primera bandera en la Liga Gipuzkoana

La primera bandera de una etapa diferente

Deusto consiguió el pasado sábado estrenar su palmarés en la liga gipuzkoana y aiala uribelarrea ondeó el trapo

Un reportaje de Jokin Victoria de Lecea - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Aiala Uribelarrea, en las instalaciones del club de remo de Deusto antes de un entrenamiento.

Aiala Uribelarrea, en las instalaciones del club de remo de Deusto antes de un entrenamiento. (Óskar González)

Galería Noticia

Aiala Uribelarrea, en las instalaciones del club de remo de Deusto antes de un entrenamiento.

DEUSTO dio otro paso más este último fin de semana. Otro objetivo cumplido en estos dos años de trainera. Llegó la primera bandera en la Liga Gipuzkoana y la confirmación de que esta cuadrilla no para de crecer. Ya ganaron el primer Campeonato de Bizkaia celebrado y el sábado pudieron firmar su primera victoria liguera. Aiala Uribelarrea (Santurtzi, 1992) fue la encargada de ondear la bandera en Lekeitio. No fue su primera vez. En su etapa en Hibaika, la patrona santurtziarra degustó las mieles del éxito en más de una ocasión y batalló en grandes escenarios para firmar importantes victorias. Sin embargo, la sensación de lo logrado ayer no se quedó pequeña, todo lo contrario. Fue un triunfo especial, formando parte de un grupo que empezó de cero hace muy poco tiempo y, gracias a su trabajo diario, no para de crecer. Todavía queda mucho por hacer, pero Deusto dio otro paso más y las ambiciosas aspiraciones cada día están más cerca.

Era su momento. La ausencia de las cuatro traineras de la Liga Euskotren dio posibilidades a las traineras de la segunda fila y Deusto tuvo claro que no podía desperdiciar esta oportunidad. “Les di la chapa antes de remar, nos lo teníamos que creer porque sin las de la Liga Euskotren teníamos posibilidades. Había que currárselo, quisimos romper desde el principio y salió bien. Todas estábamos contentas”, declara Uribelarrea. Aunque no fue tarea sencilla. La Tomatera realizó una buena regata, pero tuvo que sufrir para hacerse con la bandera. “Cuando llegamos a la primera ciaboga, a escasos segundos, todas queríamos que se terminara la regata lo antes posible, que no nos pasaran en el segundo largo. A pesar de ganar la bandera en el Campeonato de Bizkaia, esto significó mucho más”, añade.

La victoria conseguida en Lekeitio supuso otro paso más en la trayectoria de Deusto. Sin mirar atrás, creciendo poco a poco con el objetivo de estar algún día entre las mejores. “La meta es afianzar el bloque y en dos o tres años, por qué no, tener una cuadrilla que esté peleando por las banderas”, comenta la patrona, aunque sabe que hay que hacer mucho trabajo para llegar ahí: “El club está trabajando bien. Remeras que solo llevan un año reman bien y eso es difícil. Pero la veteranía también es un grado. La mayoría llevan un año o dos remando y un remero no solo se forma entrenando, también necesita regatas”.

La llegada de Uribelarrea supone un impulso para Deusto. Una patrona con experiencia, que conoce a la perfección lo que es bogar en una gran cantidad de escenarios y puede ejercer de referencia para las remeras más neófitas. “Intento trasmitir todo lo que sé, que no es suficiente porque cuanto más tiempo llevas en el remo, te das cuenta de que sabes menos”, explica. Pequeños consejos del día a día dedicados a arañar segundos al cronómetro. Además, a la santurtziarra no se le caen los anillos por venir de un equipo ganador. “No me arrepiento para nada de estar aquí. Está claro que cuando vi a las que eran mis compañeras ganar el Campeonato de Euskadi, me dio envidia. Pero conseguir esta bandera con este equipo nuevo, algo que es muy difícil porque todas son nuevas, hace que todo merezca la pena. Puede que no esté ganando todo, pero estoy aquí luchando y ver que lo que puedo aportar sirve para algo, compensa claramente”.

Uribelarrea tiene claro que no descarta repetir el año que viene en Deusto. Está cómoda en el equipo y atrás quedaron los veranos alejada de casa. “Esto es mucho más agradecido. Mi experiencia en Gipuzkoa no lo cambiaría por nada. Tuve la suerte de coincidir con un equipo que me valoró mucho y me hizo sentirme muy cómoda. Pero al final, estar en casa da un puntito más”, reconoce. Otra manera diferente de vivir el remo, aunque con la misma pasión de siempre.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Remo

ir a Remo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120