prisión incondicional

Villar y su hijo, cárcel sin fianza

El juez Pedraz decide enviar a prisión incondicional a Villar, a su hijo y a Padrón por desviar millones de euros de fondos públicos y privados con la creación de una red de clientelismo

Viernes, 21 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El furgón de la Guardia Civil entra en la cárcel de Soto del Real con Villar, su hijo, Padrón y Baussou.

El furgón de la Guardia Civil entra en la cárcel de Soto del Real con Villar, su hijo, Padrón y Baussou. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El furgón de la Guardia Civil entra en la cárcel de Soto del Real con Villar, su hijo, Padrón y Baussou.

Madrid- El juez Santiago Pedraz ha enviado a prisión sin fianza al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, por haber tejido un “entramado” y una red de “clientelismo” que permitió el desvío de millones de fondos públicos y privados del ente federativo. En un auto, el magistrado también ha dictado prisión incondicional para su hijo Gorka y para el presidente de la federación tinerfeña, Juan Padrón, mientras que al secretario de ese organismo, Ramón Hernández Baussou, le ha impuesto una fianza de 100.000 euros para salir de prisión, todo ello tras tomar ayer declaración a los cuatro implicados.

Villar, su hijo y Padrón ingresaron sobre las 21.00 horas de ayer en la prisión de Soto del Real.

En el auto, el magistrado explica que Villar, presidente de la federación desde hace 29 años, creó esa red corrupta, que englobaba a las federaciones territoriales y a organismos vinculados a ellas, “con conocimiento y consentimiento de los principales dirigentes de esos organismos y con la voluntad de enriquecerse y/o favorecer el enriquecimiento de terceros”.

Según el juez, usó varias sociedades para el desvío del dinero y estableció además un “clientelismo tanto en la contratación del personal, que recae fundamentalmente en familiares, como en la presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas, bien directamente bien a través de familiares”.

Esto lo hace, explica Pedraz, “al menos desde 2009, en el ámbito de todo el territorio nacional”.

Entre sus conductas irregulares, destaca una serie de “excesos en las facultades de administración del patrimonio y recursos de la RFEF” y también sobre la selección española de fútbol, ya que a Villar le corresponde proponer al seleccionador nacional y el lugar de celebración de los partidos internacionales.

Concretamente, detalla excesos en los nombramientos de la Asamblea de la federación y la concesión de beneficios a sus miembros “para el favorecimiento del presidente”, de manera que “se garantiza la mayoría necesaria” para ser reelegido.

En este último aspecto, indica el juez que Villar concedió “beneficios a algunos de los presidentes de las federaciones en cuyo ámbito no tenía asegurado el apoyo, disponiendo del patrimonio ajeno que administra, esto es, el de la RFEF”.

Villar, quien “ha pretendido desvincularse de la percepción de subvenciones públicas con la finalidad de eludir el control financiero y contable consecuencia de la aplicación de la Ley de Transparencia”, hizo asimismo un gasto desproporcionado en personal de la federación.

Detalla Pedraz que las retribuciones anuales de 40 empleados de la RFEF suman unos 5 millones y medio de euros y que en la causa hay diversos fragmentos de conversaciones telefónicas “relacionados con la contratación excesiva de personal, los altos sueldos y la baja productividad de parte de éste”.

De hecho, Villar otorgó altos salarios a determinados cargos directivos “por mor de su amistad o conveniencia”, lo que le reprochó su propio hijo Gorka en un pinchazo: “Tienes que empezar a dejar de confundir la lealtad hacia las personas con la incapacidad... te meto tal cosa o te jubilo de puta madre”.

Otra de las irregularidades es el pago de 300.000 euros a la secretaria general de la RFEF, Esther Gascón, como indemnización de despido para posteriormente ser nuevamente contratada.

Gorka, el gran beneficiado En cuanto al hijo de Villar, Pedraz afirma que resultó, a través de su empresa Sports Advisers, el “mayor beneficiado a través de su padre” del dinero de la RFEF.

“Son múltiples las conversaciones telefónicas que han venido demostrando el cada vez mayor control de Gorka en la federación, pese a no tener ningún cargo o vinculación laboral”, incluyendo la organización de partidos amistosos de la selección de los que se habría beneficiado.

Entre estos partidos menciona los celebrados con Corea del Sur en 2010 y 2012, y otros con Chile en 2008, 2011 y 2013, con México en 2010, con Colombia en 2011 y 2017 y con Argentina en 2009 y 2011.

En todos ellos, la empresa del hijo de Villar cobró diferentes cantidades en concepto de asesoría jurídica posiblemente irregulares.

Los negocios de PadrónEl auto del juez Santiago Pedraz indica que el vicepresidente de la RFEF, Juan Padrón, “excediéndose en sus facultades de administración del patrimonio” de ésta, transfiere importantes cantidades de dinero a la territorial tinerfeña que él preside, y que luego se derivan a una sociedad que administra con el secretario general.

Esas cantidades “acaban siendo desviadas a cuentas particulares de los investigados Padrón y Baussou, a través de la sociedad instrumental que ambos administran”. El auto detalla que del estudio de las cuentas bancarias de Tenerife Sport SL “se observó el ingreso, desde 2011 a mediados de 2016, de una gran cantidad de cheques procedentes de la Tinerfeña, por valor de 440.944 euros. - DEIA/Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120