DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
athletic 3 - Dínamo 0

Media hora le basta al Athletic para sentenciar

Raúl García, dos, y Aduriz, casi al final del partido, establecen la enorme distancia que separa a los rojiblancos del Dínamo Bucarest, que no tuvo opción alguna

BLOGS: ATHLETIC BIHOTZEZ:Sin quitar méritos

ENCUESTA: ¿Qué impresión te ha dado el Athletic en sus primeros partidos?

José L. Artetxe - Viernes, 4 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Athletic 3 - Dinamo Bucurest 0VER VÍDEOReproducir img

(Youtube)

Galería Noticia

Athletic 3 - Dinamo Bucurest 0ReproducirRaúl García celebra junto a Etxeita uno de los dos goles que marcó ayer al Dínamo Bucarest en San Mamés.

GaleríaLas mejores imágenes del encuentro

  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • Athletic 3 - Dinamo 0
  • ATHLETIC- DINAMO
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

ATHLETIC: Herrerín, De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga, Vesga, Beñat (Min. 80, Williams), Susaeta, Muniain, Raúl García (Min. 69, San José) y Aduriz (Min. 88, Aketxe).

DÍNAMO BUCAREST: Penedo, Romera, Nedelcearu, Katsikas, Filip, Mahlangu, Nascimento (Min. 72, Anton), Hanca (Min. 55, Costache), Salomao, Rivaldinho y Nemec (Min. 66, Albín).

Goles: 1-0: Min. 24;Raúl García. 2-0: Min. 29;Raúl García. 3-0: Min. 85;Aduriz.

Árbitro: Pavle Radovanovic (Montenegro). Amonestó a los visitantes Katsikas (Min. 35), Costache (Min. 62) y Albín (Min. 88).

Incidencias: 41.845 espectadores en San Mamés para presenciar el partido de vuelta de la tercera ronda de eliminatorias de la Europa League.

Bilbao- El Athletic solventó con autoridad el compromiso, se ahorró el más mínimo apuro con un par de goles antes de la media hora que pusieron la eliminatoria del todo imposible para el Dínamo Bucarest. Era el guion soñado para el estreno del curso en San Mamés, donde la entrada registrada confirmó que la afición tiene hambre de fútbol. Anoche se trataba de evitar a toda costa situaciones como la vivida durante la segunda mitad en el Nacional Arena y, a poder ser, impedir que con el paso de los minutos el contrario se hiciese ilusiones, legítimas en origen con el empate a un gol. Sin realizar un gran partido, dejó sentado el conjunto de José Ángel Ziganda que también en pegada es superior al primer enemigo oficial que le ha deparado la temporada. Su capacidad de resolución fue quizá lo más positivo del balance, además del despliegue físico y la disciplina táctica. El emparejamiento nació con un pronóstico muy claro y el desarrollo del segundo encuentro corroboró que estaba plenamente justificado.

El acierto ante la portería siempre constituye un plus, la baza que suele distinguir al mejor contendiente y acostumbra a ser el factor decisivo, además de que se agradece una barbaridad a estas alturas del calendario, cuando todavía a los jugadores les cuesta soltarse, es demasiado pronto para darle lustre al fútbol. El gol premia la laboriosidad y confirma la ambición, dos rasgos que nunca faltan en la propuesta rojiblanca, al igual que la intensidad o la constancia. A la espera de que la calidad del fútbol vaya paulatinamente subiendo, la pegada se recibe como una bendición. Una vez hubo amasado el Athletic la ventaja, el colchón de seguridad, la cita discurrió bastante plana, algo que tampoco debe extrañar o molestar en estas fechas. Tiempo de asistir a demostraciones más sugerentes hay de sobra. Lo prioritario era estar en el siguiente bombo y en segundo lugar convenía lograrlo de la manera más holgada posible, sin un desgaste exagerado.

Tres goles de diferencia despejan todo atisbo de duda, no obstante tardó un rato el Athletic en imprimir el ritmo que incomodase a su rival, que en absoluto repitió la puesta en escena de la ida. Sin prisas aparentes, pese a que el resultado registrado en su estadio le penalizaba, cediendo muchos metros y por supuesto la iniciativa, el Dínamo se estiró a la mínima, lo intentó al menos, y se presentó un par de veces en los dominios de Herrerín. En cierto modo equilibró el balance ofensivo local en el cuarto de hora inicial. Fase en la que un cabezazo de Aduriz a centro de Susaeta no subió al marcador al apreciar el linier fuera de juego del ariete. Muy raspado en cualquier caso. No salió tímido el cuadro dirigido por Cosmin Contra, acaso porque recordaba que una semana antes le fue mejor cuando se atrevió a tutear a los de Ziganda, pero la cosa cambió bastante a raíz de que volviese a hacer acto de presencia la suerte del balón parado.

Y el término suerte no es aquí sinónimo de azar o fortuna. Que el equipo haya marcado sus primeros tantos en partido oficial a la salida de sendos córners solo puede responder a la existencia de un trabajo previo. Y por lo que se va viendo el repertorio es de lo más variado. En esta oportunidad el balón de Beñat no estuvo dirigido al palo corto, atravesó el área, volando sobre las cabezas de los quince hombres que allí aguardaban, y a su espalda apareció De Marcos, completamente libre de marca. Su violenta volea fue desviada a la red por Raúl García en el área chica. El inesperado revés lo acusó el Dínamo y solo cinco minutos más tarde volvía a asomar Raúl García para dejar la ronda prácticamente sentenciada.

FINIQUITADODe nuevo hubo un remate de volea, a cargo del propio autor del tanto, que no se lo pensó cuando Beñat templó muy pasado. Laporte colaboró ligeramente con una pantalla sobre el último defensor rumano y el zurdazo del navarro entró raso pegado al palo opuesto. Antes de la media hora el tema estaba liquidado, en adelante al Athletic le bastaba con mantener la seriedad y no cejar en el esfuerzo para que la impotencia del oponente fuese aflorando sin remisión.

Es cierto que se registró un repliegue táctico de los rojiblancos, instintivo si se quiere, pero con semejante ventaja no era cuestión de asumir riesgos. Habían desaparecido las razones para lanzarse al ataque, qué sentido tenía abrirse en exceso si ello podía favorecer una contra. De modo que el Athletic se dedicó a conducir el choque con relativa tranquilidad hacia el descanso, con menos posesión, pero sin sufrir.

Pocas novedades en la reanudación. El afán del Dínamo por adecentar su actuación se reveló estéril, mientras que enfrente se centraron en cumplir, salpicando el control con alguna llegada. Quizá se concedió más de lo preciso, pues no faltaron varios balones colgados sobre los dominios de Herrerín, aunque era tan patente que los recursos ofensivos del Dinamo no dan para grandes historias, menos aún frente a un rival que le espera, que resulta hasta natural que lograse tener algo de presencia arriba. Anotó el primer remate dirigido entre los tres palos a un cuarto de hora de la conclusión. Sencillo para el portero.

Antes de que ingresase Iñaki Williams en el terreno de juego, Susaeta disparó al lateral de la red;Muniain se coló hasta la cocina en un saque de banda y Penedo desvió su lanzamiento a la madera;y Aduriz, que lo buscó con ahínco, se quedó a medio metro del gol en un cabezazo espectacular a servicio de Balenziaga. Mucho balón en la zona ancha, cantidad de acciones en ataque del Dínamo mal ejecutadas en los metros decisivos y para poner el broche, por fin, el golito de Aduriz. Contra llevada por Susaeta y tiro cruzado del ariete, sin opción para el meta. Un minuto más tarde, Ziganda retiraba a Aduriz para que recibiese el cariño de la grada. Luego una carrera fulgurante de Iñaki Williams y fin.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120