Bizkaia, un plató de cine

El director bilbaino Jorge Barrio ha rodado la película ‘La tercera ley de Newton’ en diferentes localidades vizcainas, un proyecto que será presentado al público a finales de mes y que tiene a la preadolescencia como tema principal

Un reportaje de A. Garmendia - Domingo, 23 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

María Muro e Ibai Alonso son los encargados de interpretar a los dos protagonistas del largometraje.

María Muro e Ibai Alonso son los encargados de interpretar a los dos protagonistas del largometraje. (DEIA)

Galería Noticia

María Muro e Ibai Alonso son los encargados de interpretar a los dos protagonistas del largometraje.

la preadolescencia, esa etapa de cambios y transición, ha sido el tema escogido por Jorge Barrio para su largometrajeLa tercera ley de Newton, una historia en la que los dos protagonistas recorren a pie varios rincones de Bizkaia y que será presentada al público a finales de este mes.

Los actores María Muro e Ibai Alonso son los encargados de dar vida a dos jóvenes de 13 años que llevan siendo amigos durante años, pero que ven cómo a su edad su relación empieza a cambiar: “Ella está frecuentando otros amigos, mientras que él es un poco más dependiente de ella. Además, hay algo entre ellos que nunca han pensado que podía haber pero, un día de verano, queda planteado”, explica el director, que escribió este relato hace ya cuatro años, en 2013. Para Barrio rodar con gente joven ha sido “una maravilla”. El filme cuenta, asimismo, con un epílogo y un prólogo donde se ve a los protagonistas cuando eran pequeños, algo que califica como “una gran experiencia”.

“Ideé el proyecto pensando que podría hacerse de manera fácil y manejable. Se pensó como una especie deroad movie, con unos chavales que tienen que ir a Plentzia, pero que se quedan sin dinero para volver a Bilbao. En ese camino que realizan desde Plentzia hasta Bilbao a pie se desarrolla la historia”, comenta el director.

Para encontrar a los dos protagonistas, el equipo de La tercera ley de Newton organizó castings por distintos colegios de Bizkaia a los que se presentaron más de 350 candidatos. De ahí salieron los seis actores principales, a los que se sumaron los más de 100 extras que aparecen durante todo el largometraje. “Lo hicimos despacio y encontramos lo que queríamos. Nos decantamos por acudir a centros educativos porque muchos colegios ya tienen escuelas de teatro”, asegura Barrio.

En cuanto al equipo técnico, de más de 30 personas, está compuesto principalmente por alumnos que han salido de la escuela de cine que tenía el director, llamada Kinema: “Esto es algo muy importante, porque si no llega a ser por ellos que ahora trabajan en el cine, yo no hubiese podido materializar este proyecto”. Gran parte de esa labor la ha llevado a cabo la Asociación Audiovisual y Cultural Wovoka Film Company, formada por antiguos estudiantes de Barrio. Con ellos hizo un dosier para buscar financiación: “Y la conseguí casi a última hora, en 2014, a través de Turismo de la Diputación Foral de Bizkaia”. Más tarde, se unió Basquetour, un apoyo que les ha ayudado a realizar la postproducción y la banda sonora. “Levantar una película es complicado, porque requiere de una estructura de producción que no todo el mundo tiene”, recuerda Barrio.

El proceso hasta finalizar la película ha sido muy largo debido, precisamente, a que ha sido posible rodarla a través de colaboraciones. “Esa situación hace que se vaya prolongando en el tiempo. Me he quedado contento, aunque todavía no he visto la película entera, montada y con la banda sonora”, agrega.

La escena más difícil

Uno de los principales problemas a los que hizo frente el equipo es que la historia se desarrolla en tan solo una jornada: “Fue un hándicap rodar en 14 días toda la historia. Intentábamos realizar cada secuencia en la misma jornada para no dejar nada pendiente, porque el tiempo cambia mucho de un día para otro”.

Desgranando las diferentes escenas que componen La tercera ley de Newton, el director asegura que en el cine “pasa algo muy curioso, y es que a veces lo fácil se hace difícil, y lo difícil se hace fácil”. En ese sentido, Barrio recuerda con especial atención el trabajo en la ría de Plen-tzia, algo que “en principio era algo complicado porque en escena aparecía una barca, y rodar en el agua siempre es complicado”. “Al final fue lo mejor de todo. La última secuencia del filme, en la que aparecen los acantilados de Barrika al anochecer, creo que es lo que mejor ha quedado”, afirma Barrio, y señala que por su parte “lo que iba a ser más cómodo, que era rodar en Deusto, resultó lo más difícil”. Finalizado el trabajo, el director tiene previsto presentar La tercera ley de Newtonen el Festival de Donostia, y comenzar a escribir una nueva historia.

El director

Jorge Barrio (Bilbao, 1973) se licenció en Periodismo en la UPV/EHU, y más tarde se diplomó en Dirección Cinematográfica en el Centre D’Estudis Cinematográfics de Catalunya. Tras trabajar en cine y publicidad, comenzó su labor docente impartiendo clases de Dirección, Guión y Dirección de actores en la escuela de audiovisuales Imval, en Bilbao, y terminó fundando su propio centro, Kinema Escuela de Cine. En 2009 creó la productora Laimar Films, con la que produjo más de veinte cortometrajes.

En los últimos años ha dirigido cuatro cortometrajes: La Sombra de Peter Pan, Lágrimas de Luz y de Sombra,Daydream y 8 (Ocho).

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120