vecinos en pie de guerra

Los grupos acuerdan que el derecho al descanso prevalezca sobre el ocio

Los partidos del Consistorio participan en un debate organizado por los vecinos de Abando

Ane Araluzea - Jueves, 1 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Todos los partidos políticos del Consistorio estuvieron representados en el salón de actos del Centro de Distrito de Abando.

Todos los partidos políticos del Consistorio estuvieron representados en el salón de actos del Centro de Distrito de Abando. (Fotos: Juan Lazkano)

Galería Noticia

Todos los partidos políticos del Consistorio estuvieron representados en el salón de actos del Centro de Distrito de Abando.

Bilbao- En numerosas ocasiones es más lo que les acerca que lo que les aleja, sobre todo en cuestiones que afectan a los ciudadanos. Los grupos municipales del Ayuntamiento de Bilbao acordaron ayer que, en caso de conflicto, el derecho al descanso debe prevalecer sobre el derecho al ocio. Es un consenso sobre el que trabajar para hallar las posibles soluciones a un problema que trae de cabeza a los vecinos de Abando, que llevan meses en pie de guerra para visibilizar que las prácticas como el botellón o los actos incívicos les condenan a noches blancas en las que no pegan ojo. Este es, de hecho, el motivo principal por el que ayer organizaron una mesa debate con concejales de todos los partidos, en un salón de actos abarrotado en el que se respiró el hartazgo de los residentes en el distrito. Incluso sobre cuestiones como la peatonalización o la regulación de las terrazas.

El encuentro se desarrolló en un formato televisivo en el que una vecina, sentada en primera fila, cronometró los 55 segundos de respuesta que tenía por pregunta cada concejal, de forma que levantaba un letrero que decía Tiempo cuando lo rebasaban. A más de uno se le quedaron los argumentos en el tintero;mientras que otros tuvieron dificultades para hacerse escuchar debido al runrún de los vecinos ante las replicas que no les satisficieron. Y es que el debate, convocado por cuatro asociaciones vecinales de Abando -Afectados Rodríguez Arias Moma, Uribitarte Anaitasuna, Foro Cívico de Bilbao, Calle Príncipe Gran Manzana-, además de Bihotzean del Casco Viejo, causó gran expectación al no tener precedentes.

La dificultad de todo lo planteado por los vecinos reside en hallar el equilibrio. “Hemos aplicado moratorias, realizado campañas de inspecciones, colocado más policías...”, enumeró Ricardo Barkala, concejal de Obras y Servicio, quien acudió en representación al PNV a la cita en la que anunció que el Plan Director del Terrazas que su Área prepara está a punto de ver la luz. Respecto a ello, Aitziber Ibaibarriaga, portavoz de EH Bildu, consideró que “existe una concentración de licencias de hostelería y hay un desmadre con las terrazas. Es una situación difícil de revertir, pero hay que intentarlo”. Por su parte, Carmen Muñoz, portavoz de Udalberri, criticó la “arbitrariedad” con la que se conceden las licencias y señaló que “debe haber un estudio que marque de forma clara, con prorrogas anuales”.

Como residente del distrito, Luis Eguíluz, portavoz del PP, se expresó con vehemencia al considerar que “Abando se ha convertido en la zona de los comportamientos incívicos. Se ve un incumplimiento de las ordenanzas”, en referencia a la de Espacio Público. En ese sentido, aseguró que su partido, lleva “desde la época de Basagoiti censurando el botellón”. En lo que todos estuvieron de acuerdo es en señalar que el fenómeno del botellón es un problema social difícil de abordar y atajar, que no desaparece sino que se traslada. “El consumo del alcohol es una responsabilidad colectiva, es un problema de salud pública”, expuso la representante del PSE, Inés Ibáñez de Maeztu, edil de Sostenibilidad, con quien el público fue especialmente severo al estar al mando de la concejalía responsable del control del ruido. Más tajante fue Barkala: “No estamos de acuerdo con el botellón, tenemos líneas de trabajo como la policial o la educativa”.

La peatonalización Otro cantar fue la peatonalización de las calles, que recabaron diferentes opiniones. “Nos hemos opuesto a la peatonalización de la calle Iparraguirre. Es un derroche de dinero. No se acomete por necesidad vecinal, sino para satisfacer a los turistas del Guggenheim”, afirmó Samir Lahdou, portavoz de Goazen Bilbao, quien recalcó su preferencia por los aparcamientos verticales. “La peatonalización per se no es negativa, mejora la calidad de vida de los ciudadanos”, sentenció Ibáñez de Maeztu. Por su parte, Muñoz apeló a la participación ciudadana para decidir estas cuestiones, mientras que Eguíluz consideró que la participación está garantizada a través de la representación política.

Estas fueron algunas de las líneas de trabajo en las que deberán ahondar en los próximos meses, cuando se conocerán los datos de los sonómetros instalados en Uribitarte, que podría ser declarada la primera Zona Acústicamente Saturada de la ciudad. En cualquier caso, la sensación tras el debate fue de que la cuenta atrás para la campaña de las próximas elecciones está a punto de comenzar, ya que fueron numerosas las alusiones a tiempos pretéritos realizadas por los grupos para recordar iniciativas promovidas con intención de colgarse medallas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120