jugador del delteco gipuzkoa Basket

Fede Van Lacke: “Siempre hemos tenido claro adónde queríamos ir”

El veterano jugador de Santa Fe (26-VI-1980) es una de las piezas clave para entender el excelente rendimiento del Gipuzkoa Basket esta temporada

Una entrevista de Roberto Calvo - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Fede Van Lacke. Fotografía de Iker Azurmendi

Fede Van Lacke. Fotografía de Iker Azurmendi

Galería Noticia

Fede Van Lacke. Fotografía de Iker Azurmendi

bilbao- El derbi del domingo se presenta con muchas incógnitas después de dos semanas de parón.

-Es verdad. No estamos acostumbrados a parar tanto tiempo, pero hay que amoldarse a las nuevas reglas. Hemos aprovechado este tiempo para trabajar en algunas cuestiones del juego en las que estábamos fallando y para preparar el partido del domingo, en el que buscaremos una victoria que nos puede dar mucho respiro.

Además, el Bilbao Basket tendrá dos jugadores nuevos. ¿Cómo les puede afectar a los dos equipos?

-El Bilbao Basket ha hecho muchos cambios esta temporada y seguro que el partido no va a tener nada que ver con el de la primera vuelta. Ellos tienen mucha necesidad de ganar y nosotros vamos a tener que igualar esa intensidad y esas ganas de vencer. Ese va a ser el atractivo para los jugadores del Delteco GBC y para nuestros aficionados, que espero que vean un gran encuentro en Miribilla.

Lo que más destaca del Gipuzkoa Basket de esta temporada es que juega con mucha personalidad.

-Eso es marca de los equipos de Porfi Fisac. Siempre son luchadores y, sobre todo, conocen sus limitaciones. Tratamos de disimularlas y de potenciar todos aquellos detalles que nos pueden hacer mejorar. Ha sido así desde el primer momento. Vamos por buen camino, pero queda mucho por jugar. Hay muchos equipos que se han reforzado y que van a por todas en esta parte del año.

Las cuatro victorias que tiene el Gipuzkoa Basket sobre el descenso, ¿son suficientes?

-No, en absoluto. Todos nos jugamos algo a estas alturas y en nuestra situación debemos seguir mirando nuestro quehacer diario sin preocuparnos de los demás. Solo tenemos que enfocarnos en buscar nuestro mejor nivel y así los resultados seguirán saliendo.

Mucha gente no esperaba al GBC con ocho victorias a estas alturas.

-Nosotros nunca hemos hecho cuentas. En todo caso, esa etiqueta de candidato al descenso, bien interpretada, nos ha sevido de motivación. Sabíamos que teníamos que trabajar mucho para acoplar un equipo con muchos extranjeros, con varios debutantes en la liga y que era una incógnita. No sabíamos hasta dónde íbamos a llegar, pero sí hacia dónde queríamos ir y eso le ha dado al equipo una claridad de ideas para sacar adelante algunos partidos que nos han hecho llegar adonde estamos.

En el Gipuzkoa Basket hay una mezcla de jugadores de distinto perfil que, a veces, no sale bien.

-Bueno, hemos tenido que hacer un ejercicio de tolerancia, de sacrificio, para tratar de armar el grupo lo más rápido posible y, así, adaptarnos rápido al compañero y al juego de Porfi. A la hora de competir siempre ponemos máxima intensidad, porque somos un equipo que tiene limitaciones y hay que taparlas con ambición y garra.

¿Esperaba que le llamaran para volver a la Liga Endesa con 37 años y tras dos temporadas en Argentina?

-Siempre miré de reojo la Liga Endesa y la esperanza de volver siempre estuvo ahí. Sobre todo, por volver a jugar a las órdenes de Porfi, con el que saqué mi mejor baloncesto en Valladolid. Recibir su llamada y su interés supuso una gran motivación para seguir trabajando al máximo, para tratar de ganarme minutos y, en suma, ayudar y guiar a un equipo que era una gran incógnita. Ver que los resultados están saliendo me hace ver que hice lo correcto al dejar otras cosas importantes que me daba jugar en mi país. Estoy satisfecho de mi rendimiento, ya que estoy aportando mucho al equipo. He podido tomar buenas decisiones para que el GBC pueda sumar victorias y, en los momentos malos, también hemos podido tener paciencia y estar positivos.

El domingo se medirá a su compatriota Lucio Redivo. ¿Cómo está viendo su temporada?

-Lucio tiene mucha calidad, es un anotador natural y muy trabajador. Tenemos amigos en común y todo el mundo habla bien de él. El primer año siempre es de adaptación para un chico joven que pega un salto tan grande y la experiencia le va a reforzar para sumarla al gran bagaje que tiene. Ha mostrado que puede tener impacto, juegue mucho o poco, y cada vez va a poder sacar más a menudo el gran nivel que tiene.

Usted llegó a la LEB hace ya quince años y en aquella época ya se midió al Bilbao Basket. Después coincidió en el Estudiantes con tres de las grandes figuras históricas del club como Banic, Salgado y Vidorreta. ¿Qué recuerdos tiene de ellos?

-Grandísimos. Con Marko solo coincidí media temporada, pero logramos una gran complicidad dentro y fuera de la cancha. Es un gran jugador y una gran persona que ha hecho historia en Bilbao, lo que dice mucho siendo de fuera. Parecía que llevaba toda la vida jugando con él. Con Javi, parecido. Es un jugador con un cerebro privilegiado, siempre está pensando en la manera de resolver los problemas y hacer mejores a los compañeros. Es una persona excelente, como su familia. Con él tengo más contacto y disfruté mucho junto a él. Y con Txus estuve dos años muy ricos. Es historia viva del Bilbao Basket y tras su paso por el Estudiantes encontró el trampolín que le ha llevado adonde está. Se lo merece, porque vive el baloncesto con mucha pasión y ha sacrificado muchas cosas para llegar ahí.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120