Además de que se rechace su realojo

Aburto censura que se critique la situación en la que vivían las familias de Zorroza

Dice que no se peatonalizará Iparragirre, sino que se ampliarán las calles para hacer un corredor

EP - Miércoles, 19 de Julio de 2017 - Actualizado a las 16:44h

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, durante las declaraciones junto al edificio de Zorrotza en cuyo incendio fallecieron cuatro personas.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, durante las declaraciones junto al edificio de Zorrotza en cuyo incendio fallecieron cuatro personas. (EFE)

Galería Noticia

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, durante las declaraciones junto al edificio de Zorrotza en cuyo incendio fallecieron cuatro personas.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha señalado que el Ayuntamiento tiene la "obligación moral" de ofrecer viviendas de realojo a aquellas personas que se hayan quedado sin sus hogares "por una desgracia", y ha advertido de que no se puede criticar la situación en la que estaban viviendo las familias afectadas por el incendio del inmueble ubicado en el número 7 de la calle Barinaga, en el barrio de Zorroza y, a la vez, "rechazar su realojo".

BILBAO. En una entrevista concedida a Radio Popular, Aburto se ha referido, de esta forma, a las manifestaciones que celebran los vecinos de Zazpilanda, en Zorroza, contra el posible realojo en la zona de las familias gitanas que residían en el edificio de La Landa que se incendió el pasado 27 de mayo, en el que fallecieron cinco personas.

Los vecinos de este barrio de Zorroza consideran que estas personas, pendientes de realojar, son "conflictivas" y podrían generar "muchos problemas de convivencia", por lo que han convocado manifestaciones para pedir al Consistorio de la capital vizcaina que no les den vivienda en esa zona.

Aburto ha dicho tener la sensación de que hay "un doble lenguaje" y ha advertido de que "no se nos puede estar diciendo, muchas veces por las mismas personas, que no puede ser la situación en la que estaban viviendo los vecinos" en la zona de La Landa, y, "a la vez se nos esté diciendo ahora 'no a los realojos'".

El alcalde ha asegurado que la convivencia "es prioritaria" y ha advertido de que "quien quiera quebrar y hacer difícil la convivencia con comportamientos incívicos, sobra". "Dicho esto -ha añadido-, el Ayuntamiento tiene también una obligación, no solamente jurídica o política, sino también moral, que es la de aquellas personas que se hayan quedado sin vivienda por una desgracia darles una vivienda, ofrecerles un realojo, sin ningún tipo de privilegio".

Tras asegurar que "entiende" a los vecinos de Zazpilanda que rechazan el realojo de estas familias en su barrio, Aburto les ha asegurado que el Ayuntamiento no se va a "esconder" y va a dedicar recursos "a que la convivencia sea posible". "Vamos a estar cerca, nos van a poder llamar, vamos a poder intervenir y vamos a hacer que la convivencia sea posible", ha manifestado, para defender "firmeza por un lado y cumplimiento de la legalidad por otra".

Aburto ha reconocido que, "a veces, la búsqueda del equilibrio es muy difícil, sobre todo cuando hay actitudes incívicas de alteración de la convivencia". En ese sentido, ha advertido de que "quien altera la convivencia también tiene una parte de responsabilidad importantísima en lo que ocurre", pero, según ha dicho, "también hay que dejar actuar a las instituciones, que lo hacemos de la mejor manera, y buscamos complicidades para poder actuar".

"Lo que no se puede pretender es que se nos quiera atar de pies y manos para que no podamos hacer nada, porque queremos actuar buscando el interés del vecino y también el cumplimiento de la normativa aplicable a cada uno de los casos", ha insistido, para reiterar que "hay que buscar alojamiento a aquellas personas que la han perdido".

Aburto ha destacado que, en caso de Ollerías, con las familias conflictivas del conocido como 'clan de los Pichis', el Ayuntamiento está trabajando "desde el punto de vista de la seguridad, con policía y seguridad pasiva, y la acción social, y hemos conseguido sacar a unas personas de ese entorno, que están viviendo en otro entorno sin problemas".

PEATONALIZACION DE IPARRAGIRRE

Por otro lado, Aburto ha asegurado que "nadie va a peatonalizar" la calle Iparagirre, tal y como denuncian los vecinos, sino que se van a ampliar las aceras para hacer "un corredor desde el Museo Guggenheim hacia la Alhóndiga", que sea un paso"mucho más amable, que lleve hacia donde queremos a los turistas". Asimismo, ha asegurado que en esta calle "no va a haber más terrazas" ni se van a ampliar la existentes.

"Queremos que el protagonismo de esa nueva Iparragirre lo tengan los vecinos", ha dicho, para destacar que con el proyecto para Iparragirre recogido en el plan Auzokide 2016-2019 para la mejora de los barrios "se abre a los turistas una vía desde el Guggenheim que les lleva a la ciudad".

El alcalde ha indicado que, ahora, "lo que hay que hacer es abordar el proyecto con los propios vecinos, y hacer el diseño de esa semipeatonalización con los propios vecinos, para que se sientan protagonistas de lo que el Ayuntamiento va a realizar en su entorno".




Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120