20.000 niños y unos 2.400 menores no acompañados

La situación de los niños refugiados en Grecia puede empeorar aún más

Según la ONG Save the Children, los menores dejarán de percibir fondos de la UE en agosto

Europa Press - Jueves, 20 de Julio de 2017 - Actualizado a las 09:51h

Varios niños juegan en el campamento de refugiados de Idomeni, entre Grecia y Macedonia.

Varios niños juegan en el campamento de refugiados entre Grecia y Macedonia. (Efe)

Galería Noticia

Varios niños juegan en el campamento de refugiados de Idomeni, entre Grecia y Macedonia.

Unos 60.000 inmigrantes y refugiados están atrapados en Grecia, entre ellos 20.000 niños y unos 2.400 menores no acompañados, viviendo en una situación "dura y desesperada" que podría empeorar a partir de agosto ya que muchas de las ONG que les prestan ayuda dejarán de recibir fondos de la UE, alerta Save the Children.

QUÍOS. En las islas griegas viven actualmente unos 14.000 inmigrantes y refugiados que han quedado bloqueados a raíz del acuerdo firmado en marzo de 2016 entre la UE y Turquía. "Se encuentran en condiciones muy duras, hace mucho calor y viven en barracones y tiendas de campaña en campos improvisados para unos días que se han convertido en permanentes", explica a Europa Press desde Quíos la directora de políticas de infancia de Save the Children, Ana Sastre.

Las familias de refugiados se encuentran en una "situación psicológica muy dura" puesto que en la mayoría de los casos llevan meses esperando una solución y "no tienen claro lo que va a pasar", precisa. "Pensaban que les iban a tratar bien cuando llegaran a Europa, que aquí hay Derechos Humanos, pero están viendo que esto no se materializa y no entienden lo que está pasando", subraya, resaltando que "ves mucha tristeza en sus caras".

Sastre expresa su particular preocupación por la situación de los niños, muchos de los cuales "han vivido situaciones traumáticas" antes de llegar a Grecia y han visto morir a familiares y amigos y han sido testigos de bombardeos. Ahora, "viven hacinados en medio de altas temperaturas" y sin ver sus necesidades debidamente cubiertas.

La responsable de Save the Children incide en la situación de los menores no acompañados, la mitad de los cuales se beneficia del sistema de protección griego mientras que el resto, ante la falta de plazas en centros para menores, "están en la calle".

Para ellos, denuncia, la única opción para moverse son los "traficantes" lo que les deja en una situación de especial vulnerabilidad ante la explotación sexual, los abusos y el tráfico de órganos. "No hay un sistema de protección que les ofrezca una plaza en un centro y una tutela y no hay planes para hacerlo", insiste.

"Ahora, su situación va a ser mucho más dramática porque a partir de agosto las ONG que trabajan con estos menores y que tienen casas de protección dejarán de recibir financiación de la UE", alerta Sastre. "Si a partir de agosto no se destina fondos por parte del Gobierno griego, habrá todavía más menores en la calle", lamenta.

Sastre reconoce que el Gobierno de Alexis Tsipras "no está siendo capaz de gestionar" la situación, si bien incide en que se está ejerciendo "mucha presión" sobre un país que está inmerso en una grave crisis económica.

En este sentido, denuncia que "el sistema de solidaridad" acordado por la UE para repartir la carga migratoria que sufren Grecia e Italia "ha fallado estrepitosamente" y solo se ha reasentado a un 10% de los 170.000 refugiados comprometidos pese a que se trata de "una cifra irrisoria" comparada con los millones de refugiados que acogen países como Turquía.

"NECESITAN UNA RESPUESTA" Los 60.000 bloqueados en Grecia, muchos de los cuales "sienten que se les está tratando como a animales", "necesitan una respuesta" y esta debería ser la "prioridad" de los gobiernos europeos, defiende la responsable de Save the Children. "Se necesita una voluntad política de solucionar esto y de poner todos los recursos a disposición de estas personas, que es ahora cuando necesitan que les ayudemos", reclama.

Tensión

A Save the Children le preocupa especialmente la situación de los menores no acompañados. "Hay que ampliar el sistema de protección, no se puede dejar a estos niños en la calle" porque no hacerlo supone "empujarlos en manos de las mafias" al no darles una alternativa, advierte Ana Sastre. Asimismo, resalta que la "desesperación" reinante entre los refugiados genera "tensión" entre las familias en los campos de acogida.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120