La víctima más grave, de 46 años, tiene el 60% del cuerpo quemado

“Las mujeres se encontraron con una bola de fuego”

El marido de una de las heridas en las Paellas de Aixerrota dice que las llamas partieron de otra cuadrilla

La víctima más grave, de 46 años, tiene el 60% del cuerpo quemado

Marta Hernández - Martes, 25 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Una de las heridas yace en el suelo, rodeada de muchas personas, tras ser alcanzada por el fuego.

Una de las heridas yace en el suelo, rodeada de muchas personas, tras ser alcanzada por el fuego. (Hodei Rueda)

Galería Noticia

Una de las heridas yace en el suelo, rodeada de muchas personas, tras ser alcanzada por el fuego.

GETXO. La celebración de Paellas de Aixerrota de este año ha dejado magullado su enorme espíritu festivo tras el incidente que provocó que cinco mujeres sufrieran quemaduras de diversa consideración. Fueron atrapadas por las llamas de una fogata que no estaban encendiendo ellas, según la versión del marido de una de las heridas, en declaraciones a DEIA. “Se encontraron con una bola de fuego”, cuenta el esposo de la ingresada que menos lesiones presenta. No obstante, una de las atendidas en la Unidad de Grandes Quemados del Hospital de Cruces, de 46 años, tiene quemaduras en el 60% de la superficie corporal, está sedada y su pronóstico es grave.

En base a fuentes consultadas, el uso de gasolina para avivar una hoguera, sobre las 18.00 horas del domingo y en la zona oficial del concurso getxotarra -muy cerca del escenario principal-, desencadenó una explosión y una bola de fuego. La Ertzaintza analiza ya el desarrollo de los hechos. “Ellas no saben qué pasó. Dos mujeres sintieron las llamas y empezaron a correr por inercia. El fuego era de una cuadrilla de al lado, pero nosotros no sabemos cómo se descontroló. Por lo que nos han contado, parece ser que utilizaron algún tipo de acelerante”, apunta la pareja de una de las afectadas, con dolencias en manos, piernas, brazos y cara. “Al principio parecía muy grave porque por extensión tenía mucho quemado, pero las heridas no son muy profundas”, explica, en alusión a su esposa, que no necesitará injertos.

Es la que mejor se encuentra de las cuatro que aún permanecen en el centro hospitalario, después de que una de ellas fuera dada de alta. Su parte médico constata que se encuentra “estable”, al igual que otras dos. El parte médico habla de una mujer de 60 años, con quemaduras en el 20% de su cuerpo;otra de 46, con daños en el 18%, y otra de 43, con el 12% afectado, todas ellas estabilizadas.

La víctima en peor situación cuenta con lesiones graves en la espalda y, sobre todo, en las piernas. Las preocupaciones, por lo tanto, se centran en esta mujer que, como su marido, se dedica a la Medicina, ya que ambos trabajan en SOS Deiak.

De Zubilleta

La pareja tiene relación con las otras heridas y con sus parejas porque los hijos de todos estudian en el colegio Zubilleta. Salvo una de las víctimas leves, que no pertenece a este círculo. De hecho, no la conocen y, al parecer, también se vio sorprendida por la llamarada, una mecha descontrolada que se lanzó sobre estas personas que habían acudido con sus respectivas cuadrillas a las campas de Aixerrota y que en un momento de la fiesta quedaron para verse y pasar un rato juntas, ya que la sintonía entre ellas es muy buena, tal y como admite el marido de una de las heridas, que no acudió a la celebración.

El infortunio se cebó con estas mujeres y de manera más cruel con de 46 años. “La ropa que tenían puesta olía muy, muy fuerte a gasolina”, asegura el esposo de una de las afectadas, que quizás pueda abandonar el hospital esta semana, aunque habrá que ver cuál es su evolución. Las otras dos que no presentan dolencias graves tendrán que esperar más tiempo, porque ellas sí requieren de injertos. “Mi mujer está bien, son heridas superficiales, lo que pasa es que no se ha visto y tiene ese miedo. Ella nos pregunta cómo está. El pelo lo tiene un poco quemado y las cejas, pero apenas se le nota”, describe el marido, que agradece el “maravilloso” comportamiento del personal de la Unidad de Grandes Quemados de Cruces.

El alcalde de Getxo, Imanol Landa, tuvo palabras de aliento para las víctimas: “Todo mi ánimo y mis deseos de una pronta recuperación a las personas heridas en nuestra fiesta de las paellas en Aixerrota”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120