Recepción oficial de San Ignacio

“Es hora de subir los salarios”

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, dice que es el momento de que “los trabajadores recuperen el poder adquisitivo perdido durante la crisis”

José Basurto - Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Unai Rementeria se dirige al público, en presencia del lehendakari Urkullu, durante la tradicional recepción de San Ignacio.

Unai Rementeria se dirige al público, en presencia del lehendakari Urkullu, durante la tradicional recepción de San Ignacio. (JOSÉ MARI MARTÍNEZ)

Galería Noticia

Unai Rementeria se dirige al público, en presencia del lehendakari Urkullu, durante la tradicional recepción de San Ignacio.

Bilbao- El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, aprovechó la tradicional recepción de San Ignacio para lanzar un mensaje claro y directo a los empresarios: “Ha llegado la hora de que los trabajadores recuperen el poder adquisitivo perdido durante la crisis y de mejorar la calidad de empleo”. El máximo representante institucional del territorio vizcaino tiene suficientes argumentos como para hacer esta petición a la clase empresarial. Los datos le avalan. “Llevamos trece trimestres creciendo y la tasa de paro ha descendido al 12,2%”, anunció. Así que no tuvo reparos en afirmar que “nunca habíamos estado tan bien”. Aun así, no se olvidó de las personas que están en peligro de perder el trabajo en diferentes empresas de Bizkaia, ni de la brecha salarial que se ha producido entre las personas que gozan de un empleo estable y las que están inmersas en el submundo del empleo temporal. El diputado general abogó por mantener el acuerdo y los pactos políticos que tan buenos frutos están dando y por seguir caminando “poco a poco y, sobre todo, juntos”.

La tercera recepción a la sociedad vizcaina que protagoniza Unai Rementeria con motivo de la festividad de San Ignacio, patrón de Bizkaia, discurrió según el guión establecido de todos los años, alterado únicamente por el horario (ahora se realiza al mediodía), que él mismo cambió para favorecer la conciliación familiar. Tras recibir al lehendakari Iñigo Urkullu en la entrada principal del Palacio Foral para hacerle entrega de la makila, el diputado general de Bizkaia se dirigió a los más de trescientos invitados que llenaban varias salas de la sede de la Diputación. Antes de comenzar su intervención, Rementeria solicitó un minuto de silencio en memoria de todos los trabajadores de la Diputación foral de Bizkaia que “fueron asesinados y represaliados aquellos años”. Se refería a los años de la Guerra Civil, ya que se acaba de cumplir el ochenta aniversario del bombardeo de Gernika, “uno de los sucesos más trágicos que hemos vivido como pueblo”. Tras ese vistazo al pasado, Rementeria se centró en el presente y futuro. “Obviamente”, dijo, “nunca habíamos estado tan bien: en paz, creando empleo, con estabilidad institucional, viviendo seguros, viviendo en una sociedad compacta y cambiando el amargor de la crisis por la ilusión de la recuperación”. Eso le hace ser muy optimista. “Es momento para la ilusión”, reconoció en un par de ocasiones durante su discurso. Aclaró que era “la ilusión por encarar unos años que pueden dejarnos una Bizkaia todavía mejor, más preparada, más conectada y donde se viva mejor”.

Recaudación Una ilusión “avalada” por los datos de recaudación, “un indicador de la salud de nuestra actividad y del empleo”. Según los datos que avanzó, han recaudado 10,7% más que hace solo un año y un 30% más que en 2011. “Confieso que si hace un año alguien me hubiera dicho que hoy estaríamos creciendo en recaudación a dos dígitos, habría sonreído”, dijo. También constató que es ilusionante “tener 20.000 parados y paradas menos que hace tres años y que la tasa de paro haya descendido del 17,2% al 12,2%, 5 puntos”. El reto que se han planteado desde la Diputación Foral es terminar 2017 con datos de 2009. “Me refiero a menos de 70.000 personas sin trabajo y una tasa por debajo del 12%”, anunció. A pesar de todos esos datos tan esperanzadores, Rementería reconoció que la ilusión nunca suele ser completa. “Soy muy consciente”, dijo, “de que ahora mismo hay personas con un futuro incierto. Me refiero a los trabajadores de CEL, de Edesa, General Electric o La Naval”. Sobre estas empresas en crisis, el diputado general no promete milagros, únicamente “seguir trabajando para buscar soluciones”. Recordó que la Diputación se ha implicado “en situaciones similares y ha arrimado el hombro en momentos complicados”. Rementeria confía en que “entre todos seamos capaces de buscar soluciones”. Su compromiso es intentarlo, “pero teniendo en cuenta que hay otras partes y que esas partes también tienen que arrimar el hombre, no poner zancadillas”. El diputado general está convencido de que “entre todas las partes, todas diferentes, todas imprescindibles, formamos este lugar excepcional que es Bizkaia en el que todos dependemos de todos para generar empleo”.

RetosEn un momento de su intervención el diputado general se preguntó “¿qué sería de Bizkaia si todos compartiéramos unos retos estratégicos de futuro? ¿Qué sería si todos trabajáramos juntos?” Él mismo se contestó: “Si en lugar de generar conflicto generáramos confianza;si en vez de abrir frentes nos abriéramos al de enfrente;si en lugar de un otoño caliente, de mucha tensión, tuviésemos un otoño valiente”.

Con ese horizonte halagüeño que dibujó, Rementeria señaló “tres retos colectivos que creo imprescindibles: la subida salarial y la calidad del empleo, la digitalización y la educación”. Pero ya lo dejó claro desde el principio: “Hoy voy a centrarme en el primero”. Se refería al incremento salarial. “Ha llegado la hora de que los trabajadores recuperen el poder adquisitivo perdido durante la crisis”. “Es de justicia”, remarcó. Según el diputado general esa subida “apuntalará la recuperación económica y nos ayudará a seguir siendo una sociedad compacta, una Bizkaia unida”. Y siguió con los mensajes a los empresarios: “Es hora de devolver a los trabajadores su esfuerzo mediante el incremento justo proporcional, pactado y que no ponga en riesgo la viabilidad de ninguna empresa”. Ahora bien, también pidió a los trabajadores “que sientan la empresa”. Según el diputado general, “las empresas no son solo los propietarios. Las empresas, y el futuro de las empresas, también dependen de la profesionalidad de la dirección y de cada empleado porque quien engaña, engaña a su propio futuro”.

Brecha socialTambién cree que “es hora de mejorar la calidad del empleo”. Para el diputado general, “no puede haber dos empleos: uno temporal de baja cualificación y mal pagado, fundamentalmente empleo de jóvenes y desempleados de larga duración mayores de 45 años, y otro estable, cualificado y bien retribuido”. Por eso advierte Rementeria que “esta tensión abriría una brecha social permanente, un brecha entre personas, una herida en Bizkaia”. El máximo responsable de la institución foral dijo que “nosotros, en la Diputación vamos dando pasos y hemos aprobado unas cláusulas sociales que avanzan en este sentido”. Para el diputado general “la mejor política social es el empleo, pero, insisto, empleo de calidad, bien remunerado”. Reiteró, en este sentido, “la necesidad de trabajar unidos en la consecución de estos retos”.

En un momento dado de su intervención ofreció los últimos datos relacionados con el turismo en Bizkaia, que ha recibido un 9,8% más de visitantes que el año pasado. “Cada vez nos visitan más personas, y, muy importante, cada vez nos valoran más”, dijo. Por eso, Rementeria espera que “ahora entiendan mejor por qué la Diputación y este diputado general estamos tan ilusionados, con fuerza y ganas”. Aun así, no quiere dejarse llevar por la euforia. Pide prudencia. “Apenas hemos puesto un pie en la recuperación y ya tengo la sensación de que en algún caso no hemos aprendido lo suficiente durante la crisis”. Le preocupa que “olvidemos muy pronto la crisis y querer tener un país de todo gratis y de negocio rápido”. Ahora solo falta que la clase empresarial asimile todos estos mensajes que están a pie de calle.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120