DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Un caramelo envenenado

Los suplentes habituales le muestran sus credenciales a Kuko Ziganda completando una buena actuación, que incluyó fases de juego muy interesantes, frente al poderoso Liverpool

José Luis Artetxe - Domingo, 6 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Instante en el que Solanke supera a Kepa con un remate de cabeza para subir el tercer tanto del Liverpool al marcador. Reportaje fotográfico: AfpVER GALERÍA

Instante en el que Solanke supera a Kepa con un remate de cabeza para subir el tercer tanto del Liverpool al marcador. Reportaje fotográfico: Afp

Galería Noticia

Instante en el que Solanke supera a Kepa con un remate de cabeza para subir el tercer tanto del Liverpool al marcador. Reportaje fotográfico: Afp

GaleríaGalería: Liverpool 3 - Athletic 1

  • Aketxe trata de escapar entre dos jugadores del Liverpool.
  • Kepa Arrizabalaga trata de detener uno de los goles del Liverpool.
  • Kepa bloca el balón ante Alberto Moreno.
  • Roberto Firmino conduce el balón ante la mirada de Aketxe.
  • Mikel San José persigue a Emre Can.
  • Origi dispara a puerta.
  • Firmino dispara desde el punto de penalti.
  • Roberto Firmino celebra su gol con Divock Origi.
  • Bóveda se prepara para golpear el balón.
  • Lekue comete penalti ante Roberto Firmino.
  • Origi y Unai Núñez persiguen el balón.
  • Kuko da instrucciones a sus jugadores.
  • Alberto Moreno cae ante Iñigo Lekue.
  • Kike Sola lucha con Georginio Wijnaldum.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

La cita de Dublín resultó muy interesante. No pudo ser otra la sensación que extrajo José Ángel Ziganda al comprobar la respuesta de los habituales suplentes de la pretemporada ante un Liverpool en la recta final de su preparación, con la vista puesta ya en el inminente estreno de la Premier. El amistoso se las traía dada la entidad del contrincante, potenciada encima por Jurgen Klopp al emplear una alineación distinta en cada parte. Era un caramelo envenenado para un grupo plagado de meritorios, jugadores sin contraste a estos niveles en la mayoría de los casos, pero nada logró intimidar al Athletic B, que plantó cara mientras le aguantó la gasolina y dejó muestras de que ha aprovechado el verano al menos tanto como los titulares. De hecho, hubo fases en que su desenvoltura llegó a resultar sorprendente, por el buen regusto que produjo el fútbol realizado. Finalmente, se impuso la lógica, la derrota estaba cantada, pero más allá de lo que diga el marcador, la soleada tarde irlandesa se saldó con un balance muy positivo.

Hubiese sido bonito ver en acción al bloque A de los rojiblancos frente a un club que arrastra masas, tal como reflejaron las atestadas gradas del Aviva Stadium, aunque la verdad es que después de asistir a la actuación de los descartados en la reciente eliminatoria con el Dínamo Bucarest, hasta se agradece que fueran ellos quienes tuviesen el privilegio de medirse a los reds. Es posible que el singular aliciente del amistoso les beneficiase, en el sentido de que supieron estar a la altura de las circunstancias. Una cosa es tomar parte en un ensayo y otra competir con argumentos sólidos. Los elegidos por Ziganda no se limitaron a cumplir el expediente, fueron capaces de asumir con naturalidad y entereza la responsabilidad de defender el escudo frente a la pujanza del Liverpool.

Sobre una superficie donde daba gusto ver cómo corría el balón, el Athletic desplegó un esfuerzo encomiable. A ratos lo pasó mal, especialmente en el arranque y en el tramo final, cuando las piernas pesaban, sin embargo el tono general le permitió mantener abiertas sus opciones durante una hora y gozar de fases en que consiguió traspasar el sufrimiento y los problemas a las filas del Liverpool. Ziganda alineó a Arrizabalaga y Williams de inicio, ambos necesitados de minutos. El portero dejó constancia de su calidad, mientras que al ayer ariete le quedó el consuelo de ser el autor del único gol, una alegría que compensaría la ardua tarea encomendada, casi siempre condenada al fracaso. Todavía le falta, es normal, de ahí que fuese relevado consumida la hora.

El Liverpool, con una alineación reconocible pese a alguna ausencia significativa, entró a toda máquina en la pelea, beneficiándose de una marcha superior que por momentos pareció desarbolaría al Athletic. La presión avanzada no impedía una circulación de pelota y unas transiciones fulgurantes que se tradujeron en un par de ocasiones nítidas de Origi y desembocaron en un penalti evitable por parte de Lekue. Firmino puso el primero y en vez de decaer, los rojiblancos reaccionaron tras un nuevo remate franco de Salah. La réplica llegó a través de una contra servida en última instancia por Williams, pero Aketxe se precipitó pisando área en ventaja. Era el preludio del empate, con los mismos actores en el ajo y favorecido Williams por un error de Lovren.

crecidoHasta el intermedio, el mando correspondió al Athletic, que acumuló hasta cinco aproximaciones al área de Mignolet. Una de ellas gestada en una brillante combinación desde terreno propio finalizada por Córdoba con un regate sobre la salida del portero. Ninguno de estos intentos cristalizó, pero la impresión fue magnífica. Soltura, criterio, verticalidad. Después de que Moreno pusiera en aprietos a Arrizabalaga, el Athletic mantuvo la posesión por espacio de cinco minutos, reafirmando así su crecimiento y confianza. Klopp torció el morro camino del vestuario.

El Athletic B se había subido a las barbas del Liverpool, literalmente. Una situación que no entraba en las previsiones del técnico germano, quien todavía en el comienzo de la reanudación halló más razones para exteriorizar inquietud. Córdoba debió culminar la remontada: robó y se desmarcó para recibir de Williams, pero se mostró muy inocente en el cara a cara con Mignolet. A partir de ahí la dinámica fue cambiando, siempre en favor de los ingleses, que sumaron a la frescura de sus integrantes unas prestaciones técnicas de primer orden. Eran los suplentes, bastantes de ellos grandes promesas reclutadas a golpe de talonario, con dos o tres incrustaciones de kilates (Mane, Wijnaldum, Klavan…).

Trató Ziganda de alterar la tendencia con tres cambios de golpe, en vano. El Athletic no volvería a atravesar la línea divisoria, invirtiendo sus reservas en frenar al rival, que se sintió definitivamente cómodo a raíz de que Woodburn, la gran esperanza de la cantera del Liverpool, clavase un zurdazo imposible para Arrizabalaga. Este había regalado previamente una parada antológica para desviar el remate a bocajarro de Mane. Si se exceptúa el cabezazo de Solanke, asimismo inalcanzable, el portero no tuvo que intervenir más, pero hasta el final todo corrió a cargo del Liverpool, la iniciativa y el ritmo.

Encajonado, con múltiples pérdidas en zonas comprometidas y subsanando errores a base de orgullo, se le fue al Athletic el último tercio del choque. Esta fase alteró el semblante de Jurgen Klopp, que regaló sonrisas a diestro y siniestro. Los suyos mandaban en el juego, ganaban y se lucían. El Athletic ya había dado cuanto tenía. Y lo dicho, Kuko Ziganda puede ir sacando conclusiones, ya anotadas quizá en pruebas anteriores, que pueden desembocar en que alguno de los titulares de ayer lo sea en partidos oficiales más pronto que tarde.

LIVERPOOL: Mignolet;Alexander-Arnold, Matip, Lovren, Alberto Moreno;Grujic, Emre Can, Milner;Salah, Origi y Firmino. Tras el descanso, entraron Flanagan, Joe Gómez, Klavan, Robertson;Woodburn, Wijnaldum, Ejaria;Kent, Solanke y Mane.

ATHLETIC: Kepa;Lekue (Min. 69, De Marcos), Núñez, Bóveda, Saborit;San José, Mikel Rico (Min. 69, Beñat);Sabin Merino, Aketxe (Min. 85, Kike Sola), Córdoba (Min. 85, Balenziaga);y Williams (Min. 69, Villalibre).

Goles: 1-0: Min. 20;Firmino, de penalti. 1-1: Min. 29;Williams. 2-1: Min. 59;Woodburn. 3-1: Min. 79;Solanke.

Árbitro: Paul McLaughlin (Irlanda). No mostró ninguna tarjeta.

Incidencias: Partido amistoso disputado en un Aviva Stadium de Dublín prácticamente lleno, con 51.000 espectadores.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120