DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
tras los síntomas positivos detectados en sus dos actuaciones más recientes

Sevilla exige mucho carácter

Expectación por ver si el inconformismo del miércoles ha arraigado en el vestuario o fue algo pasajero

Jose L. Artetxe - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Etxeita, Núñez, Williams e Iturraspe, en Lezama.

Etxeita, Núñez, Williams e Iturraspe, en Lezama. (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

Etxeita, Núñez, Williams e Iturraspe, en Lezama.Los jugadores del Athletic se ejercitan en las instalaciones de Lezama en presencia del técnico José Ángel Ziganda.

bilbao- El Athletic se agarra a los síntomas positivos detectados en sus dos actuaciones más recientes con la esperanza de haber dado con el guión adecuado para afrontar el tercio final del curso. Un tiempo ante el Málaga y noventa minutos correctos frente al Valencia son los argumentos, el impulso para intentar cambiar el paso. Objetivamente no cabe hablar de una base fiable para consolidar una versión diferente y tampoco se trata de la primera vez que el equipo amaga la reacción y luego se desinfla, pero es lógico que al percibir un leve avance se genere una expectativa en clave optimista. El desplazamiento al Sánchez Pizjuán arrojará luz, dirá si existen motivos para confiar o por el contrario solo queda resignarse con este Athletic.

En realidad, si se analiza lo ofrecido por el Athletic en este pequeño repunte, el aspecto más interesante estriba en la actitud exhibida el pasado miércoles. Ver cómo dio la cara de principio a fin y nunca renunció a la victoria, fue sin duda el factor que ilusionó a una afición hambrienta y mosqueada. Después de meses censurando el hecho de que el fútbol no atendía a un patrón, que era pura indefinición, se comprobó que la clave no era tanto el estilo o la calidad del juego, sino la disposición. Sin necesidad de cuajar un partido brillante, la aparición del viejo espíritu combativo dejó satisfecho al personal, y a los jugadores y, por supuesto a un José Ángel Ziganda que posteriormente declaró que llevan entrenando igual y hablando las mismas cosas en la caseta desde el verano.

Es decir, no hubo una consigna distinta, no se preparó la cita con el Valencia de un modo especial, las piezas se ubicaron como siempre, pero el equipo salió convencido de que debía ser agresivo sin reparar en el resultado. Y lo plasmó. Tomó la iniciativa al principio, también al verse rezagado en el marcador y cuando logró equilibrarlo insistió, no un rato, hasta el pitido final. Empató y pudo ganar, pero salió reforzado, recuperó la complicidad de la afición, volvió a sentirse fuerte, capaz de tutear a un enemigo que le saca casi veinte puntos en la tabla.

Esa fe en sus posibilidades, ese no dejarse arrastrar ni con un gol en contra, ni con un penalti fallado, dota de sentido a cualquier propuesta futbolística y deja en un segundo plano el desenlace. Lo normal es que funcionando con intensidad y valentía, crezca el número de victorias. Lo que molestó en diciembre y enero fue el conformismo que transmitía el equipo en algunos de los múltiples empates que le valieron para firmar una racha de nueve partidos sin derrota. Se reclamaba entonces ambición y ese déficit de audacia era lo que lastraba el juego, lo vulgarizaba.

cambiosHoy la alineación presentará varios retoques al tratarse del tercer compromiso en la misma semana. Hubo solo dos cambios en la formación del miércoles en San Mamés respecto a la del domingo anterior. En la convocatoria figuran 19 hombres, debido a la incorporación de Yeray, que será titular en el centro de la zaga rojiblanca. Ziganda no dio pistas, se limitó a constatar las molestias y el desgaste de quienes han repetido en los últimos 180 minutos, algunos sin competir de seguido previamente. Apuntar que por ejemplo Raúl García anda con un tobillo maltrecho y puede ser uno de los que pase al banquillo.

Entre las novedades, citar como más probables a Iturraspe y Williams, además del mencionado Yeray y acaso Sabin o Lekue. El once no diferiría en exceso del siguiente. Arrizabalaga;Lekue, Yeray, Iñigo Martínez, Saborit;Iturraspe, San José;Susaeta, De Marcos, Córdoba;Williams.

Una decena de puntos separa al Athletic el Sevilla, candidato a Europa League. El objetivo inicial de la Champions le queda a ocho puntos, porque Vincenzo Montella no ha corregido la línea irregular de la etapa de Eduardo Berizzo. Como consecuencia de ello ve cómo el Betis se le acerca, una presión extra para los del Pizjuán, acostumbrados a mirar al vecino por encima del hombro. El miércoles, el Sevilla ganó por la mínima al colista, con seis variaciones sobre el partido anterior. En teoría, la calidad del grupo permite efectuar rotaciones sin que afecte al comportamiento, pero la realidad desdice la apreciación.

etiquetas: athletic sevilla

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120