COLONIAS DE VERANO

Navegando con la integración

Discapacitados vizcainos gozan de un tour en barco por la costa bermeana

Un reportaje de Jon Trevijano - Miércoles, 26 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Stefan salió encantado de la travesía en barco por Bermeo, Mundaka y Elantxobe.

Stefan salió encantado de la travesía en barco por Bermeo, Mundaka y Elantxobe. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

Stefan salió encantado de la travesía en barco por Bermeo, Mundaka y Elantxobe.

EL pasado viernes no era un día normal para los chicos y chicas de Gorabide que estos días han disfrutado de las colonias de verano organizadas en Mundaka. Y es que entre el programa de actividades programado por los ocho voluntarios responsables del grupo -25 personas con necesidades de apoyo variado- destacaba una vuelta en barco. A más de uno, el gusanillo le recorrió todo el cuerpo cuando el autobús les llevaba del hostal donde se alojaban hasta el puerto de Bermeo. Allí se subieron al Hegaluze,una embarcación especialmente habilitada para sus necesidades, en la que recorrieron las costas de la comarca de Urdaibai.

Superando los pequeños mareos iniciales, los integrantes de las colonias partieron desde el puerto de Bermeo con alegría y mucha excitación, pues para muchos de ellos, era la primera vez que montaban en una embarcación. Era el caso de Stefan, cuya silla de ruedas no fue impedimento para disfrutar del viaje.

Y así, entre canciones populares y hits de Alaska y Tino Casal, transcurrió la travesía marítima, en la que hasta los monitores se unieron a la improvisada fiesta flotante, que comenzó en Bermeo y finalizó en la costa de Mundaka, previo paso por las cuevas de Ogoño y el puerto pesquero de Elantxobe.

Entre esos monitores se encontraba Celia Soto, que durante las dos semanas que duran las colonias realiza las labores de cuidado y guía de forma completamente voluntaria, alabó la labor que se realiza en estas actividades veraniegas de ocio: “El resto del año se lo pasan en residencias y albergues, por eso queremos que estas colonias les sirvan de liberación, tanto para ellos como para los padres”.

Al finalizar el viaje, los pasajeros, haciendo gala de la simpatía de la que presumen sus monitores, agradecieron el viaje a la tripulación y saludaron a todos los integrantes de esta.

Las colonias organizadas en el Hostal de Mundaka, que integra en un mismo grupo a chicos y chicas con diferentes discapacidades, pretenden favorecer las relaciones sociales;tienen una duración de dos semanas, en las que realizan diferentes excursiones diarias a museos, playas y pueblos de la geografía vizcaina. Allí, los hombres y mujeres participantes en las colonias son divididos en cinco grupos según su grado de discapacidad, de los que dos están controlados por tres monitores, mientras que los dos restantes, que necesitan algo menos de atención, son manejados por tres monitores.

María Eugenia Echeverria, una de las monitoras, define así las actividad: “Son quince días de vacaciones, en los que intentamos juntar a diferentes grupos en muchas actividades para que se relacionen entre ellos. Más que nada buscamos hacer diferentes actividades para que no se aburran, estar mucho tiempo e la calle y en movimiento constante”.

Estas colonias, auspiciadas por la Diputación Foral de Bizkaia, tienen dos claros objetivos;el primero, amenizar el verano a los chicos y chicas con discapacidad de Bizkaia, y el segundo, liberar durante unos pocos días a las familias que se encargan del cuidado de estas personas, que reciben durante estas dos semanas la atención de monitores y monitoras especialmente preparados para trabajar con discapacitados. “El objetivo es que se relacionen, que se conozcan y sobre todo que se lo pasen bien. Queremos sacarlos de la vida cotidiana y que disfruten cosas diferentes” añade Echeverria, muy satisfecha con el comportamiento de sus chicos, de los que dice que son “muy agradecidos” y que además se portan muy bien.

Además de esta excursión marítima, las colonias cuentan con un amplio programa de actividades especialmente pensado para personas con discapacidad, que además de ser didáctico, sea dinámico y divertido, que les ayude a mantener la atención. Por ello, la Diputación vizcaina ha organizado excursiones a Sukarrieta, el Museo de la Paz de Gernika o el Parque de Santa Lucía, donde realizan juegos, picnics y otro tipo de actividades.

Ayudas al ocio

Estas colonias de verano se enmarcan dentro de los varios programas de ocio y tiempo libre que la Diputación Foral de Bizkaia financia para personas con discapacidad. Además de las mencionadas colonias, se han organizado también salidas de fin de semana, excursiones de día y acciones de acompañamiento individualizado en colaboración con las asociaciones Gorabide, Apnabi, Aspace, Uribe-Kosta Fekoor y Fundación Síndrome de Down, además de un programa de convivencias para personas con Alzheimer.

En total, a lo largo de este año se invertirán 1.915.000 euros en siete programas con el objetivo de mantener los servicios sociales como “herramienta imprescindible” para garantizar la calidad de vida de todos los habitantes del territorio vizcaino.

“Bajo las máximas de inclusión, participación e igualdad de oportunidades, la Diputación busca impulsar la economía de las personas discapacitadas, manteniendo este tipo de servicios sociales, para habitantes del territorio vizcaino”, afirman de las institución foral.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120