el acceso al agua vetado

Mendizorrotza y Gamarra cierran sus piscinas por la huelga de socorristas

A la espera de que avance la negociación del convenio del sector, el paro continuará hasta el próximo día 31

Axier Burdain - Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Las piscinas estuvieron vacías aunque los usuarios pudieron usar el solárium. Hubo pancartas en las instalaciones deportivas y en la plaza de la Virgen Blanca.

Las piscinas estuvieron vacías aunque los usuarios pudieron usar el solárium. Hubo pancartas en las instalaciones deportivas y en la plaza de la Virgen Blanca. (José Ramón Gómez)

Galería Noticia

Las piscinas estuvieron vacías aunque los usuarios pudieron usar el solárium. Hubo pancartas en las instalaciones deportivas y en la plaza de la Virgen Blanca.Las piscinas estuvieron vacías aunque los usuarios pudieron usar el solárium. Hubo pancartas en las instalaciones deportivas y en la plaza de la Virgen Blanca.

GASTEIZ- Domingo soleado de julio en Gasteiz, pero sin piscinas municipales con las que combatir los rigores del calor. La huelga convocada por los socorristas obligó ayer al Ayuntamiento de la capital alavesa a cerrar el paso a las piscinas de Mendizorrotza y Gamarra para desesperación de los numerosos bañistas que acudieron hasta las instalaciones municipales. Si nada lo remedia, la situación se mantendrá exactamente igual, es decir, con las zonas de solárium abiertas y el acceso al agua vetado, hasta el próximo día 31.

Ni un solo socorrista, monitor, controladores de instalaciones, vigilantes o cancheros acudieron ayer en las inmediaciones de las piscinas municipales. Todos estaban en la Plaza de la Virgen Blanca, concentrados y protestando “por un convenio y unas condiciones sociales dignas”. Amaia Espinosa, responsable de la negociación del convenio de actividades deportivas de Araba, explicó que “después de dos años de negociación y de muchas reuniones con la patronal, todo ha desembocado en esta huelga que comienza hoy (por ayer) y que continuará hasta el próximo día 31”. “Queda patente la frustración que sienten los trabajadores al no haber recibido ninguna respuesta por parte de la patronal, aunque esperamos tenerla en los próximos días”, amplió.

Las reivindicaciones que plantea el colectivo de empleados de actividades deportivas de Araba pasan por una mejora salarial -consideran insuficiente la última mejora planteada-, por el cobro de pluses de disponibilidad por parte de los socorristas o por la inclusión de los desplazamientos dentro de sus jornadas. “Cuando se les ordena ir de un centro cívico a otro para realizar sus actividades deportivas, este tiempo no se contempla como parte de su jornada laboral, cuando cualquiera entiende que lo es”, puntualizó Espinosa.

400 TRABAJADORESEl seguimiento de la huelga fue, en Gasteiz y a la espera de recabar datos correspondientes al resto del territorio, del 100%. “Los trabajadores -manifestó su portavoz- se sienten más apoyados y unidos que nunca. La gran mayoría de la actividad se concentra en la ciudad y los paros están siendo un rotundo éxito, por lo que continuaremos en esta misma línea. Hay 350 trabajadores en Gasteiz y unos 400 en todo Araba, de manera que los datos son lo suficientemente claros”.

De cara a la posible celebración de una reunión entre las partes en conflicto a lo largo de esta semana, la representante de los trabajadores precisó que “de momento no hay nada previsto”. En este mismo sentido señaló que el colectivo “está a la espera”. “Seguiremos en la línea de nuestras reivindicaciones, de nuestras movilizaciones y aguardando que en cualquier momento, tanto el Ayuntamiento como la Diputación o especialmente la patronal nos convoquen a una reunión en las próximas horas o en los próximos días. El viernes mantuvimos la última ronda de conversaciones con el Ayuntamiento y con la patronal. Desde entonces no ha habido más contactos. Ese día les enviamos nuestras propuestas mínimas y explicamos que por debajo de esas condiciones no íbamos a pasar”, recordó Espinosa.

Las dos instalaciones deportivas municipales amanecieron ayer con un mensaje en sus áreas de baño: Por causas ajenas al Ayuntamiento, la huelga de personal deportivo ha obligado a cerrar las piscinas de Mendizorrotza y el parque de Gamarra. Los responsables del Ayuntamiento informaron de esa manera a los usuarios de que podían acceder al solárium para broncearse y pasar el día, pero de ninguna manera a las piletas. De forma paralela, los trabajadores de actividades deportivas se concentraron en la plaza de la Virgen Blanca para explicar a la ciudadanía que llevan ya dos años intentando renovar el convenio. “La paciencia se nos ha terminado. La situación que estamos viviendo gran parte del colectivo es sangrante. Las categorías englobadas en el grupo 4 -cancheros, vigilantes y control de instalaciones- tenemos un salario miserable de 6,22 euros la hora. Esto hace que, aun teniendo trabajo, seamos pobres”, detallaron a través de panfletos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120