The Open Championship

Rahm salva los muebles

DOS BIRDIES EN EL TRAMO FINAL DE LA SEGUNDA JORNADA PERMITEN Al de bARRIKA SUPERAR EL CORTE Y SEGUIR CON OPCIONES EN THE OPEN CHAMPIONSHIP, que lidera con firmeza jordan spieth

Roberto Calvo - Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Jon Rahm, en la salida de uno de sus hoyos ayer en Royal Birkdale.

Jon Rahm, en la salida de uno de sus hoyos ayer en Royal Birkdale. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Jon Rahm, en la salida de uno de sus hoyos ayer en Royal Birkdale.

BILBAO. La segunda jornada de The Open Championship se convirtió en una cuestión de pura supervivencia para todos los jugadores y también para Jon Rahm, que durante unos minutos llegó a verse fuera del corte por segundo major consecutivo. Ayer sí salió un día propio de un campo links,con viento racheado en dirección y fuerza por la mañana y lluvia y tiempo apacible alternativamente por la tarde cuando hubo que detener el juego para retirar el agua de los greenes. Todo eso convirtió a Royal Birkdale en un misterio que había que descifrar hoyo a hoyo y con infinita paciencia. El de Barrika arrancó su vuelta con tres bogeys seguidos tras errar sendos putts que rozaron o tocaron el hoyo y las cosas se le complicaron aún más.

Un birdie en el 5 pareció un alivio, pero Rahm seguía con problemas para coger las calles y llegar a green en regulación. Apenas lo logró en una de cuatro veces y así era imposible enderezar el día. El vizcaino es el tercer jugador con más birdies en las dos jornadas, ocho en total, pero no le está acompañando su juego de tee a green. Fue acumulando pares hasta que llegó el momento crítico con cuatro bogeys consecutivos que elevaron su cuenta total a cinco golpes sobre par y que le sacaron de la línea de corte, que por entonces estaba en +4 y acabó en +5.

La reacción era obligada y Jon Rahm aprovechó los dos comodines que tenía, los dos pares 5 de Royal Birkdale en los que, como el día anterior, arrancó sendos birdies que le metieron en el fin de semana con cuatro sobre par en el día y +3 en el total. Al final, logró salvar los muebles en una jornada en la que hubo solo ocho tarjetas por debajo del par, por lo que aceptar los fallos y limitar los daños resultó la mejor manera de seguir adelante. El registro de Rahm puede parecer malo, pero The Open Championship no hace regalos y, al final, solo está a nueve golpes del líder Jordan Spieth con dos jornadas aún por delante. “El campo te va a dar y te va quitar. Al final, es saber manejarlo, hacer los menos golpes posibles y, sobre todo, evitar los dobles bogeys, que eso sí que te mata”, resumió tras un día muy complicado en el que el viento le afectó más de la cuenta, según admitió.

sin pegarle bien “Ha sido una vuelta peleada en la que tuve suerte al final con los dos birdies porque sigo sin pegarle bien a la bola y sigo sin empezar bien las vueltas, Pero estoy con confianza y eso me ha llevado a recuperar al final”, añadió Jon Rahm, que sufre unas molestias en los isquiotibiales que no deberían ir a más, pero le molestan en el giro de cadera. Salvado el día de la mejor manera posible, el vizcaino se siente con opciones de pelear el triunfo mañana, aunque para ello parece obligado “empezar fuerte hoy”. “Creo que puedo ganar el domingo. Pero también tengo claro que debo jugar muchísimo mejor”, reconoció.

En su rueda de prensa de ayer, Rahm volvió a tener que referirse a la polémica del jueves a cuenta de la penalización que evitó. “Estamos aquí para intentar no engañar. Yo soy honesto. Y Westwood lo que hizo fue intentar evitarme problemas con los árbitros. No quiso perjudicarme, había dos árbitros de reglas y ellos decidieron. Hoy no hemos hablado del tema”, zanjó después de asegurar que había “dormido muy tranquilo” y que este asunto no le había descentrado en el inicio de su vuelta de ayer.

La mejor tarjeta del día fue para Zach Johnson, el ganador en 2015, que acabó con cuatro bajo par, pero la tónica general presentó poco movimiento en los puestos altos, salvo Jordan Spieth que llegó a liderar el torneo con tres golpes de ventaja. Con solo diez jugadores bajo par, será difícil sacar de ahí al texano, ganador de dos majors en 2015. Destacó también la recuperación de Rory McIlroy, que ya está entre los diez primeros, y la de Sergio García, aunque el castellonense acabó tocado en un hombro tras pagar su frustración con un árbol. A Tommy Fleetwood le bastó un día de uno bajo par para superar el corte a última hora y Dustin Johnson también flirteó con la eliminación.

Entre los batacazos del día, estuvieron el +10 de Justin Thomas, que se queda fuera tras arrancar ayer el séptimo;el +8 de Charl Schwartzel, que pasó el corte por los pelos;el +7 de Phil Mickelson, que hizo un triple bogey en el hoyo 3 y ocho bogeys y no jugará el fin de semana, y el de Paul Casey, que cayó del cuarto al puesto 36;y el +6 de Jason Day, que cerró su vuelta con cinco golpes más en los últimos tres hoyos, aunque entró justo en el corte. El mismo registro hizo Si Woo Kim, el último ganador del The Players, que se marcha a casa.

la revelación de royal birkdale

THE OPEN

Jugador Golpes

1. Jordan Spieth 134

2. Matt Kuchar 136

3. Ian Poulter 137

4. Brooks Koepka 137

5. Richie Ramsay 138

6. Sung-Hoon Kang 139

7. Austin Connelly 139

8. Rory McIlroy 139

9. Gary Woodland 139

10. Richard Bland 139

36. Jon Rahm 143

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Deportes

ir a Deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120