Mesa de Redacción

Tiempos modernos

Asier Diez Mon - Lunes, 31 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

ME jugaría el bono descuento de la pizzería a que ya he titulado alguna mesa de redacción Tiempos modernos, pero no con el enfoque que aquí les endilgo, creo. Dicho en el patio de la ikastola por una amatxu norteamericana tras conocer la apertura de un nuevo centro de alta cocina rápida en la capital bilbaina del mundo y la historia de un par de establecimientos del pelo que tuvieron que cerrar años ha. “No entiendo cómo puede quebrar un McDonalds”. Yo, en cambio, no entiendo cómo alguien puede preferir comer carne de plástico antes que la de verdad. Y sospecho que lo mismo le ocurre a un amplio espectro de los que fueron adolescentes en los ochenta. A partir de ahí, no pongo la mano en el fuego por nadie. La primera vez que comí una hamburguesa en un chamizo franquiciado ya estaba más cerca de los 30 que de los 20 y acudí con compañeros de trabajo algo más jóvenes. Hice la comanda el primero y, cuando la chica terminó de apuntar y me dijo lo que tenía que pagar, yo le aclaré que estaba pidiendo la comida, no la cuenta. Fue un bochornoso debut en el universo fast food que todavía hoy sigo arrastrando. Ahora, por contra, los caminos de la adolescencia conducen a la espiral de la comida procesada como si fueran una nueva Roma. Y me pregunto si eso es lo que queremos para nuestros hijos: Un futuro de comida rápida, repartida por trabajadores pringados por la grasa de la precariedad laboral.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120