DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Athletic 1- 1 Valencia

Reconciliación en San Mamés

Otro empate de un Athletic sin mucho juego, pero con una actitud que la grada agradeció con aplausos

ATHLETIC BIHOTZEZ: Sí se anima en San Mamés, si… | ATHLETIC RISAS CLUB: Casi

José L. Artetxe - Jueves, 1 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Otro empate de un Athletic sin mucho juego, pero con una actitud que la grada agradeció con aplausosVER GALERÍA

Otro empate de un Athletic sin mucho juego, pero con una actitud que la grada agradeció con aplausos (Reportaje: Borja Guerrero y Oskar González)

Galería Noticia

Otro empate de un Athletic sin mucho juego, pero con una actitud que la grada agradeció con aplausos

GaleríaGALERÍA: Las mejores imágenes del Athletic-Valencia

  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic desenchufado se va al descanso en desventaja (0-1)
  • ATHLETIC-VALENCIA
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • San Mamés nevado
  • Nieva en Bizkaia.
  • Athletic-Valencia
  • Athletic-Valencia
  • Minuto de silencio por Quini en San Mamés
  • De Marcos celebra su gol ante el Valencia
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

ATHLETIC: Kepa;De Marcos, Unai Núñez, Iñigo Martínez, Saborit;Susaeta (Min. 63, Williams) San José, Beñat, Córdoba;Raúl García (Min. 77, Lekue) y Aduriz.

VALENCIA: Neto;Vezo, Murillo, Gabriel Paulista, Gayà;Ferran (Min. 75, Guedes), Parejo, Kondogbia, Coquelin;Vietto (Min. 70, Rodrigo) y Zaza (Min. 83, Carlos Soler).

Goles: 0-1: Min. 23;Kondogbia. 1-1: Min. 49;De Marcos.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Por el Athletic, mostró tarjeta amarilla a Córdoba (Min. 29), y a Zaza (Min. 20) y Murillo (Min. 68), por el Valencia.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de LaLiga Santander disputado en San Mamés ante 34.382 espectadores, según datos oficiales. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria del legendario exjugador Enrique Castro, Quini, fallecido el martes.

BILBAO- Gran verdad esa que dice que hay formas de ganar y de perder. También de empatar. El Athletic sacó un punto, igual que contra el Eibar o la Unión Deportiva Las Palmas, pero esta vez el resultado no enfadó a San Mamés, que apreció una mejora nítida en el rendimiento. No hubo lugar para pitadas, la gente congregada animó con fuerza en diversas fases, vibró por momentos y acabó agradeciendo al equipo su esfuerzo, la voluntad mostrada, así como que cubriese los últimos minutos percutiendo sobre el área del Valencia, un detalle muy importante que denota entereza, ambición, inconformismo. En definitiva, una actitud que siempre ha caracterizado al equipo y sin embargo tanto se echaba en falta.

El ambiente que a lo largo de varias semanas venía incubándose, áspero o lánguido según la oferta del equipo, experimentó una mutación sustancial. No fue necesario que el Athletic diese un nivel excepcional, que desplegase un fútbol magnífico. En un choque complejo por la acusada personalidad de un rival muy peligroso por la velocidad de sus transiciones, la iniciativa estuvo bastante repartida. A ratos pareció que el Valencia golpearía y a ratos la inquietud se trasladó al área opuesta y en esta pugna por no dejarse dominar, el aspecto más destacado desde la perspectiva local fue que los altibajos que se detectaron en su propuesta no fueron tan pronunciados como en muchas otras tardes. El Athletic no deslumbró, pero tampoco se hundió, algo que ya constituye una buena noticia. Logró mantenerse dentro del partido y el Valencia lo acusó porque le faltó combustible para aspirar a la victoria.

El afán de Marcelino, que refrescó por completo su ataque en el tramo final, fue baldío. No se tradujo en una sola aproximación de entidad, prueba de la capacidad de sufrimiento de un Athletic que, además de defenderse con solvencia, perseveró en pos de un triunfo que tuvo más cerca que el cuadro levantino. Por situaciones de gol, el Athletic pudo haber obtenido los tres puntos. Más allá del penalti errado por Aduriz, un lance previo al descanso, a Neto se le acumuló el trabajo a medida que corría el cronómetro. El meta brasileño, brillante en el mencionado cara a cara con el goleador local, no intervino en exceso, pero la pelota rondó sus dominios en varias jugadas culminadas con su consiguiente remate, la mayoría con De Marcos presente.

El Valencia amagó de salida y pronto se percibió que el Athletic tenía ganas de marcha. Más intenso, aunque impreciso, se cobraba muchas faltas, algún córner y un remate de San José. No pintaba mal la cosa cuando se produjo un error en cadena, San José eligió pasar en corto en una zona que exigía contundencia, sobre la frontal del área, Beñat la perdió, Kondogbia abrió a la banda, donde Ferran escogió un pase atrás en vez de templar al barullo y el medio galo agarró un zurdazo que botó justo antes de colarse pegado al poste derecho de Arrizabalaga, que quizá reaccionó tarde, puede que tapado.

Ir por detrás frente a este Valencia no es lo deseable. Tuvo que suplir su escasa creatividad el Athletic con corazón, brega, desgaste. Sin elaboración, con Raúl García de referencia en el envío largo del portero, un plan conocido y salpicado por las asociaciones de Córdoba y Saborit. En el costado opuesto nula proyección, con Susaeta apagado y Coquelin pendiente de que De Marcos no incordiase. Tampoco el Valencia proponía nada de fuste, ya se sabe que si Parejo no carbura, el resto se diluye. Fue una fase anodina, de quiero y no puedo por parte del Athletic, cuya constancia halló premio en una internada de Susaeta que Murillo zanjó con desmesura a criterio de Gil Manzano, que pitó penalti sin dudarlo. Neto acertó la dirección que Aduriz imprimió al balón y despejó con suficiencia.

MEJORÍA El jarro de agua fría se dejó sentir, apenas ocurrió nada relevante hasta el intermedio. Aunque el empeño no decreció, el problema radicó en que es preciso algo más que voluntad para inquietar, por ejemplo hilar tres pases con un mínimo de intención y faltó temple, criterio. Bazas estas que, aliñadas con una subida de revoluciones, afloraron en el arranque del segundo acto. Consecuencia de ello y muy pronto, De Marcos colocó un zurdazo ciertamente difícil de empalar lejos del alcance de Neto. La grada, que había coreado con fuerza el nombre del equipo previamente, enloqueció. Más si cabe tras un duro chut de Zaza que Arrizabalaga detuvo y tras la inmediata réplica de Susaeta, que disparó a la carrera un pase de De Marcos.

Mejoró el nivel del fútbol, en general. El Valencia quiso más protagonismo, ganó posesión, pero se topó con una estructura firme y únicamente sacó un remate más y lejano, de Vietto. Ziganda hizo el primer cambio del partido, con Williams buscó profundidad y este no se la dio. No entró en el partido, pero los sustos de Neto se fueron sucediendo: Aduriz estrelló un derechazo en el lateral de la red, luego a Raúl García, en mala postura, se le marchó alto un centro de De Marcos y el lateral trazó otro pase venenoso al que no llegó Aduriz, muy gris ayer, y casi sorprende a Neto. Es el cómputo de las acciones que merecen resaltarse, lo demás fue un paulatino crecimiento del Athletic que compensó con garra los síntomas de cansancio que afectaban ya a ambas escuadras. Beñat renació y tuvo peso en el despliegue, mientras que el Valencia optó por recogerse, satisfecho con el punto.

Riesgo nulo para Arrizabalaga en la recta final y relativo para Neto, quien al menos veía enemigos cerca. El Athletic llevó el partido a terreno visitante, San Mamés soñó con la posibilidad de la remontada y a pesar de que el asunto quedó en tablas, el regusto fue agradable. Tampoco es cuestión de pedir angulas para salir de un largo período de ayuno. El menú tuvo condimentos aceptables, con la gracia suficiente para que el público se identificase con su equipo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120