Con un total de 198 fallecidos

Aumentan un 16% las muertes de jóvenes en accidentes de tráfico en 2016

El fiscal de Seguridad Vial plantea reforzar la formación para obtener el permiso de conducir

Viernes, 28 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Bomberos desplazados hasta el lugar de un accidente de tráfico ocurrido en la A-8 a su paso por la capital vizcaina.

Bomberos desplazados hasta el lugar de un accidente de tráfico ocurrido en la A-8 a su paso por la capital vizcaina. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

Bomberos desplazados hasta el lugar de un accidente de tráfico ocurrido en la A-8 a su paso por la capital vizcaina.

Madrid- El fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, advertía ayer de que el aumento de jóvenes fallecidos entre 15 y 24 años en un 16%, hasta alcanzar la cifra de 198 en 2016, revela la necesidad de impulsar la educación vial en los centros escolares y su coordinación con las autoescuelas. Planteó también reforzar la formación para la obtención del permiso de conducir y actuaciones encaminadas a la concienciación vial en el marco de una estrategia global y recordó que jóvenes con 15 años ya pueden acceder a conducir ciclomotores.

Tal y como manifestó el fiscal, desde el año 2011 no se conocían unas cifras similares de jóvenes fallecidos en las carreteras y señaló que además de los 198 jóvenes muertos durante el pasado ejercicio “hay que sumar otros 1.500 ingresados en hospitales y 23.000 heridos”. Vargas facilitó datos estadísticos correspondientes a 2016 [último cerrado], que según subrayó “ha supuesto un repunte de la siniestralidad con un incremento del 7% de tal forma que el número de fallecidos han pasado de 1.689 en 2015 a 1.810 en 2016;el de accidentes con víctimas de 97.756 a 102.362;y el de heridos con ingreso hospitalario de 9.495 a 9.755”.

En este sentido, expresó su pesadumbre ya que “no parece este año se esté invirtiendo esta tendencia” pues desde el 1 de enero hasta el pasado día 23 habían muerto ya en las carreteras 641 personas frente a las 629 del mismo periodo del pasado ejercicio. Vargas detalló que las salidas de calzada fueron durante 2016 la primera causa de los fallecimientos: en concreto 601, un 33% del total.

También describió que los procedimientos sancionadores administrativos por distracción y uso del móvil alcanzaron la cifra de 117.921 y que la velocidad inadecuada concurre en el 29% de los accidentes. A juicio del fiscal coordinador de Seguridad Vial estos datos llevan a la conclusión de que “la prisa y la tensión psicológica con la que se conduce son trasunto de la aceleración con la que se vive en la sociedad, el exceso de velocidad consiguiente, la fatiga, el sueño, la utilización del móvil y la distracción concomitante, principalísimas causas de la siniestralidad que están omnipresentes en nuestras carreteras”.

Y aprovechó para llamar la atención ante la influencia “evidente” de las drogas y del alcohol en la conducción: “Está en las estadísticas en un 12%, y de 66.000 controles de drogas hay un 30% positivos”, precisaba Vargas. Por ello estimó que “hay que concienciar a todos pero especialmente a los jóvenes, dado el repunte que han sufrido en la siniestralidad, y explicarles que no deben consumir alcohol ni drogas y que han de conducir respetando las normas”.

Aclaró asimismo que “lo más complejo” es “probar la influencia de las drogas” porque el fiscal debe velar por las garantías del procedimiento y por ello dirige un número de acusaciones más reducido en esta materia que en alcoholemia pero está al tanto y promueve esas investigaciones. Vargas destacó que en 2016 se dictaron 80.831 sentencias de condena por delitos viales de peligro, el 32% de todas las emitidas por los tribunales por toda clase de causas penales, lo que supone que aproximadamente una de cada tres sentencias condenatorias lo ha sido por delitos contra la seguridad vial. Casi el 90% de las condenas por delitos viales fueron dictadas de conformidad y en un porcentaje muy alto con cumplimiento inmediato de las 55.148 penas de privación del derecho a conducir y un pronto cumplimiento de buena parte de la 50.000 multas y 27.954 penas de trabajo en beneficio de la comunidad.

El fiscal coordinador de Seguridad Vial ha dado instrucciones a fiscales y agentes de tráfico para perseguir los delitos de homicidio y lesiones por imprudencia grave, castigados con penas de hasta cuatro y tres años de prisión respectivamente. Se trata de incidir en la investigación y castigo de los adelantamientos con grave vulneración de las prohibiciones, los excesos de velocidad, la marcha atrás en autopistas y autovías, y no detenerse en la señal de stop o ante un semáforo en rojo.

Asimismo las vulneraciones graves a los deberes de precaución con los colectivos vulnerables como los menores, las personas mayores, los discapacitados, los peatones y los ciclistas. Sobre los ciclistas comentó que sufren conducciones temerarias de “conductores insolidarios que no han procesado debidamente que son parte de la circulación y que los ven como una molestia”. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado - Mundo

ir a Estado - Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120