La educación como medida de prevención

Varios jóvenes, chicos y chicas, comentan con DEIA cómo se sienten y cómo se protegen cuando salen en fiestas

Miércoles, 26 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Bilbao- La respuesta de la sociedad ante las agresiones sexistas es multitudinaria. El mensaje ha calado en la ciudadanía, pero... ¿qué piensan los propios jóvenes de lo que está pasando en las fiestas?

Aitor Garrido es un joven de 25 años de Barakaldo. En su opinión, las campañas lanzadas por las instituciones y las asociaciones son perfectas, pero tiene algo que añadir al respecto. “Los mensajes de las campañas o las asociaciones respecto al tema de las agresiones no deberían solo dar pautas a las mujeres de cómo evitar una agresión sexual”, explica. Apuesta por que se empiece a hablar claro sobre lo que pasa y sobre las consecuencias que tiene;que se empiece a educar. “En las escuelas y en los hogares se debería de hablar mucho más sobre el tema”, explica este joven barakaldarra.

Por eso piensa que durante todo el año hay que incidir en ello. “Si yo veo que están agrediendo a algún chico o chica me meto sin pensarlo porque, aunque no conozca a esa persona, algún día me podría ver yo en esa situación y me gustaría que me ayudasen”, relata.

Así que cada vez que se da un nuevo caso de agresión, como las últimas registradas en los Cármenes de Barakaldo, Santurtzi y Amorebieta, le “hierve la sangre”. No entiende cómo un ser humano, que convive el día a día con otras personas, puede hacer algo tan desgarrador. “No me cabe en la cabeza que alguien pueda hacer tanto daño a otra persona, no me lo imagino”, reflexiona.

Sandra Sánchez es una bilbaina de 24 años que no se pierde ni una fiesta del calendario. Es consciente de los casos de agresiones sexuales que se dan durante las fiestas: “Se me pone la piel de gallina”.

Aitor duda si son las mujeres las que deben “tener precaución” ante estas situaciones. Si bien es cierto que, a juicio de Sandra, después de todos los casos que aparecen en los medios de comunicación “hay que protegerse de alguna manera”. Ella y sus amigas “bajo ningún concepto” van solas a ningún lado cuando salen de fiesta.

“Es triste que tengamos que andar así, pero viendo lo que está pasando no nos queda otra”, se lamenta. De hecho, una de las normas de esta cuadrilla es que como mínimo tienen que estar siempre dos de ellas juntas. “Si tenemos que ir al baño, vamos dos. Si tenemos que ir a la barra, vamos también en parejas”, explica. Lo que más le preocupa es que ya se han acostumbrado a la situación de ir acompañadas a todas las partes. “Tendríamos que disfrutar tranquilas de las fiestas y no estar en alerta por si se acerca alguien que nos parezca que pueda hacernos algo”, explica.

De hecho, su amiga Miren, de 24 años, admite que su forma de vestir en las fiestas ha variado. “Durante el verano se suele ir con ropa más corta, más fina y ligera” y ella, “por miedo y precaución”, apenas se viste ya así. Apenas usa pantalones cortos ni camisetas de tirantes para salir de fiesta, conjunto con el que ha salido durante muchos años de fiesta. “Eso no quiere decir, ni mucho menos, que la persona que vaya con ropa más corta esté pidiendo que le metan mano”, aclara enérgica. Un pensamiento que, a su juicio, cada vez tienen más hombres. “No los tienen todos pero es cierto que cuando ven carne algunos se vuelven locos, y más si se han pasado un poco con la bebida”, asegura.

Esta bilbaina es una de las cientos de personas que se une a cada concentración que se convoca en su municipio para denunciar las agresiones sexistas. Cree que es una guerra que no debería de existir. Pero, desgraciadamente, es una lucha que está al orden del día. Ella es positiva y sabe que cada día que pasa “se dan pasos hacia adelante porque la sociedad está más concienciada”. “No hay que rendirse porque estoy segura de que algún día ganaremos esta lucha”, confiesa.- L. Fernández

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120