campos de trabajo

Un verano al pie de las trincheras

Un grupo de jóvenes voluntarios recupera en Lemoa vestigios defensivos y restos de la Guerra Civil

Un reportaje de Iker Ugarte - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Los jóvenes voluntarios trabajan bajo la supervisión del personal de Aranzadi. Fotos: M. D.

Los jóvenes voluntarios trabajan bajo la supervisión del personal de Aranzadi. (Fotos: M. D.)

Galería Noticia

Los jóvenes voluntarios trabajan bajo la supervisión del personal de Aranzadi. Fotos: M. D.

Por quinto año consecutivo, un grupo internacional de jóvenes, y dentro de los campos de trabajo de la época estival, se encuentra realizando tareas para la recuperación de las trincheras de Lemoa. Lo hacen, además, bajo la dirección de dos arqueólogos y un historiador de la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

En este campo de trabajo organizado por el Ayuntamiento de Lemoa y el Departamento de Juventud del Gobierno vasco trabajan en grupo alrededor de cuarenta jóvenes repartidos en dos tandas. Tratan de recuperar los vestigios de la época de la Guerra Civil, dado que Lemoa fue el escenario de una de las mayores contiendas que tuvieron lugar en territorio vasco.

Tal y como comentaba ayer el historiador Mikel Diego, los objetivos principales son, por un lado “recuperar los restos y las trincheras” y, por otro, “no olvidar lo que ocurrió, es decir, trabajar por recuperar la memoria histórica”. En este caso, los trabajos continúan la senda marcada desde hace cinco años, cuando se empezó a recuperar este entorno de la Peña Lemona. Como en los cuatro años anteriores, los jóvenes -divididos en dos turnos- se encuentran a pie de campo en la zona de las trincheras. Son chicos y chicas llegados hasta este municipio de Arratia en el marco del programa Auzolandegiak 2017. Como suele ser habitual, el primer grupo de trabajo estuvo en la zona durante la segunda quincena de julio y el segundo permanecerá ayudando en las trincheras hasta mediados de mes.

Siguiendo las directrices del personal de Aranzadi, continúan recuperando las trincheras que cavaron los combatientes vascos y los pasos de comunicación entre estas, además de diversos restos que en estos años han aparecido en la zona. Ayer se acercaron hasta el terreno para ofrecer una rueda de prensa Ander Añibarro, director de Juventud del Gobierno vasco;Saioa Elejabarrieta, alcaldesa de Lemoa;Julián Blanco y Alba Núñez, arqueólogos de Aranzadi, y el historiador Mikel Diego. Tal y como explicaron, “también está apareciendo algún nido de ametralladoras y otros restos” de esta fortificación de los milicianos vascos. El grupo trabaja en un terreno ubicado muy cerca de “donde el pasado 4 de junio se recuperaron los restos de un miliciano”, por lo que tampoco está descartado que puedan aparecer más restos óseos.

Peña LemonaEn cuanto al trabajo de los jóvenes, lo primero que suelen hacer es “despejar la zona, para posteriormente proceder con los trabajos de arqueología”. Es aquí donde, en todo momento, cuentan con los arqueólogos de Aranzadi, encargados de dirigir a los trabajadores en el campo de trabajo de verano. Entre algunos de sus objetivos, también están que “se diviertan ayudando a recuperar este pasado y aprendan la historia que se vivió aquí, donde están trabajando”. Asimismo, en un futuro se intentará que tras la recuperación se cree un recorrido que pueda ser visitado.

El terreno en el que trabajan para recuperar los restos de aquella defensa fue uno de los enclaves más importantes para las tropas vascas, a las que también acompañaban algunas Brigadas Asturianas.

En Peña Lemona se vivió una de las batallas más importantes de la Guerra Civil en Euskal Herria. Lemoa era una de las zonas importantes en la defensa del Cinturón de Hierro. Destacaba por su cercanía con Bilbao y además era un cruce de caminos entre Zornotza y Gasteiz, a través del valle de Arratia. Asimismo, desde la cumbre, las tropas podían divisar una gran parte del territorio histórico, lo cual era de vital importancia en esta contienda.

Entre el 28 de mayo y el 15 de junio de 1937 tuvo lugar una batalla en la que, finalmente, aun desde las trincheras, no se pudo contener el ataque de los franquistas, que ya habían batallado en distintos puntos de este valle vizcaino. Desde el Gobierno vasco, con la colaboración de Aranzadi, se está trabajando duro para que aquellos que lucharon por la libertad de su pueblo no caigan en el olvido. Prueba de ello, entre otras muchas, es la recuperación de estas trincheras de Peña Lemona.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Arratia-Nerbioi

ir a Arratia-Nerbioi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120