Pespuntes y tejidos de vanguardia en Bilbao

El museo Guggenheim inaugurará el próximo 6 de octubre una muestra sobre anni albers, la pionera del arte textil

Un reportaje de Araitz Garmendia - Martes, 25 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

‘Anni Albers: tocar la vista’ será el título de la exposición del museo.

‘Anni Albers: tocar la vista’ será el título de la exposición del museo. (Museo Guggenheim)

Galería Noticia

‘Anni Albers: tocar la vista’ será el título de la exposición del museo.

dESDE el momento en que Anni Albers pisó la Escuela de la Bauhaus, en 1922, se convirtió en una pionera del arte textil, reflejando en sus telas lo que otros artistas de la talla de Paul Klee plasmaban en sus lienzos. Aquella joven alemana de 23 años fue capaz de captar la esencia y las posibilidades de expresividad que aportaba la abstracción geométrica utilizando los tejidos como soporte, y llegó a convertirse en una de las grandes autoras del siglo XX.

El próximo 6 de octubre el Museo Guggenheim Bilbao realizará un recorrido detallado por la obra de esta creadora en la exposiciónAnni Albers: tocar la vista, que permanecerá en la pinacoteca hasta el 14 de enero de 2018. Según apuntan desde la sala, el objetivo de esta muestra, realizada en colaboración con la Fundación Josef y Anni Albers, es llevar a cabo “una aproximación cronológica” de su obra y “observar las conexiones entre periodos y series de trabajos diversos, dando cuenta de motivos e ideas recurrentes y realizaciones fugaces”.

La autora estudió en la Escuela de la Bauhaus de Weimar, el centro académico que en los años 20 abrió el camino de la vanguardia en el arte moderno. Fue allí donde se formaron artistas como Mies van der Rohe, Paul Klee, Wassily Kandinsky, o el propio marido de la creadora, Josef Albers. Sin embargo, Walter Gropius, fundador de la escuela, apoyaba la distinción entre las artes realizadas por hombres y mujeres, ofreciendo muchos más talleres de tejido en telar a estas últimas, mientras que los hombres se dedicaban a la pintura, arquitectura o escultura. Fue en ese contexto en el que Anni Albers comenzó a estudiar los motivos y funciones del tejido, convirtiéndose “en una autora clave en la redefinición de la figura del artista como diseñador”, según el museo bilbaino.

Albers destacó pronto y llegó a dirigir el taller textil de la Bauhaus en 1931, hasta que el partido nazi cerró el centro en 1933. Fue entonces cuando se trasladó a Estados Unidos junto a su marido -ya que este era de ascendencia judía-, ejerciendo ambos como profesores en el Black Mountain College. Allí la creadora continuó profundizando en su interés por la experimentación artística y realizando exposiciones en salas como el MoMA de Nueva York o el Massachussets Institute of Technology.

En 1963 comenzó a trabajar el grabado, técnica que terminó sustituyendo a sus obras en telas. Las serigrafías, aguatintas, litografías y ediciones offset fueron los sistemas en los que probó nuevos patrones compositivos. Al final de su carrera, Albers colaboró con talleres y compañías de producción textil en las que quiso compartir sus diseños y poner en práctica el ideario de la Bauhaus: entender las prácticas de arte y diseño como un solo campo.


La exposiciónEl museo Guggenheim dedica tres salas a la muestra de esta pionera. El recorrido arrancará en la 305, donde se expondrán los trabajos realizados entre 1920 y 1930, pertenecientes a su periodo formativo en la Bauhaus, incluyendo dibujos preparatorios para textiles o muestras de su trabajo de investigación de nuevas tramas en tejidos simples y funcionales. Asimismo, se presentará una selección de joyas que diseñó en sus años como docente en el Back Mountain College, ya que aquella institución le aportó libertad creativa y pudo en ella, además, colaborar con otros artistas.

En la Sala 306 estarán presentes tejidos pictóricos en los que la autora regresa a la tradición de los tapices pero en clave moderna, ya que Albers toma las preocupaciones propias de la pintura abstracta y las lleva a la producción textil.

Por último, la 307 estará dedicada a la investigación que realizó la artista en los distintos campos de impresión gráfica, especialmente en serigrafías, litografías y ediciones offset. Las líneas curvas y los esquemas triangulares y romboidales serán los motivos que decoren la sala, unas formas que dejan ver al espectador cómo Albers buscaba la pureza en la idea y la claridad en su trabajo.

‘ikusmena ukitu’

guggenheim

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120