con al vista en el US Open

Garbiñe renueva su ambición para la gira de pista rápida


Roberto Calvo - Lunes, 31 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Garbiñe Muguruza durante la final del Campeonato de Wimbledon

Garbiñe Muguruza durante la final de Wimbledon (AFP/EFE)

Galería Noticia

Garbiñe Muguruza durante la final del Campeonato de Wimbledon

Bilbao- Garbiñe Muguruza no ha querido dormirse en los laureles y ya está metida en la segunda gira de pista dura de la temporada, la que debe conducir al US Open, el último Grand Slam del año. La vasco-venezolana llega con los deberes hechos por su victoria en Wimbledon hace apenas quince días y con todo el terreno que perdió tras Roland Garros recuperado: cuarta en el ranking de la WTA y tercera en la clasificación anual. Aunque da la impresión de que ese éxito no ha reducido su apetito y ha elevado su ambición. Apenas paró una semana tras Londres, en la que tuvo que atender unos cuantos compromisos, y pronto se puso a entrenar de nuevo a las órdenes de Sam Sumyk. “No había mucho tiempo para celebrar porque tengo ganas de hacerlo bien”, aseguró antes de arrancar esta semana el torneo de Stanford, el primero de la serie que seguirá en Toronto y Cincinnati antes de llegar a Flushing Meadows.

Esta parte del año no se le ha dado bien a Muguruza y debe demostrar que su juego también puede brillar sobre el abrasivo cemento norteamericano. Ella afirma que llega “con mentalidad positiva y dispuesta a seguir peleando, como he hecho todo el año”. Probablemente, ahora vuelva a esperarse mucho de la de Caracas, que nunca ha superado la segunda ronda en el US Open, pero que puede acercarse en esta gira al número 1 del mundo. Desde luego, con dos Grand Slams ya en su poder, Garbiñe Muguruza no tiene nada que demostrar, debe quitarse la presión que la ha atenazado en muchas ocasiones y desplegar su repertorio. Porque su asignatura pendiente sigue siendo encontrar una regularidad en su rendimiento sin que eso suponga renunciar a brillar en los grandes escenarios.

En el pequeño, pero prestigioso torneo californiano, el más antiguo del mundo solo en formato femenino y que ha querido mantener en su calendario para encontrar pronto las sensaciones, la vasco-venezolana sale como primera cabeza de serie y debutará ante la ganadora del duelo entre la japonesa Misaki Doi y la estadounidense Kayla Day, que ya le dio problemas a comienzos de año en Indian Wells. Petra Kvitova, Madison Keys, Anna Konjuh o Coco Vandeweghe son otras de las aspirantes a suceder en el palmarés a Johanna Konta, que no estará en las canchas universitarias para defender su título.

En Stanford estará también Lara Arruabarrena, que se estrenará ante la ucraniana Lesia Tsurenko, numero 31 del mundo y un hueso duro de roer. La tolosarra, que tuvo el mejor ranking de su carrera a principios de julio con el puesto 52, tiene la oportunidad de acercarse de nuevo a las 50 mejores del mundo ya que su tenis puede brillar en esta superficie, como demostró en marzo al llegar a la cuarta ronda en Miami.

Además, la atención estará puesta hoy en Maria Sharapova, que gracias a una invitación de la organización del torneo californiano reaparece tras los problemas físicos que la impidieron jugar en Wimbledon. La rusa no juega en una pista estadounidense desde marzo de 2015 y abrirá en Stanford ante la local Jennifer Brady.

DJOKOVIC PARAEl circuito masculino aún se reparte entre el cemento estadounidense y la tierra europea. Las figuras volverán en el Masters 1000 de Montreal la semana que viene y entre ellas no estará Novak Djokovic, que anunció días atrás su intención de parar con el fin de recuperar su lesión en el codo, que le ha mermado durante todo este curso, y también recomponer su ambición y su deseo de competir, quizás resentido por la falta de resultados y la acumulación de derrotas inesperadas.

El serbio no jugará más en lo que queda de año y eso provocará un movimiento enorme en la lista de la ATP ya que le hará caer como mínimo fuera de los diez mejores del mundo, una situación que no conocía desde hace diez años. Además, Djokovic cerrará el año sin poder ganar ninguno de los torneos de Grand Slam por primera vez desde 2010. Ahora la duda es saber si el exnúmero 1 del mundo regresará como lo han hecho Federer y Nadal, que vuelven a aspirar a llegar a la cima de tenis, o si tardará en reencontrar su mejor versión.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120