Bilbao da cuerda a nuestros relojes

Diego López Bilbao - Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Relojes de bella factura coronan algunos de los edificios bilbaínos más emblemáticos. Sin embargo, convendría detenerse en tres que, por diferentes motivos, permanecen, si no en el olvido, sí en la desidia. El primero de ellos preside la Estación de La Concordia, impasible ante el tiempo, sumido en un letargo permanente a las tres menos veinte, acertando la hora tan solo dos veces al día. El segundo, de doble cara y también detenido, se encuentra en el número 9 de la calle Bidebarrieta y presenta una hora distinta según el lado que se mire, mejorando el registro del anterior reloj y acertando la hora un total de cuatro veces al día. El tercero de ellos ni siquiera marca la hora porque, desde hace años, yace oculto detrás de una persiana sobre una relojería en el número 37 de alameda San Mamés. Se trata de un reloj artístico con nueve autómatas que daban la hora haciendo sonar unas campanillas. Relojes de autómatas como el de Praga o, sin ir más lejos, el de Laguardia, motivo de orgullo de satisfacción de sus habitantes, constituyen verdaderos reclamos turísticos. ¡Habría que recuperarlos para nuestra villa!

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120