Marejada en la Vizcaina

La relación entre la Junta de la Federación de Bizkaia de pelota y algunos estamentos del deporte se encuentra en un punto de gran tensión después de que el vicepresidente fuera cesado y se aprobaran las cuentas a la segunda

Un reportaje de Igor G. Vico - Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Pelotaris vizcainos en una presentación en Bilbao. Foto: Pablo Viñas

Pelotaris vizcainos en una presentación en Bilbao. Foto: Pablo Viñas

Galería Noticia

Pelotaris vizcainos en una presentación en Bilbao. Foto: Pablo Viñas

LAS aguas de la Federación de Bizkaia de pelota vasca corren convulsas. Karmelo Ariznabarreta, actual presidente de la entidad, entró a comandar el proyecto de la Vizcaina en mayo de 2016 después de que el equipo de José Manuel Fuentes Mateos no quisiera acceder a una posible reelección y el exmanista profesional de Galdakao se proclamara vencedor de las elecciones al ser el único candidato a sentarse en el asiento de la calle Martín Barua Picaza.

Pues bien, con un curso recorrido desde que alcanzara el puesto, según afirmas algunas fuentes a DEIA, Ariznabarreta se encuentra en una encrucijada recién terminado el curso 2016-2017 y en plena preparación de la temporada que entra. Para empezar, la resolución del GRAVNI -torneo que enfrenta a Bizkaia con Gipuzkoa, La Rioja, Araba, Nafarroa e Iparralde- no estuvo a la altura de lo que se podría esperar y los pelotaris, tal y como revelan dichas voces, “no contaron con entrenamientos” de la Federación para que se ejercitaran de cara a la competición. Aun así, los deportistas vizcainos quedaron en segundo lugar. Por otro lado, la gestión económica del año 2016 se aprobó a la segunda porque, en la Asamblea General celebrada el pasado 3 de mayo, once de los 28 agentes -veinte componentes del estamento de clubes, uno del de pelotaris y siete del de jueces- presentes en la misma no aceptaron las cuentas presentadas por la Junta. En aquella ocasión tampoco se aprobó el presupuesto de 2017 por diez votos a favor ante once en contra y cinco abstenciones. Además, se unen dos bajas en el seno del equipo de Ariznabarreta -Alberto Txertudi, vicepresidente, cesado, y Kepa Arroitajauregi, director técnico de trinkete-.

El 2 de mayo, un día antes de aquella primera Asamblea en la que no se dieron por válidas las cuentas de la Vizcaina de 2016, el entonces vicepresidente del ente, “cesado más tarde, envió un escrito a los clubes en los que relataba su punto de vista sobre el curso de la presente Junta, cuya situación valora como “consecuencia de las decisiones unilaterales de Karmelo Ariznabarreta sin tener en cuenta no solo a los clubes a los que representa y a los cuales se debe, sino tampoco a los miembros de su propia Junta Directiva, los cuales nos vamos enterando de las decisiones adoptadas una vez que ya han sido tomadas y en muchos casos cuando ya se están ejecutando, sin habernos dado opción a participar en dichas decisiones”. Además, se apunta en dicha carta a que “no es la Junta la que se ocupa de la administración”. Por tanto, podrían estar “incumpliendo” los estatutos. Asimismo, desbroza que “existen suficientes pruebas y datos (…) como son la sospecha de que el presidente representa los intereses de terceras personas y no los de los clubes y de la pelota de Bizkaia”. Y hacía referencia a “los resultados económicos de 2016, la auditoría y el presupuesto de 2017” y pidió “la dimisión inmediata del presidente y, por lo tanto, de su Junta Directiva -a la que pertenecía-” para establecer una “comisión gestora” integrada por “asambleístas”. El vicepresidente analiza en dicho escrito que existe un “objetivo final: difundir una imagen negativa de la Federación, rebajar considerablemente la actividad de esta, eliminar puestos de trabajo y finalmente sacar las actividades que actualmente desarrolla a concurso para que sean terceras personas las que las lleven a cabo”.

Por otro lado, la misiva recita de nuevo los problemas en el GRAVNI y la “falta de entrenamientos e interés”, agrega que no se ofreció tecnificación en septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2016 a pesar de existir “una subvención para todo el año” y cuestiona actuaciones relacionadas con los “reglamentos”, el pago “de jueces”, el Interpueblos y la asistencia de Ariznabarreta a “torneos privados como el Biharko Izarrak y no a las competiciones federativas”.

Si bien el 3 de mayo no se aceptaron las cuentas de 2016 de la Vizcaina, el 8 de junio de 2017 la Asamblea dobló su participación. De 28 agentes, se pasó a 61 -41 del estamento de clubes, 10 del de pelotaris y 10 del de jueces-. Las votaciones se realizaron de forma nominal y no existió el “voto secreto” aunque se solicitó por parte del club Kurene y fue reafirmado por Hartzak de Leioa, Danak Bat de Mungia y Getxo. Desde la Junta se les emplazó a comunicarlo “con tiempo”. En este caso, la Asamblea sí que aprobó los números -34 a favor, 21 en contra y seis abstenciones- y el presupuesto para 2017 -40 a favor, siete en contra y once abstenciones-. Aun así, desde algunos clubes se cursó una alegación el 19 de junio revelando “errores” en el acta recibida seis días antes. Al no recibir respuesta desde la Vizcaina, algunos de estos clubes remitieron una petición para leer las observaciones en la siguiente Asamblea y la petición del voto secreto. También, se volvieron a alegar variaciones en el acta del 8 de junio por segunda vez.

dimisión e impugnación Kepa Arroitajauregi, responsable del área de trinkete de la Vizcaina, además anunció su dimisión el 26 de junio mediante un escrito en el que revela que no comparte “muchas cuestiones que le incomodaban”. Después de 17 años en la brecha y conseguir que Bizkaia sea el segundo territorio tras Iparralde, además de pelear por la herramienta en la modalidad del tejadillo junto a “Pablo Fusto” -“otro trabajador de la pelota que ya no está...”, escribe-, el técnico no seguirá al frente. “Espero que se trabaje para que todo lo que hemos ganado juntos no se pierda”, apostilla.

Por otro lado, el club de Bakio decidió impugnar la tabla clasificatoria final del Interpueblos BBK de herramienta de 2017, ya que “solo existe una única clasificación elaborada con los resultados de todas las modalidades de herramienta y categorías incluidas en el Artículo 2 del Reglamento y (...), de manera totalmente arbitraria y siguiendo intereses ajenos al espíritu del mismo, se han realizado dos clasificaciones paralelas, resultando dos municipios campeones para un mismo campeonato”. Así, solicitan la “rectificación” de la clasificación y un nuevo “reparto de premios”.

la versión del presidenteEsta cabecera se puso en contacto con Karmelo Ariznabarreta para que pudiera defender las principales cuestiones que se le achacan y declaró que “ninguna decisión se está tomando unilateralmente. Es la Junta Directiva la que toma las decisiones”.

Asimismo, manifestó que es “totalmente falso” que “la administración no la haga la Federación. Tenemos un responsable económico que es el que lleva los datos”. Cuestionado acerca de los intereses de “terceras personas” que pueda tener la Junta, el mandatario de Galdakao declaró que “que alguien me diga a mí quiénes son esas terceras personas. Las decisiones las toma el equipo directivo. El que hable de ello, que me diga a mí quién era la persona que, al margen de la Junta anterior, tenía las cuentas”. Y respondió que “no tengo ningún problema con que soliciten mi dimisión. El que quiera hacerlo sabe los cauces adecuados. No tengo ningún interés en estar. Parece que algunos sí lo tienen”.

Otro de los puntos que aclaró fue la manifestación sobre “sacar las actividades que actualmente desarrolla a concurso”, el presidente desbrozó que “las decisiones las toma únicamente la Junta y no terceras personas”.

También quiso dar su punto de vista sobre el tema financiero. “En la primera Asamblea no se aprobaron las cuentas y fueron pocos asambleístas. En la segunda, a la que asistieron prácticamente la totalidad, sí se aprobaron, pese a que haya gente que ha intentado ir club por club para manipular, contando cosas que no son ciertas”, especificó.

“Al vicepresidente se le echó porque después de tomar las decisiones en la Junta iba con información falsa. No entendíamos su postura”, dijo a DEIA el presidente de la Vizcaina, quien valoró también la baja de Arroitajauregi: “Tiene muchos quehaceres. Ha trabajado este año con unos emolumentos y ha decidido no seguir. Se trata de una decisión personal”.

“El Interpueblos de herramienta se decidió que era igual que el Udaberri o el de Bizkaia. Los responsables acordaron con los clubs jugar del modo en el que se ha jugado. Una vez que se ha terminado, han impugnado. Es una maniobra más”, manifestó y finalizó que “parece que hay gente que ha manejado algunos estamentos hablando de terceras personas, a las que yo no me doblego”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120