incremento del 0,25%

El PP se queda solo en su defensa del incremento del 0,25% de las pensiones

Todos los partidos piden vincularlas al IPC en el Parlamento Vasco y en el Congreso, donde se abstiene Ciudadanos

C. Gómez - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Concentración de pensionistas ayer ante la sede de la Tesorería de la Seguridad Social en Bilbao.

Concentración de pensionistas ayer ante la sede de la Tesorería de la Seguridad Social en Bilbao. (EFE)

Galería Noticia

Concentración de pensionistas ayer ante la sede de la Tesorería de la Seguridad Social en Bilbao.

BILBAO- La presión al Partido Popular para que vuelva a vincular las pensiones al IPC crece cada día y ayer concitó un gran apoyo político. Todos los partidos, salvo los populares y Ciudadanos, sumaron fuerzas en torno a esa demanda. Lo hicieron en el Parlamento vasco, donde la formación de Albert Rivera no tiene representación, y en el Congreso con la abstención de Ciudadanos. El PP rechazó en ambas ocasiones esa posibilidad.

La marea de las protestas de los pensionistas que ha inundado las calles las últimas semanas ha llegado también a la escena política, poniendo en evidencia la soledad de los populares en esta materia. Ni siquiera el socio que sostiene al Gobierno de Mariano Rajoy se atreve a salir en la foto y marca distancias, aunque sea con la tibieza de la abstención.

El presidente del Ejecutivo español insistió ayer en declaraciones a Telecinco en que, pese a que “quiere” subir las pensiones, “no puede hacerlo” porque no tiene recursos para hacerlo. Poco después, Rajoy anunció la celebración de un pleno monográfico sobre la sostenibilidad de las pensiones, mientras se celebraba una reunión que acabó en bronca del Pacto de Toledo, la comisión del Congreso en la que se está evaluando el sistema y qué pasos dar para mejorar su salud. En el encuentro estaba previsto abordar la recomendación dedicada a la contributividad del sistema, su correlación con la carrera de cotización de los jubilados.

Sin embargo, la oposición planteó retomar el debate, aunque fuera en la próxima sesión, sobre el mantenimiento del poder adquisitivo, lo que implica hablar de la subida de las pensiones. Una cuestión donde las posiciones han estado tan enfrentadas desde el inicio de las reuniones -principalmente por los intentos de PSOE y Podemos por derogar el actual índice de revalorización, la resistencia de PP y el recelo de Ciudadanos-, que los grupos optaron por aplazarlo para avanzar en apartados en los que el acuerdo podía ser más fácil.

Los intentos por retomar el debate, secundados por PNV y Compromís, se encontraron no solo con la oposición, sino también con el visible enfado de los populares, llegando incluso a elevarse el tono en varias intervenciones, incluidas las de la presidenta de la comisión, Celia Villalobos. Gritos que, según personas presentes en los pasillos, se pudieron oír desde fuera de la reunión. Precisamente también se escuchaban los gritos de los pensionistas que una vez más volvieron a manifestarse frente al Congreso para exigir mejoras en su pensión, superiores a la que marca el actual índice de revalorización, que con los actuales niveles de ingresos y gastos se queda en un 0,25%.

En el caso de Euskadi, el PP fue el único grupo del Parlamento que se negó a respaldar una iniciativa que reclama unas pensiones “dignas” y restablecer su vinculación al IPC como fórmula para actualizarlas.

En el texto aprobado en la Cámara de Gasteiz se acordó reclamar una vez más que comiencen las “actuaciones conducentes” a la “inmediata” transferencia a Euskadi del régimen económico de la Seguridad Social “dentro de su carácter unitario y del respeto al principio de solidaridad”.

PNV, Elkarrekin Podemos y PSE transaccionaron una enmienda a una moción de EH Bildu y una proposición no de ley de Elkarrekin Podemos sobre el sistema de pensiones que se debatió conjuntamente y que finalmente apoyó la coalición soberanista. En la iniciativa que salió adelante el Parlamento también se reclamó un sistema de pensiones digno sostenido “por fuentes de financiación ciertas”, así como prohibir por ley la libre disposición del fondo de reserva. Asimismo la Cámara solicitó medidas contra la contratación irregular y completar los eventuales déficit de financiación de las cotizaciones mediante ingresos provenientes de los Presupuestos Generales del Estado.

Al igual que eliminar las exenciones, bonificaciones y reducciones de la cotización de las empresas a la Seguridad Social y financiar directamente desde los presupuestos estatales los gastos de administración de la Seguridad Social, así como derogar la reforma laboral de 2012 que ha supuesto un descenso de las cotizaciones.

EH Bildu optó por apoyar esta enmienda por “responsabilidad” hacia los pensionistas, pero la parlamentaria Leire Pinedo lamentó que no se incluyera un punto de su moción original, el relativo a dar pasos hacia un sistema de pensiones propio. Los portavoces de los grupos que apoyaron la enmienda coincidieron en atacar al Gobierno del PP por su gestión del sistema de pensiones.

Jon Aiartza (PNV) reclamó a los populares fuentes de financiación que garanticen las pensiones dignas y les acusó de ser un ejemplo de “regresividad y de falta de transparencia”, mientras que Pinedo (EH Bildu) tachó de “insultante” la subida del 0,25% de las pensiones.

Desde Elkarrekin Podemos, Jon Hernández acusó al Gobierno central de dejar casi agotado el fondo de reserva y apostó por blindarlo “de las garras del PP”, que se ha pasado el Pacto de Toledo “por el arco de triunfo”.

José Antonio Pastor (PSE) también acusó al PP de tener “un plan” para “desmontar una a una todas las piezas del Estado del Bienestar Social”. A todos ellos les respondió Antón Damborenea (PP), quien les acusó de practicar “demagogia barata”, sobre todo los socialistas, “el único partido que ha congelado las pensiones” cuando gobernaba.

cc.oo. y ugt

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120