durante la jornada de ayer

25 kilómetros de colas taponan la muga de Bizkaia con Cantabria

Los conductores buscaron otras rutas a un atasco que duró hasta las 15.00 horas

Alberto G. Alonso - Miércoles, 2 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Las colas en ambos sentidos sumaron 25 kilómetros en la A-8.

Las colas en ambos sentidos sumaron 25 kilómetros en la A-8.

Galería Noticia

Las colas en ambos sentidos sumaron 25 kilómetros en la A-8.Las brigadas de carreteras de Cantabria colocaron protecciones de hormigón provisionales en el punto donde ocurrió el accidente. Fotos: Borja Guerrero

Bilbao- La comunicación por carretera ayer entre Bizkaia y Cantabria fue una auténtica tortura para los miles de conductores que se vieron atrapados, tanto en un sentido como en otro, en la autovía A-8 y las carreteras alternativas.

Las consecuencias del trágico accidente ocurrido el lunes al mediodía, en el que un camionero falleció al precipitarse al vacío tras incendiarse su vehículo siniestrado en el viaducto de Ontón, se prolongaron hasta las 15.00 horas de ayer.

La autopista fue escenario de 25 kilómetros de caravanas y retenciones sumadas a las colas que soportaron los automovilistas que desde Bizkaia se dirigieron ayer por la mañana hacia Cantabria y los que desde la comunidad vecina querían llegar a territorio vasco. En el primer caso, las caravanas llegaron a su punto culminante al mediodía, cuando alcanzaron los diez kilómetros de lenta circulación, llegando hasta el cruce de la autovía con la salida hacia Gallarta y La Arena. En el segundo caso, los automovilistas apagaron y encendieron motores durante varias horas y las retenciones se prolongaron hasta la zona de Islares, ya a las 9.30 horas de ayer. Otros quince kilómetros de retenciones.

En definitiva, desde que se ocasionó el trágico suceso en el que el camión quedo colgado sobre uno de los laterales del viaducto, los problemas de tráfico fueron protagonistas en la autopista A-8 durante 25 horas de forma ininterrumpida.

La causa de las retenciones fue el corte total del tráfico en sentido Cantabria, llevado a cabo a última hora de la tarde del lunes para retirar el camión incendiado y restituir lo antes posible los elementos viarios arrasados por el fuego. La Guardia Civil de Cantabria puso en marcha un baipás, un carril para el tráfico en dirección Bilbao pero en la calzada que acoge la circulación que va hacia Santander.

Este dispositivo, llamado también transfer en el argot del tráfico, fue habilitado entre los kilómetros 142, en la subida del alto de Saltacaballos, al 139, y también hacia la muga con Bizkaia por la A-8. Tres kilómetros en los que la circulación en las dos direcciones era mucho más lenta, obligada por la situación de riesgo al circular enfrentados los vehículos con la única división realizada con unos conos.

La N-634, también afectada Unos atascos que también se reprodujeron durante toda la mañana de ayer en la vieja carretera general, la N-634, que corre paralela a la autopista, igual que ocurrió el lunes por la tarde tras el siniestro.

Un panorama de atascos que los medios de comunicación se encargaron de publicitar desde primera hora de la mañana de ayer y que obligó a los conductores que necesitaban obligatoriamente llegar a Bizkaia a buscarse la vida por rutas alternativas. Los dos itinerarios por los que optaron muchos automovilistas que evitaron los atascos en Cantabria discurrieron por carreteras de la zona de Enkarterri, en el interior de Bizkaia.

La DYA de Castro Urdiales, en su cuenta de Twitter, recomendaba a los vecinos de la localidad costera que trabajan en Bilbao y localidades de alrededores que optaran por la carretera comarcal cántabra CA-250. Esta vía conecta la localidad costera con el puerto de Las Muñecas y entra en Bizkaia, para dirigirse hasta la localidad encartada de Sopuerta. Desde este punto se pudo tomar la carretera que llega hasta el casco urbano de Muskiz para volver a la autopista en dirección a la capital vizcaina.

Otra de las rutas alternativas que optaron por tomar los conductores que venían de Laredo, Noja y Santander fue la de del paso por Guriezo, saliéndose de la autopista a la altura de Oriñón. En este recorrido accedían a la carretera CA-151 en dirección a Balmaseda, desde donde tomaban directamente el corredor del Kadagua para conectar con Bilbao.

Fuentes del departamento de Seguridad del Gobierno vasco indicaron que aunque se notó más tráfico en los viales de la comarca más occidental de Bizkaia no hubo que registrar retención alguna.

Según indicaron fuentes de la Guardia Civil de Cantabria, el corte en el kilómetro 141 de la autovía se prolongó más de lo previsto debido a las dificultades que encontraron los operarios para retirar el camión siniestrado.

Pese a que la cabina tractora cayó desde el viaducto después de que se incendiara, la parte trasera quedó sobre el puente, fundiéndose literalmente algunas partes del remolque con el asfalto y las protecciones. Hasta que una grúa no retiró los restos del tráiler, los técnicos no pudieron actuar en la reparación de la vía, trabajo que también tomó su tiempo hasta que a la 15.00 horas, aproximadamente, la zona quedó limpia y los agentes dieron paso seguro al tráfico.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120