Puertas a la solidaridad

Por Amaia Arregi - Sábado, 5 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:08h

MIENTRAS escribo este artículo y ustedes lo leen, un centenar de chicas y chicos vascos se encuentra en diversos puntos del planeta ofreciendo a quien lo necesita apoyo, asistencia y mucho, mucho cariño. Mientras disfruto de mis vacaciones descansando, ellos lo hacen ayudando a los demás. Países como Senegal, Bolivia, Mozambique o India abren sus puertas a jóvenes dispuestos a ser parte de la solución a sus problemas. La juventud vasca lleva años traspasando esas puertas y dejando en esos países un poso de solidaridad y humanidad que todas las personas debiéramos poner en valor.

Nuestra juventud ha decido actuar en un campo de batalla repleto de injusticias, pisa terrenos difíciles y desconocidos para la mayoría y lucha por mejorar las condiciones de vida de quienes los habitan.

Dice un proverbio indio, apadrinado después por el escritor Dominique Lapierre en su libro La ciudad de la alegría, que “todo lo que no se da se pierde”. Es una de esas sabias frases que no puede dejar a nadie impasible. Porque todos tenemos algo que dar, algo que ofrecer a quien peor lo está pasando. Dinero, ropa, comida o algo no tan material como pueden ser los valores de la amistad, el cariño, el respeto o la solidaridad.

Tendemos a pensar que nuestra aportación tan solo es un pequeño grano de arena en un extenso desierto, pero ese desierto no sería tal sin esos granos. Nuestra actitud ante lo que nos rodea define nuestra forma de ser y determina nuestro modo de vida. Si damos, recibimos;si no damos, lo perdemos.

Estas chicas y chicos dan su tiempo, su conocimiento, su trabajo y sus ganas de colaborar y a cambio reciben una enorme recompensa. Gratitud en forma de sonrisa, lágrimas para decir “¡gracias!”. Gracias por contribuir a crear un mundo más justo, más tolerante y más feliz. Y yo añadiría un agradecimiento más: gracias por ser los mejores embajadores de nuestra tierra. Gracias por llevar a esos países del sur uno de los valores más arraigados en nuestra sociedad y que bien define nuestra personalidad: el valor de la solidaridad. Me enorgullece y me emociona saber que cada año el programa Juventud Vasca Cooperante recibe más del doble de peticiones que las plazas ofertadas. No es sino una señal más del compromiso que mantiene la juventud vasca con su comunidad, un espíritu de cooperación que posibilita aquí y a miles de kilómetros de distancia la construcción de sociedades mejores y más inclusivas. Su actitud es ejemplar y sirvan estas líneas para felicitarles por su trabajo, dedicación y perseverante esfuerzo ante los retos.

25 años despuésEl programa Juventud Vasca Cooperante lo puso en marcha el Gobierno vasco en 1993 y estaba dirigido a jóvenes de entre 22 y 30 años que deseasen realizar una labor de voluntariado en países del sur durante las vacaciones de verano. Han pasado ya casi 25 años y en todo este tiempo, cerca de 2.100 personas han participado en acciones de cooperación. Es evidente que despierta mucho interés entre sus destinatarios y que es una de esas acciones a preservar. Sería justo, por lo tanto, reconocer el esfuerzo presupuestario de un Ejecutivo que pese a la crisis económica vivida ha mantenido intocable su apuesta por el voluntariado internacional. Y si así se lo reconocemos, debemos hacer lo propio con las ONGD que participan en este proyecto.

El esfuerzo exige voluntad y en este caso ha quedado demostrada. La solidaridad también es una inversión, sus efectos acaban beneficiando al conjunto de la sociedad. Aprendamos a ser solidarios, porque así tendremos un mundo más digno y habitable. Sigamos haciendo que nuestros jóvenes traspasen esas puertas para que la sociedad siga funcionando.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120