DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Europa League

Penitencia rojiblanca

El Athletic de Ziganda inicia su andadura hacia la Europa League en un escenario de mal recuerdo y ante un Dínamo Bucarest que posee un nivel competitivo netamente inferior

José L. Artetxe - Jueves, 27 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Muniain saluda a unos aficionados antes de coger el avión rumbo a Bucarest.

Muniain saluda a unos aficionados antes de coger el avión rumbo a Bucarest. (Foot: Juan Lazkano)

Galería Noticia

Muniain saluda a unos aficionados antes de coger el avión rumbo a Bucarest.

Bilbao- Dejando a un lado que el National Arena de Bucarest remite a un episodio amargo de la historia reciente del club, la cita que hoy encara el Athletic en la capital rumana solo puede incluirse en el apartado de los trámites. El dato anecdótico queda relegado por la desigual relación de fuerzas existente. El pronóstico en esta eliminatoria a doble partido que finaliza dentro de una semana en San Mamés penaliza de manera abrumadora al Dínamo. Su entrenador, Cosmin Contra, no se ha cansado de repetir a quien quisiera escucharle que el Athletic es el claro favorito y no miente. En ocasiones este tipo de mensajes pretenden traspasar al rival una presión extra porque se percibe un margen para la sorpresa, pero en esta oportunidad debajo de la piel de cordero no hay un lobo ni nada que se le parezca, únicamente un conjunto modesto, de escaso relieve y animoso como corresponde a un novato en estas lides. Aunque el Athletic pueda ceder a la tentación, tan común en este deporte, de hablar de “partido trampa”, no hay tal, salvo que se le ocurra ofrecer una versión nefasta de sí mismo que le acabe complicando la vida.

Lo normal, lo que se prevé, es que hoy el Athletic imponga su ley y obtenga un resultado que zanje el duelo antes de negociar la vuelta o, como mínimo, oriente la ronda a su favor para luego rematar la faena ante la afición. Conseguirlo es una obligación porque la calidad y los recursos de los contendientes no resisten una comparación. Pero hay motivos de mayor calado para confiar en que el estreno de la temporada, que sirve además de presentación en sociedad de José Ángel Ziganda, se salde con signo positivo. El principal argumento sería el valor que para la entidad posee participar de pleno derecho en la Europa League. Valor deportivo, económico, social. En definitiva, está en juego el prestigio, que no es sino la línea de actuación trazada en las últimas campañas, reflejada en el lugar de privilegio que el club ostenta en el ranking continental.

Y habría una segunda cuestión a considerar, que enlaza con lo anteriormente expuesto. En realidad, esta ronda y la siguiente, a disputar a mediados de agosto, son una penitencia que el equipo se ganó a pulso durante la anterior edición de la liga. Entonces fue incapaz de acceder a una plaza que le garantizase un lugar en la fase de grupos de la Europa League y ahora debe buscar la enmienda a través de estos partidos que pillan a desmano y donde el error está terminantemente prohibido. Los jugadores son perfectamente conscientes de que han de eliminar la probabilidad, por remota que sea, de que la penitencia se convierta en un calvario o en un castigo.

AlineaciónCon estas premisas apuntadas y subrayadas en rojo, viajó ayer el Athletic a Bucarest. En la expedición figuran los hombres que se presumía, si bien ha podido extrañar los descartes de Sola y Villalibre, ambos delanteros específicos. La composición del once inicial admite escasas especulaciones a partir de cuanto se ha observado en los encuentros de preparación disputados. Así todo, hay un par de demarcaciones cuyo dueño para este partido no está del todo claro. Por delante de Herrerín, son fijos Laporte y Balenziaga y a su lado, para entrar en el ala derecha optan De Marcos y Lekue, de igual manera que el otro central saldrá de entre Etxeita y San José.

Vesga y Beñat se perfilan como los escogidos para el centro del campo, pues ha sido la apuesta más utilizada por Ziganda, que cuenta con la ausencia forzosa de Iturraspe por sanción. En la línea de tres que se ubica por detrás de Aduriz, Raúl García y Muniain parten con todos los boletos, mientras que Susaeta y Lekue aspiran al puesto restante. Cualquier decisión de Ziganda que se saliese de la propuesta detallada constituiría una sorpresa.

Los distintos movimientos realizados por el entrenador en los ensayos estaban enfocados a diseñar una alineación de cara al primer contacto con la competición, por lo que cuesta pensar en que se registren sorpresas. Ziganda necesitaba que los protagonistas de esta tarde interiorizasen la condición de titulares a fin de que llegasen al día D con la confianza y la forma idóneas. Es precisamente en la puesta a punto donde el Athletic parte en desventaja dado que el Dínamo acumula más trabajo en sus piernas y ha consumido un par de jornadas de su liga. Un detalle a compensar apoyándose en la superior calidad individual y colectiva que atesora la formación que hoy comparecerá con su segunda equipación, dado que el anfitrión luce también los colores rojo y blanco en la camiseta. El Athletic se pone en acción con el premio irrenunciable de Europa al fondo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120