919 en todo el estado

La violencia machista se cobra la vida de 43 mujeres en Euskadi desde 2003

Las estadísticas oficiales cifran en 919 las asesinadas por sus parejas o exparejas en los últimos quince años en el Estado

Beatriz Sotillo - Jueves, 28 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Concentración en Eibar en repulsa por el asesinato en Cáceres de Rakel López y su hijo Markel por parte de su pareja.

Concentración en Eibar en repulsa por el asesinato en Cáceres de Rakel López y su hijo Markel por parte de su pareja. (Foto: Javi Colmenero)

Galería Noticia

Concentración en Eibar en repulsa por el asesinato en Cáceres de Rakel López y su hijo Markel por parte de su pareja.

Bilbao- La espiral de violencia que se ceba con las mujeres y las ataca desde sus ámbitos más cercanos aprieta más unos años que otros, pero se mantiene constante y desde que se elaboran estadísticas oficiales acumula una cifra trágica cercana al millar de víctimas mortales. De esas casi mil mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas entre el año 2003 y la actualidad, 43 son víctimas vascas y tres de ellas han muerto este año. A estas tres víctimas habría que sumar los nombres de Rakel López Airas y Sofía Tato, dos guipuzcoanas asesinadas en Alcobendas (Madrid) y Arroyo de la Luz (Cáceres) también en 2017.

El pacto de Estado contra la violencia de género que refrendaron ayer las instituciones tiene como objetivo frenar este reguero de muertes cuyo origen está en la desigualdad de género y la ideología machista y que no solo tiene reflejo en el número de mujeres asesinadas, sino también en las agredidas, las maltratadas, las privadas de sus derechos, las explotadas y en la violencia física y psicológica dirigida también contra sus hijos. El pacto llega en un momento de especial sensibilidad tras el asesinato en Benicàssim de una joven de 20 años que había denunciado amenazas y lesiones, que temía por su vida y cuyo nivel de riesgo fue tan mal valorado que acabó muerta.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, confirmó ayer como víctima número 47 de violencia de género en 2017 a la mujer asesinada el 25 de diciembre por su marido, que fue detenido al día siguiente, en Sant Adrià de Besós (Barcelona) y dijo que el caso de la joven de Benicàssim (Castellón) se encuentra en investigación.

Más de 50 casosLos datos oficiales del Ministerio de Sanidad e Igualdad indican que a punto de finalizar 2017 el cómputo de mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en el conjunto del Estado español asciende a 47, aunque hay otros cuatro casos en investigación -posibles casos de violencia machista ocurridos en Redondela (Pontevedra), La Llagosta (Barcelona), Mogan (Las Palmas) y el de Benicàssim (Castellón)- que seguramente se sumarán al listado de víctimas mortales de este año. Se llegaría así a 51 fallecidas, siete más que en 2016 y una cifra similar a la de 2012. Desde que se dispone de estadísticas oficiales, el 1 de enero de 2003, hasta la actualidad, el mayor número de víctimas mortales se registró en 2008, con 76 mujeres muertas, aunque 2010 y 2004 fueron ejercicios negros, en los que hubo 73 y 72 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, respectivamente. Desde 2013 el Ministerio también ofrece cifras de los menores de edad que han quedado huérfanos como consecuencia de la violencia machista que en estos cinco años ascienden a 186: 42 huérfanos en 2013, 43 en 2014, 51 en 2015, 26 en 2016 y 24 en 2017.

En el caso de Euskadi, entre 2003 y 2017 el Observatorio de la Violencia de Género del Ministerio de Sanidad, contabiliza 33 mujeres asesinadas en la Comunidad Autónoma Vasca y 10 en Nafarroa. El año más negro fue 2008, con seis víctimas mortales, tres en la CAV y otras tres en Nafarroa. En los años 2003, 2013 y 2016 se registró una asesinada por año.

Los dos asesinatos machistas cometidos este año en la CAV tuvieron lugar en septiembre: el día 3, Ana Belén, una mujer de 44 años, madre de dos hijos y residente en Araba, fue asesinada en Miranda de Ebro por su expareja. Y días más tarde, el 28 de septiembre, Noelia Noemí, de 32 años, fue asesinada en Sestao por su pareja.

Este año también ha habido otro caso que no constará en las estadísticas del Ministerio de Sanidad ni de Emakunde porque tuvo lugar en Ecuador, pero que afecta a Euskadi, ya que el presunto asesino de Paola Moromenacho es su expareja, un bilbaino que fue detenido en el país andino tras viajar hasta allí para cometer el crimen.

Se denuncia más

Las víctimas mortales de la violencia machista son la cara más trágica de un fenómeno social que poco a poco va aflorando a la superficie en forma de denuncias y mayor sensibilización, aunque a pesar de esto y de las medidas de protección que se adoptan en algunos casos se siguen produciendo asesinatos. Según la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Poder Judicial, Ángeles Carmona, “durante los últimos años vemos un aumento de las denuncias y de las mujeres víctimas, que no supone que haya más violencia de género, sino que se está denunciando más;es importante, porque las mujeres se están atreviendo a confiar en las instituciones, lo que permite que la acción de la justicia caiga sobre los maltratadores y que esos hechos no queden impunes”. Carmona destacó también que frente a estas cifras, hay otras que contabilizan el trágico fin de otras muchas mujeres que tras atreverse a romper su silencio no fueron suficientemente protegidas por el sistema y han sido asesinadas por sus agresores. En este sentido, la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, opina que se debería alertar a las mujeres “de que denunciar es un factor de riesgo y por tanto hay que hacerlo de manera adecuada”. “Hay que tamizar algunos de los mensajes que animan a denunciar a las mujeres y explicarles que junto a la denuncia hay que buscar ayuda, la que debe facilitar el Estado, pero también buscarla en el entorno y en las organizaciones de mujeres”.

El año pasado el crecimiento de denuncias por violencia de género a nivel estatal fue del 18%, mientras que en Nafarroa se registró un incremento del 44%, siendo la comunidad autónoma con mayor incremento de denuncias en todo el Estado español. En muchas ocasiones, la ausencia de información, la situación de vulnerabilidad económica y social de las víctimas y la merma de autoestima que sufren, consecuencia de la violencia sufrida, provocan que las mujeres que padecen esta lacra no estén dando el paso de denunciar. Según una encuesta, 7 de cada 10 mujeres destaca el desempleo o la situación de precariedad como razones para no denunciar, ya que al no tener ingresos propios y depender económicamente del agresor temen verse sin recursos e, incluso, perder a sus hijos.

Mujeres MUERTAS POR

violencia MACHISTA

Año CAV Nafarroa Estado

2003 0 1 71

2004 4 1 72

2005 3 2 57

2006 3 0 69

2007 2 1 71

2008 3 3 76

2009 2 0 56

2010 2 0 73

2011 2 1 62

2012 2 0 52

2013 1 0 54

2014 3 0 55

2015 3 0 60

2016 1 0 44

2017 2 1 47*

Total: 33 10 919

caso de Benicàssim


Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120