DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Acumula 310 minutos de sequía sin marcar

Solo falta Aduriz

El goleador es casi el único de los jugadores que ocupan las posiciones más ofensivas que no ha marcado en julio. Acumula 310 minutos de sequía y erró un penalti ante el Fenerbahce

José L. Artetxe - Lunes, 31 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Aduriz se queja ante el árbitro durante el amistoso ante el Sion en el ‘stage’ en Suiza.

Aduriz se queja ante el árbitro durante el amistoso ante el Sion en el ‘stage’ en Suiza. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

Aduriz se queja ante el árbitro durante el amistoso ante el Sion en el ‘stage’ en Suiza.

Bilbao- De los múltiples datos que la plantilla del Athletic ha producido durante el intenso mes de julio, sobresale que el goleador por antonomasia no se ha estrenado. Aritz Aduriz es casi el único de los hombres que ha ocupado posiciones ofensivas en las alineaciones de José Ángel Ziganda que no ha visto portería. Ha participado tanto o más cualquiera de los delanteros que se han ido alternando en los seis amistosos que ha disputado el equipo y no se perdió el único compromiso oficial, el celebrado en el Nacional Arena de Bucarest, donde además se mantuvo sobre el césped los noventa minutos.

La sequía de Aduriz no debería ser motivo de preocupación, aunque causa cierta sorpresa que todos los intentos que ha protagonizado hayan sido vanos, incluido el lanzamiento de un penalti. Contra el Fenerbahce quiso apurar tanto al poste izquierdo de Carlos Kameni, acaso porque se percató en la carrerilla de que este había adivinado su intención, que el balón se le fue medio metro fuera del marco. Su contrariedad se plasmó en el siguiente amistoso, frente al Brujas, cuando pudiendo resarcirse prefirió no chutar desde los once metros y cedió la responsabilidad a Raúl García, que no erró.

Que ninguno de los once goles obtenidos por el Athletic hasta la fecha haya llevado la firma de Aduriz posee una importancia relativa, como mucho merecería un espacio en el apartado de las anécdotas del período de preparación. Puede provocar perplejidad, resultar curioso, pero nadie concedería excesiva trascendencia a una mala racha que terminará más temprano que tarde, o sea en el momento preciso. Ahora que los resultados tienen consecuencias reales es cuando interesa especialmente que el delantero titular empiece a marcar. Por ejemplo, este mismo jueves en San Mamés.

Aduriz goza de crédito ilimitado y el instinto no es un don que se pierda así como así. Cabe que todavía no esté fino, es probable que acuse la carga de trabajo de las sesiones de entrenamiento y el trajín de viajes. Sería hasta natural que lleve retraso en la puesta a punto en razón a su edad. Y puestos a buscar causas de su déficit de puntería, por qué no aludir a la mala suerte como un ingrediente más de la pócima que le está impidiendo levantar los brazos. Ocasiones se le han presentado como para golear y ha colaborado en el acierto de otros compañeros con acciones de mérito. No obstante, tampoco es cuestión de negar que el rendimiento global de Aduriz ha sido más bien gris y desde luego no le permite figurar entre los destacados del verano en curso.

AL QUITEY claro, si Aduriz no carbura, el equipo se resiente. Es una historia vieja. Su peso específico en el fútbol del Athletic es tal que cualquier ausencia o bajada de forma enseguida se interpreta como el mayor impedimento para acceder al éxito. Cero goles en los 310 minutos resultantes de contabilizar sus cinco apariciones en la alineación, explican de algún modo que el Athletic únicamente haya conseguido once en siete actuaciones. La entidad de los rivales es un aspecto que ha de computarse en el análisis, sin duda, así como que se trata de un tiempo de pruebas y los jugadores acusan más los esfuerzos, no van sobrados de frescura e inspiración.

A punto de entrar en agosto, tampoco merece la pena extraer conclusiones de cuanto se ha visto y además habría varias interesantes, de signo positivo, que valen para compensar el ayuno de Aduriz. La primera que, para variar, Raúl García, está al quite: si Aduriz no resuelve, ya se encarga él de hacerlo. Desde su incorporación a la plantilla se ha distinguido por una aportación destacada en tareas rematadoras. La temporada pasada elevó sus registros, fueron catorce goles, muchos para alguien que se mueve a la espalda del ariete y en ocasiones desempeña misiones que le alejan de la zona de remate.

En julio ha marcado tres, con los que encabeza una lista en la que asoman, como se ha señalado, la mayoría de los elementos que han ocupado las demarcaciones más avanzadas: Sabin Merino, Sola, Córdoba, Aketxe de penalti y Williams en su reaparición del sábado. San José se agregó a la relación en el último amistoso y Laporte tuvo el honor de lograr el primer gol en partido de competición, gracias a una acción de estrategia perfectamente ejecutada. El gol que cuadra las cuentas fue obra de un defensa del Sion, Zverotic, al desviar hacia su portería un centro.

Mientras Aduriz va ajustando el punto de mira, prosigue el Athletic con su plan de trabajo de cara a la inminente visita del Dinamo Bucarest, en la convicción de que el primer gol del donostiarra está al caer.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120