DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
jugador del Athletic cedido en el rayo vallecano

Unai López: “No me habría gustado quedarme en Bilbao y no jugar”

Unai López (Donostia 30-X-1995) es a día de hoy una pieza clave en el Rayo, que está inmerso en la pelea por ascender a Primera División

Una entrevista de Aitor Martínez Fotografías de Gorka Estrada - Viernes, 29 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

votos |¡comenta!
Unai López en Donostia.

Unai López en Donostia. (Foto: Gorka Estrada)

Galería Noticia

  • Unai López en Donostia.

donostia- Apura sus últimas horas de vacaciones junto a su familia en su Donostia natal antes de regresar a Madrid, al conocido barrio de Vallecas. Aquel joven que se ganó la confianza de Ernesto Valverde en el verano de 2014, hasta el punto de que llegó a debutar en Champions, ha madurado. El mismo lo reconoce. Afronta en el Rayo su segunda cesión consecutiva tras su paso por el Leganés y antes emprender el viaje de vuelta, atiende a DEIA en el corazón de la capital de Gipuzkoa.

Alcanzado prácticamente el ecuador de la Liga 1,2,3, ¿qué valoración hace de la primera mitad del curso?

-La verdad es que estoy muy contento. Llegué a Vallecas, a un club de Segunda, después de estar en Primera, pero no me arrepiento para nada de la decisión. Al contrario. Estoy orgulloso de haber tomado esa decisión y contento de estar donde estoy.

¿Fue difícil bajar un peldaño y regresar a Segunda?

-Es cierto que una vez que estás en Primera no es fácil tomar una decisión así. Pero bueno, es verdad que vi mucho interés del Rayo por mí y eso hizo que me decidiera rápidamente a ir allí cedido.

Me consta que tuvo alguna oferta de Primera y que fueron muchos los equipos de Segunda que se interesaron por su situación. ¿Qué puso en la balanza para decidirse por el Rayo?

-Es así, tal y como dices. Había equipos de Primera interesados en mí, pero yo lo que quería era jugar. Tengo 22 años y es lo que necesito. En la balanza puse el interés del Rayo hacia mí y por supuesto, el estilo de juego del equipo, que creo que me viene muy bien.

Ha llegado a un equipo que está obligado a pelear por el ascenso. ¿Sienten presión por ello?

-Es bueno marcarse un objetivo así y además creo que tenemos uno de los mejores equipos de la categoría. La temporada pasada no fue muy buena para el Rayo y esta, aunque ganamos en la primera jornada, no volvimos a repetir victoria hasta la sexta. Parece que nos costó arrancar, pero ahora estamos en el lugar en el que tenemos que estar, metidos de lleno en la pelea por el ascenso. El objetivo es ese, todos lo tenemos en mente y estoy seguro de que pelearemos por ello hasta el final.

¿Con qué vestuario se ha encontrado en el Rayo?

-La verdad es que tanto en el Leganés el año pasado como este en el Rayo he tenido mucha suerte. Son mis dos experiencias fuera del Athletic y en ambos clubes he encontrado un vestuario muy unido. Este verano hemos llegado muchos jugadores nuevos al Rayo, pero hemos hecho un gran grupo y nos llevamos muy bien entre todos.

Vallecas es un barrio muy singular. ¿Cómo es el trato con la gente?

-No tengo ninguna duda de que Vallecas es un barrio especial. Aquí, toda la afición está muy unida al club y los jugadores, aunque vengamos de fuera, como es mi caso, también nos sentimos muy integrados. Tenemos que saber que es el equipo del barrio y hay que defender al Rayo y al barrio, porque allí la mayoría no son del Madrid o del Atlético, sino del Rayo.

Algo muy parecido a lo que se vive en Donostia y Bilbao, ¿no?

-Sí, tiene similitudes. Parece que en Madrid lo normal es que la gente sea del Madrid o del Atlético, pero no pasa eso en Vallecas.

¿Le para mucha gente por la calle?

-Yo vivo en el propio barrio y sí es verdad que a veces hay algún niño que te para, pero para nada me molesta. Se vive tranquilo allí.

También se dice que la afición del Rayo es especial. Pese a que están en Segunda, allí donde juegan, tienen a gente apoyándoles.

-Me ha impresionado mucho Bukaneros. Nos siguen a cualquier campo, en casa nos apoyan muchísimo... Son el jugador número doce.

¿Sienten más presión por ellos?

-Evidentemente el objetivo de todos es ganar, pero es verdad que ellos nos hablan de esfuerzo, nos piden que lo demos todo y el resultado queda en un segundo plano.

¿Qué valoración hace de su temporada en el Leganés?

-Empecé jugando todo, pero luego Asier perdió la confianza en mí. A pesar de cómo acabó, no fue una experiencia negativa. Aprendí cosas, como a sufrir y a pelear por ganarme el puesto, y en ese aspecto fue positivo. Además, logramos el objetivo de dejar al Leganés en Primera.

Usted ya conocía la Primera División, pues jugó en ella con el Athletic en la campaña 2014-15. ¿Hay diferencias entre disputarla con el Athletic o con el Leganés?

-Con el Leganés tienes que salir a morir en cada partido porque cualquier equipo te complica la vida. El Athletic es un equipo grande, estamos acostumbrados a que compita en Europa casi cada año, y los partidos son totalmente distintos. Aun así, en Primera todos los rivales son complicados.

Tras finalizar su cesión en el conjunto ‘pepinero’ se abrió una nueva puerta con usted, pues José Ángel Ziganda cogió las riendas del primer equipo tras la marcha de Ernesto Valverde. ¿Con qué idea regresó a Bilbao en verano?

-Yo volví de Leganés siendo un Unai diferente al que se fue de Segunda. Volví con muchas ganas y la idea de poder quedarme. Pensaba que podía tener ese voto de confianza, pero son situaciones que se dan en el fútbol. En el Athletic hay jugadores muy buenos y me tocó salir.

¿Qué explicaciones le dio Ziganda?

-Qué me va a decir... Que había mucha competencia, jugadores con los que contaba más... Lo asumí perfectamente. Entiendo que él es el entrenador del primer equipo y que es quien tiene que organizarlo a su manera y de la manera más conveniente.

Lo que es innegable es que en los últimos años muchos de los focos de Lezama han estado puestos en usted. ¿Cómo lleva una persona tan joven una situación así?

-Siempre lo he llevado con mucha tranquilidad. Es verdad que di el salto muy rápido al primer equipo. Debuté con Valverde en 2014, las cosas me salieron muy bien al principio y es normal que la gente hable. Tampoco le doy muchas vueltas. Sé que trabajando como lo estoy haciendo llegarán situaciones y opciones diferentes como para volver, bueno, volver no porque nunca me he ido, sino para retornar esa dinámica que tuve al principio. El fútbol me ha hecho vivir situaciones diferentes y sé que han sido para mi mejora.

¿Cree que debutó muy pronto?

-No. Tampoco achaco nada de lo que ha venido después al hecho de haber debutado tan joven. Creo que en aquellos primeros partidos lo hice muy bien. Luego es verdad según avanzó el año me costó competir en Primera. Soy el primero en admitirlo. Son situaciones que se dan, pero le estoy muy agradecido a Ernesto por haberme hecho debutar. Trabajando como lo estoy haciendo llegarán cosas muy bonitas.

Siempre se dice que debutar no es difícil, que lo complicado es mantenerse. A usted, que lo ha vivido en primera persona, ¿qué le parece esa afirmación?

-Pues creo que es así. Lo complicado es mantenerse y a mí es precisamente lo que me ha costado. Pero no es algo que me preocupe. Ahora me debo al Rayo y debo dejarme todo por esa camiseta.

¿Puede sacar algo positivo de la temporada que jugó en Segunda con el Bilbao Athletic?

-He de reconocer que yo bajé al filial en gran medida porque estaba Kuko de entrenador. No fue una experiencia bonita porque descendimos, pero vi otra faceta mía, me di cuenta de muchas cosas que tenía que cambiar como persona y como jugador y creo que personalmente me sirvió para madurar como persona y como deportista.

¿A qué cosas se refiere?

-Son cosas personales que me las guardo para mí. Pero aquel año me ayudó mucho.

Esa temporada jugó en alguna ocasión en banda, también en el Leganés el año pasado. ¿Dónde se siente más cómodo?

-Siempre había jugado como centrocampista o interior. Kuko decidió ponerme ahí y aunque puedo ayudar al equipo desde allí, tengo que reconocer que donde más cómodo me siento es jugando por dentro.

Ha tenido distintos perfiles de entrenadores: Ziganda, Valverde, Garitano... ¿Podría destacar sus virtudes?

-Kuko confió mucho en mí en Segunda B y en Segunda. Creo que es un entrenador que se merece estar donde está ahora por sus propios méritos. De Ernesto qué voy a decir... Está entrenando al Barcelona, va líder en liga, en Champions ha pasado de grupos sin problemas... Cuando subí al primer equipo y le conocí me pareció un pedazo de entrenador. Y Asier, más de lo mismo. Ha subido al Leganés de Segunda B a Primera y lo ha mantenido. Quizá es más táctico que Ernesto y Kuko, pero con sus armas, en un club como el Leganés, ha conseguido hacer méritos más que suficientes como para que pueda hablar muy bien de él.

Asier Garitano siempre ha echado el ojo a Lezama. ¿Fue ese un punto importante para que usted recalara en el Leganés?

-Además de eso, que es algo que él mismo ha reconocido, sentí que tenía mucho interés en que jugara con él. Yo quería jugar y vi que el Leganés podía ser una buena opción para desenvolverme en Primera de nuevo. Al final no se dio como yo quise, es verdad que jugué, porque jugué 24 partidos, pero igual a veces soy demasiado ambicioso y quiero jugar todo.

No creo que sea algo malo...

-No, no. Como te he dicho no fue una experiencia mala, me sirvió para aprender. Intento sacar siempre algo positivo de las cosas.

Por su experiencia, ¿considera que las cesiones ayudan?

-Creo que no vienen mal. A mí este año, por mucho que mi ilusión fuese quedarme en Bilbao, no me habría gustado quedarme y no jugar. A mí me apetecía sentirme partícipe de un equipo y la verdad que en el Rayo lo estoy sintiendo así. Le doy las gracias tanto a Míchel como al Rayo por la confianza que han depositado en mí y por permitirme disfrutar del fútbol.

¿Qué espera en lo que resta de temporada?

-Que el equipo compita, que saquemos resultados y poder subir al Rayo en Primera.

¿Piensa en el verano y en un hipotético regreso al Athletic?

-La verdad es que no. Estoy centrado en el Rayo, en ayudar al equipo en todo lo que pueda y ojalá logremos el ascenso a Primera.

Casualmente, en lo que llevamos de temporada ha habido varias bajas en el centro del campo del Athletic. ¿Piensa que de haberse quedado habría tenido opciones de demostrar su valía?

-No me he planteado nada de eso. Soy consciente de que los que están son jugadores muy buenos. Yo estoy centrado en mi equipo, que ahora mismo es el Rayo, y ya veremos qué pasa conmigo la próxima temporada.

Visto desde otra perspectiva, ¿le parece tan malo el juego del Athletic?

-Es verdad que les ha costado, no lo voy a negar, pero creo que se están empezando a encontrar. Tienen equipo suficiente como para hacer cosas bonitas y seguir en la línea de los últimos años.

El equipo tampoco ha cambiado tanto...

-No, nada o prácticamente nada. En cuanto enganchen otro par de buenos resultados irán hacia arriba.

Usted que ha compartido muchas vivencias con Yeray, ¿cómo recibió la noticia?

-Recuerdo que me lo contó mi ama. Se me caían las lágrimas. Es un amigo al que conozco desde pequeño, de haber jugado con él en la selección de Euskadi desde cadete, y luego en las categorías inferiores del Athletic. Ante una noticia así, inconscientemente te pones en lo peor. Es verdad que luego estuve con él durante la pretemporada, y fue duro, pero por suerte ha salido todo bien y en breve va a estar de vuelta y seguro que a su mejor nivel.

¿Cómo está viviendo el asunto de la renovación de Kepa?

-Creo que soy el menos indicado para hablar de él. Le conozco y sé que es un pedazo de pan. Pero no soy quién para hablar de Kepa.

las claves

“Había equipos de Primera interesados en mí, pero yo lo que quería era jugar;tengo 22 años y es lo que necesito”

“Aunque puede ayudar en banda, tengo que reconocer que donde más cómodo me siento es jugando por dentro”

“Cuando me contó mi ama lo de Yeray, se me caían las lágrimas;inconscientemente te pones en lo peor”

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120