medio centenar de nuevos acuerdos en 2016

El impulso a la negociación de empresa se desinfla en Euskadi

La táctica de ELA tras la reforma hizo surgir 140 convenios en 2014, cifra que bajó a 56 en 2016

Adrián Legasa - Lunes, 24 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La plantilla de la empresa de Mungia Mesa en una protesta por su convenio a finales de 2012.

La plantilla de la empresa de Mungia Mesa en una protesta por su convenio a finales de 2012. (Foto: José Mari Martínez)

Galería Noticia

La plantilla de la empresa de Mungia Mesa en una protesta por su convenio a finales de 2012.

Bilbao- El impulso que ha recibido la negociación colectiva de empresa en los últimos años se empieza a agotar. Las reformas laborales han dado prioridad a este ámbito y la apuesta del sindicato mayoritario ELA ha sido consolidar la empresa como espacio de confrontación y negociación. En 2013 y 2014, años posteriores a la aprobación de la reforma de Mariano Rajoy, en Euskadi surgieron 129 y 140 nuevos convenios de empresa, cuatro veces más que en 2012. En los dos últimos años, en cambio, las cifras bajan con fuerza hasta el medio centenar de nuevos acuerdos registrados en 2016.

“El agujero que se ha creado en el ámbito sectorial no se va a poder cubrir con convenios de empresa”, señalaba el pasado miércoles el presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL), Tomás Arrieta, al valorar la situación de la negociación colectiva. El bloqueo es la tónica general en las mesas sectoriales, aunque Arrieta mostró una cierta esperanza de que el acuerdo interprofesional de enero sirva para desatascar la situación en los próximos meses.

“ELA se mantiene en un buen número de mesas. ELA está negociando”, dijo el presidente del CRL, que aunque no quiso responsabilizar a nadie del bloqueo sí apuntó que es en Araba, donde ELA y LAB tienen menor presencia, donde más convenios se firman. En este herrialde se acaba de renovar, con el apoyo de los cuatro grandes sindicatos, el convenio del transporte de mercancías.

Al margen de lo que pueda ocurrir en las negociaciones sectoriales en marcha, la realidad es que el nivel de cobertura de los convenios renovados avanzó muy poco el año pasado. A cierre del ejercicio se alcanzó un porcentaje superior al 38% de trabajadores vascos con su convenio renovado -en enero de 2016 eran solo el 21%-, pero hay que tener en cuenta que con la entrada del nuevo año concluye la vigencia de muchos convenios. Así, en enero de 2017 el porcentaje volvía a bajar al 23%, algo más de 130.000 trabajadores, con 450.000 asalariados vascos con su convenio sin actualizar. Unas cifras que han variado poco en lo que va de 2017, ya que según los datos del CRL en mayo aun había 400.000 vascos con sus condiciones sin renovar.

La difícil situación que viven los convenios sectoriales desde hace años ha abierto el camino al ámbito de empresa. Ha sido así por varias razones. Aunque es común trasladar la responsabilidad únicamente a ELA, lo cierto es que ya desde la entrada en vigor de la reforma de 2012 el convenio de empresa tiene plena prioridad aplicativa sobre el sector. El sentido empresarial de mover el foco de la negociación colectiva a cada compañía es claro: facilitar la toma de decisiones en un espacio en el que la fuerza sindical se diluye. De hecho, en la amplia mayoría de pequeñas empresas los trabajadores ni siquiera tienen representantes sindicales.

Partiendo de esta lectura común, los sindicatos vascos han encarado esta realidad de manera distinta. Desde el primer momento ELA proclamó abiertamente una batalla por ganar terreno en las empresas e ir cubriendo así a cada vez más trabajadores. Una campaña que en un principio dio frutos, como la propia central mayoritaria anunciaba públicamente en 2013 y se puede comprobar en las estadísticas: ese año surgieron 129 nuevos convenios de empresa en Euskadi, mientras que se renovaron otros 176 que ya existían. El impulso se acentuó en 2014, hasta el punto de que nacieron más acuerdos de empresa que los que se renovaron (140 frente a 133).

Menos coberturaYa esos años había sindicatos críticos con la estrategia de ELA, principalmente CC.OO. y UGT aunque también LAB reconoce discrepancias con la central mayoritaria, a la que acusan de abandonar los sectores con intereses afiliativos. Argumentan estos sindicatos que solo a través del paraguas sectorial, mucho más amplio, se puede llegar a todos los trabajadores. La pérdida de supremacía del sector que trajo la reforma es una dificultad, razonan, pero en ningún caso la justificación para no firmar convenios. La respuesta de ELA siempre ha sido que los convenios deben tener contenido y, en los hechos, se ha implicado en el blindaje del ámbito vasco en sectores como hostelería o comercio, además de firmar el acuerdo intersectorial de enero.

Los números del CRL confirman que, pese al abultado número de acuerdos de empresa, estos alcanzan a un número de trabajadores reducido. En 2014 los convenios renovados en la empresa afectaban a 50.000 asalariados, por 80.000 en apenas una treintena de pactos sectoriales.

El empujón al ámbito de empresa empieza a perder fuerza en 2015, cuando surgen 67 nuevos acuerdos. El año pasado se confirma el frenazo con 56, muy lejos de los números de 2013 y 2014. El propio Arrieta llamaba la atención sobre este punto: “La negociación de empresa sigue creciendo pero el ritmo se está atenuando. El dinamismo de los años 2013 y 2014 se está agotando”, apuntó el presidente del CRL, siempre partidario del consenso y de sacar adelante los convenios sectoriales. “El agujero que se ha creado en el espacio sectorial no se va a poder cubrir con acuerdos de empresa”, remarcó.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120