DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
hoy, segundo día de huelga

El paro de la OTA es mayoritario pero no afecta al tráfico urbano

Dirección y comité discrepan sobre el seguimiento y mantienen su disputa por los despedidos

Alberto G. Alonso - Miércoles, 3 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

votos |¡comenta!
Uno de los parquímetros empapelado de consignas y, al fondo, la marcha de huelguistas. Foto: O. Martinez

Uno de los parquímetros empapelado de consignas y, al fondo, la marcha de huelguistas. (O. Martinez)

Galería Noticia

  • Uno de los parquímetros empapelado de consignas y, al fondo, la marcha de huelguistas. Foto: O. Martinez

Bilbao- Los más de 500 parquímetros que sirven para abonar el tique de la OTA en Bilbao amanecieron ayer empapelados de pegatinas donde se anunciaba la huelga que la plantilla del servicio inició ayer.

Fue una convocatoria de paro indefinido mayoritaria, pero que no afectó al tráfico por el casco urbano de la villa. El presidente del comité de empresa, Javier Escobar, calificó ayer la jornada de “éxito” en la concentración que la plantilla mantuvo ante las puertas del edificio municipal donde se encuentra el Área de Movilidad y Sostenibilidad.

Escobar aportó cifras. Aseguró que cerca de un centenar de los 140 trabajadores de la plantilla, “en su totalidad vigilantes”, la han secundado. La versión aportada por la unión temporal de empresas (UTE), Eysa-Cycasa, contratada el año pasado para gestionar el servicio municipal de la OTA, discrepaba.

Según un portavoz, “de los 90 empleados que de media a diario trabajan en la calle, 25 se han presentado al servicio”. De hecho algunos de los coches que vigilan la presencia de vehículos estacionados sí circularon por las calles.

El presidente del comité rebajaba ese número de compañeros a “ocho, como mucho diez” a los que a partir de hoy “vamos a informar y a convencer pacíficamente de que hay que parar”. Además de la concentración, una marcha por varias calles del Ensanche bilbaino visualizó las movilizaciones de un colectivo que está dispuesto a mantener su actitud “hasta que no se readmita a los siete compañeros despedidos”, concretó el sindicalista. Javier Escobar explicó que “hemos decidido salir a la huelga porque nos parece una situación de chantaje de la patronal de cara a solucionar el conflicto ocasionado por más de seis años sin negociaciones del convenio”. Además de adelantar que los despidos ya están siendo analizados por sus servicios jurídicos fue tajante al afirmar que “si la empresa no readmite a los trabajadores esto va a ir para largo, y los únicos responsables serán la empresa y el Ayuntamiento por no querer mediar en este conflicto”.

En el otro lado de la mesa, la empresa no está dispuesta a la readmisión de estos empleados que fueron despedidos el pasado 21 de diciembre por “la dejación de sus funciones y el incumplimiento de sus obligaciones laborales”. Según se ha hecho público entre estas infracciones graves se encontraría ver una etapa del Tour de Francia en un bar, algo que negó rotundamente ayer el presidente del comité de empresa. “He tenido los expedientes de esos trabajadores y en ninguno pone que hayan estado cuatro horas viendo el Tour de Francia. Es totalmente falso”, indicó.

Otro dato aportado fue el tiempo transcurrido. Javier Escobar se preguntó “¿Por qué les despiden ahora cuando eso ocurrió en julio y no ha habido antes ningún expediente sancionador?”. Para los sindicatos, el despido no es más que una maniobra, un chantaje de cara a la negociación de un convenio en la que vienen trabajando ambas partes desde marzo del pasado año.

Desde la concesionaria también dieron ayer a conocer los entresijos de esta negociación en la que “se han producido unas ocho o nueve reuniones, todas ellas convocadas por la empresa”. Varios encuentros en los que, según el consorcio, “el avance en el proceso de negociación ha sido nulo, ya que la parte laboral ha rechazado cada una de las propuestas presentadas y no ha traslado un interés real en avanzar”.

Una de estas proposiciones de la dirección, que fue rechazada por los sindicatos, concretaba “una subida salarial de un 12% en los cuatro años de contrato”, hasta el 2020. Según la empresa, este incremento permitiría “recuperar la pérdida de poder adquisitivo originada en la etapa de Gertek”, la anterior concesionaria que no renovó el convenio con la plantilla desde 2010, lo que ha supuesto una congelación salarial para los trabajadores. Según la UTE, “esta propuesta tan agresiva pone de manifiesto el enorme interés de la empresa por avanzar en la negociación del convenio”.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120