El callejón de las botxerías

Bilbao se rinde a la música clásica

Por Javier Gamboa - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El edil Iñigo Pombo junto a la diputada foral de Euskera, Lorea Bilbao;Josune Ariztondo, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto;Nekane Alonso, Ibon Arambarri e Iñigo Alberdi.

El edil Iñigo Pombo junto a la diputada foral de Euskera, Lorea Bilbao;Josune Ariztondo, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto;Nekane Alonso, Ibon Arambarri e Iñigo Alberdi. (Fotos: Óscar González)

Galería Noticia

El edil Iñigo Pombo junto a la diputada foral de Euskera, Lorea Bilbao;Josune Ariztondo, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto;Nekane Alonso, Ibon Arambarri e Iñigo Alberdi.

LA música clásica europea del período de entreguerras invade Bilbao estos días. Siguiendo las partituras de Rachmaninov, Prokofiev, Shostakovich, Stravinsky, Falla, Ravel o Guridi, más de 1.500 músicos conquistarán la villa del Nervión. En son de paz.

La vanguardia tomó ayer el auditorio del Euskalduna. Desde las 8.00 de la tarde, la Bilbao Orkestra Sinfonikoa (BOS), la Coral de Bilbao y Easo Abesbatza acompañaron a la soprano Johanna Russanen y al barítono Kevin Greenlawen la interpretación del Kullervo, de Jan Sibelius. Todo bajo la dirección del maestro Erik Nielsen.

Instantes antes se había producido el acto inaugural en el foyer Botadura del propio palacio de la ópera. Contó con la presencia del presidente nato de la Fundación Bilbao 700, el alcalde Juan Mari Aburto. Junto a él, la presidenta efectiva, Nekane Alonso, y la directora, Josune Ariztondo, además de la diputada foral de Euskera y Cultura, Lorea Bilbao;el concejal de Euskera, Iñigo Pombo;el presidente de la BOS, Ibon Arambarri, y el gerente de la Sociedad Coral de Bilbao, Iñigo Alberdi.

Musika Música dedica este año su temática a la música europea compuesta en una época convulsa en la que los parámetros del sonido se emanciparon del sistema establecido. En su ansia de libertad, buscaron la belleza lejos de las convenciones. Nuevas ideas enriquecieron el lenguaje de la música y tuvieron gran influencia sobre la conciencia artística de la época.

Las esperanzas abiertas tras la conclusión de la Gran Guerra dieron pie a los llamados Felices Años 20. La irrupción del cine, el jazz y las modernas tendencias plásticas impactaron también en los creadores de la música clásica. Poco después, todo quedo ensombrecido por el crac financiero que dio pie a la Gran Depresión y al albur de los fascismos. Son los pentagramas escritos en ese apasionante contexto los que protagonizaran Musika-Música hasta el domingo. Un lujo para cualquier ciudad.

El objetivo del festival es difundir y promover la música clásica, programando para ello una amplia cartelera de conciertos y actividades paralelas con la participación de artistas locales e internacionales de renombre. Un gran menú de música clásica con actuaciones que no exceden de la hora y a precios asequibles entre 4 y 12 euros.

No se perdió la cita inaugural el exalcalde Ibon Areso. Lo mismo que Arantza Rodríguez, que estuvo acompañada por su marido,Joseba Iturriotz. Genma Aguirrezabala, muy elegante, y su esposo, Guillermo Balanzategi, llegaron puntuales. También acudieron Nora Franco, Begoña Barberá, Tere Herrero, Ana Sánchez, Lidia Brancas, Mercedes Ruiz, Tere Berasaluce, Elena Santamaríay Tere Zubimendi.

Pudimos veral crítico musical Joseba Lopezortega. Disfrutaron de la música de Sibelius Pilar Urquiza, Marian San Cristóbal, Carmen Serrano,Nekane Álvarez, Amaya Bilbao y Kepa Larrea. En familia pasaron al auditorio Evencio, Amaya y Marian Martín junto a Iker Zarraga.

Musika Música se ha convertido en una cita cultural de referencia internacional que, además del puro interés melómano, presenta un potente espíritu pedagógico y divulgativo. Mesas redondas, ponencias, conferencias, sesiones didácticas y encuentros con artistas complementan a los grandes conciertos.

Actuarán en Bilbao la Orquesta de Cámara de Kiev, la de San Petersburgo, la de Granada, la de Galicia, la de Nafarroa y la Camerata Royal Concertgebouw Orchestra.

Toda una invasión de músicas, músicos, instrumentos y batutas que revivirán unas composiciones que transportan a una época de absoluta creatividad artística.

Un tiempo en el que la especie humana habría ganado si las orquestas hubieran sustituido a los ejércitos. Exactamente igual que en los días que corren.

etiquetas: musika musica

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120