidad”. De hecho, cuatro días después del accidente mortal de febrero, otros dos coches se vieron envueltos en otra colisión. Aunque, en esta ocasión, detalló Pradales sobre el siniestro en el que no hubo que lamentar muertos, el choque se produjo a 300 metros de distancia. En cualquier caso, en el desarrollo de las obras de mejora que se están llevando a cabo, se han ensanchado los carriles, se ha modificado el peralte de las curvas y se han habilitado dos nuevas conexiones.

Por su parte, Nuria Atienza, juntera de Podemos, tras hablar con vecinos de Galdakao y trabajadores de Bizkaibus, señaló que la mejora del tramo “no va a ser sustancialmente diferente”, ya que el “verdadero problema” es un estrechamiento de la calzada en el tramo. Por ello, argumentó que “no basta” con poner una señalización de límite de tráfico en la zona. En la misma línea, Onintze Oleaga, juntera de EH Bildu, indicó que “los trabajadores que recorren la zona a diario entienden que las medidas no serán suficientes”.

Arturo Aldekoa, apoderado del Grupo Mixto, inquirió sobre si la falta de iluminación en la zona pudo haber motivado el accidente y expuso que sería conveniente analizar si hubo alguna otra problemática que pudiera haber “contribuido en el error del camión”. Mientras tanto, Jesús Isasi, juntero del PP, criticó que el tramo señalado de la N-240 “no se haya incluido en un plan de trabajo de puntos negros”, de la misma forma en la que constan otras carreteras vizcainas.

Josu Montalban, juntero de PSE, partido que sustenta el gobierno foral, criticó que las solicitudes de comparecencia fueran “oportunistas”, ya que se requirieron poco tiempo antes de que las obras concluyan. Por ello, respaldó la actuación de la Diputación Foral de Bizkaia. Lo mismo que Irene Edesa, juntera del PNV, quien reiteró que los accidentes no se deben a las obras, sino que se motivan por causas ajenas. Es más, Pradales recordó que las causas principales de los siniestros que tienen lugar en las carreteras vascas se deben al exceso de velocidad y al consumo de alcohol y sustancias estupefacientes.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120