DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Mikel San José jugador del athletic

San José: “Estamos dándole a la gente la oportunidad de pensar que es asequible entrar en Europa”

Mikel San José (Iruñea, 1989) afronta un verano con cambios y con la incertidumbre de saber dónde jugará: en el centro del campo o en la defensa

Una entrevista de Aitor Martínez - Jueves, 20 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Mikel San José, jugador del Athletic.

Mikel San José, jugador del Athletic. (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

Mikel San José, jugador del Athletic.

Bilbao- Con la vista puesta en el primer asalto europeo del próximo jueves ante el Dinamo Bucarest, San José confía en que el Athletic llegue en plenas condiciones a la cita tras una semanas de trabajo intenso a las órdenes de Ziganda, al que ve plenamente cualificado para pilotar la nave rojiblanca.

¿Cómo se encuentra tras la dos primeras semanas de pretemporada?

-Bien. Como en cualquier pretemporada, pero con la diferencia de que este verano ha llegado un cuerpo técnico nuevo, con un estilo diferente y algunas otras variaciones. Pero todos hemos venido en buena dinámica y bien preparados para empezar a entrenar. Estamos con ganas de ver qué nos depara este nuevo año.

Por lo visto estos días, especialmente en Suiza, el principal cambio ha llegado en el trabajo físico.

-Es cierto que esta es una pretemporada diferente a las que hemos tenido en estos últimos cuatro años. Cada cuerpo técnico tiene su manera de hacer la pretemporada. Ya hemos vivido de todo y tampoco es algo nuevo. Estamos compaginando trabajo físico con trabajo con balón. Se trata de que el día 27 el equipo esté en disposición de aguantar los noventa minutos de la mejor manera posible.

¿Cree que tienen tiempo para llegar en plenas condiciones?

-Creo que sí. Con trabajo y una buena preparación no debería de haber problema. Hasta ahora se están repartiendo los minutos y el nivel físico de todos parece muy bueno. Así que no creo que vaya a haber excesivos problemas en ese sentido.

Ha habido varias novedades en el cuerpo técnico. ¿Qué es lo que más le sorprende del cambio?

-La tecnología que estamos viendo, vamos con varios GPS incorporados. Luego vemos en el campo también varios elementos. La forma de trabajar va más en dirección a tener todo muy organizado en base a lo que cada uno hace y lo que puede soportar. Medir bien los tiempos, los trabajos y la carga física que cada uno puede soportar. Otras veces hemos hecho todos más o menos el mismo trabajo y sí que es verdad que esta vez es un poco más individualizado. También la energía, las fuerzas y las ganas con las que han entrado todos los miembros del cuerpo técnico, aunque eso no era difícil de esperar porque el míster está ante una oportunidad que llevaba tiempo esperando y mereciendo tras su gran trabajo en el filial.

Desde fuera ese parece el principal cambio. La energía de Kuko. Valverde era mucho más comedido en el día a día.

-Cada entrenador es diferente. Kuko es muy enérgico, está constantemente hablando, ayudando, corrigiendo… No calla. Es una manera distinta de llevar al día a día a la que hemos vivido estos últimos cuatro años. Todo lo que sirva para ayudar y para mejorar, bienvenido sea. Estamos muy cómodos con él. Además, la relación con todos, pese a llevar poco, es muy fluida.

¿Qué espera de Ziganda?

-Sobre todo, que sigamos en la misma línea de los últimos años. Eso ha hecho que seamos un equipo en el que poder confiar, un equipo que se recuerda como un gran bloque. Y sobre todo, mantener la competitividad. Estamos en una época en la que no siendo fácil entrar en Europa estamos dándole a la gente la oportunidad de pensar que es asequible, pues se ha convertido en costumbre.

A nivel personal, ¿supone una incertidumbre que haya un cambio así?

-No sé si lo llamaría incertidumbre, pero sí es verdad que todos partimos de cero y a partir de ahí todos trabajamos para demostrarle que puede confiar en nosotros. Luego ya es decisión de él qué hacer.

Hace pocos días, Ziganda negó eso de que todos empezaran de cero. Es normal que diga eso, ¿no?

-Sí, entiendo que no todos los casos son iguales. Habrá jugadores en los que ya de por sí tenga más confianza por lo que haya podido sentir a la hora de vernos estos años. Con Ernesto (Valverde) había un once más o menos definido y ahora para todo el mundo se abre mucho más la pelea por un puesto.

Ha jugado de central los dos partidos que ha disputado. ¿Eso qué le dice?

-Ziganda me ha comentado que él no quiere que deje de pensar que puedo jugar de central. Si termina siendo así, lo afrontaré con las mismas ganas de siempre. Da igual que sea de centrocampista o de defensa, estoy preparado para aportar cosas al equipo.

¿Usted dónde se ve?

-Yo, en cualquier sitio. Sí es verdad que en los últimos años estoy bastante acostumbrado a jugar de centrocampista, donde me siento muy cómodo, con los automatismos muy adquiridos, pero creo que no habría ningún problema en jugar atrás.

Aunque eso le suponga tener que cambiar el chip de nuevo…

-Eso sí. Pero es un cambio que no debería costarme. Cuando he jugado ahí no me ha costado. Si se da la circunstancia de que tengo que jugar atrás, pelearé por el puesto del mismo modo que si me toca hacerle en el centro del campo.

Por lo visto en los tres primeros partidos de pretemporada, parece que Ziganda ha omitido la figura del pivote defensivo.

-Él nos pide que el centro del campo sea dinámico. Otros años hemos jugado con posiciones más fijas y en este caso a él no le importa que en ciertos casos el más defensivo de los dos centrocampistas se suelte hacia adelante. Ya lo hacíamos de manera excepcional con Valverde, pero como idea, Kuko quiere que los pivotes sean más dinámicos. A partir de ahí, todos tenemos que ponernos las pilas porque eso puede requerir un cambio importante.

Será importante que se adapten rápido a ese cambio o, de lo contrario, la defensa podría quedar muy expuesta. ¿No cree?

-Está claro que vamos a mantener la idea de apretar arriba y en defensa no va a variar mucho, pero en ataque va a pedir esfuerzos extra a jugadores que no estábamos tan acostumbrados a ello. Aunque, por ejemplo cuando he jugado con Iturraspe durante la época de Valverde sí he actuado más arriba.

Este año, si cabe, la competencia en la medular parece mayor.

-Siempre la habido, pero este año ha vuelto Vesga de una gran cesión, de cinco meses muy buenos en el Sporting;Ager tras una fantástica cesión en el Cádiz, donde ha acabado muy bien y Unai López, que es un jugador que por dentro puede hacer diabluras. No somos todos el mismo perfil de futbolista, pero sí es verdad estamos muchos para dos o tres posiciones, dependiendo de cómo quiera jugar Ziganda. Lo bueno es que el míster tiene mucha variedad donde elegir.

¿Qué le dice el nombre de Bucarest?

-Me dice 3-0, la verdad. En parte es bonito volver a un sitio que fue tan importante para lo bueno y para lo malo. A mí no me importa volver y para nada me va a pesar ese resultado en caso de estar en el campo, aunque sí que es verdad que no es la ciudad más agradable por lo que vivimos allí. El camino hacia Bucarest fue muy bonito hasta que empezó el partido. A todos nos gustaría borrar la parte del resultado. Ya no por lo que fue, sino por lo que pudo haber sido: algo muy grande que no pudimos lograr.

¿Lo afrontarán con ciertos aires de revancha?

-Obviamente, no es lo mismo. Es una especie de revancha para demostrar a la gente que el equipo que falló entonces y que no ganó la final sigue creciendo.

¿Conoce algo del Dinamo Bucarest?

-No mucho. Sí reconozco al equipo porque estamos en este mundo. De la lista de posibles rivales para mí era el más difícil, pero creo que ellos tampoco nos querrían. Una previa nunca es fácil, da igual el nombre del equipo porque al final lo que nos pone a cada uno en el sitio es el campo.

Por lo que se ha podido comprobar en Suiza, Bingen Arostegi tenía bien controlados a los rivales de pretemporada. De este modo, es de esperar que con el Dinamo Bucarest suceda algo parecido.

-Creo que ya les conoce bien. Se sabrá hasta los apodos de los jugadores (se ríe). Estamos trabajando bien en el aspecto de conocer al rival y en este caso no será distinto.

¿Les ha sorprendido Arostegi en ese sentido?

-Yo no le conocía como entrenador;sí, personalmente, y no sabía qué podía esperar de él en ese sentido, aunque he podido comprobar que hace un trabajo muy bueno. Todo lo que sea ayudar para conocer mejor al rival, bienvenido sea. Es la mejor manera de afrontar los encuentros, sobre todo contra equipos a los que no conocemos.

las claves

“Cada entrenador es diferente;Kuko es muy enérgico, está hablando constantemente, ayudando, corrigiendo… No calla”

“Con Ernesto había un once más o menos definido y ahora, para todo el mundo, se abre mucho más la pelea por un puesto”

“Ziganda me ha comentado que no quiere que deje de pensar que puedo jugar de central;si es así, lo afrontaré con las mismas ganas”

“Lo de Bucarest es una especie de revancha para demostrar a la gente que el equipo que no ganó la final sigue creciendo”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120