Iker Gimeno Patrón de Kaiku

“Si hubo 16 olas en el largo, cogimos las 16”

Iker Gimeno y la tripulación de Kaiku están encantados con el triunfo en el Campeonato de Bizkaia y ahora viajan a Galicia para afrontar dos regatas durante el fin de semana

Una entrevista de. Jokin Victoria de Lecea - Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Iker Gimeno, satisfecho con el título vizcaino.

Iker Gimeno, satisfecho con el título vizcaino. (Foto: José Mari Martínez)

Galería Noticia

Iker Gimeno, satisfecho con el título vizcaino.

Bilbao- ¿Cómo se siente tras ganar el Campeonato de Bizkaia?

-Estamos muy contentos. Es verdad que no era algo esperado, pero estamos trabajando bien toda esta semana. Era algo posible y se ha visto que el fruto del trabajo llega cuando hacemos las cosas bien.

¿Esta victoria supone un refuerzo de la moral?

-Como bien se sabe, Kaiku no arrastra uno de los mejores momentos de su historia. También es difícil compactar un grupo de personas, que vienen de diferentes sitios, con la gente de casa, que tiene otro concepto. Chocan y eso mina las cosas. Estas victorias ayudan a que se apacigüen las aguas y para que todos podamos remar en la misma dirección.

El triunfo de Kaiku se fraguó en el segundo largo. ¿Cómo se vivió la regata dentro del bote?

-Bermeo y Zierbena tienen unas grandísimas tripulaciones y nosotros salimos bien, aguantamos la embestida en el primer largo. Al llegar a la ciaboga, Bermeo estaba tres segundos por delante y con la primera ola salió escopeteado. Nosotros también cogimos esa ola y a partir de ahí, José Luis Korta me mandó hacia las dos. Fui hacia ellos para que no cogieran la ola tan limpia y dio resultado. Si hubo 16 olas en el largo, cogimos las 16.

Entonces giran en la segunda ciaboga y se ven con una gran ventaja.

-Pero los terceros largos son muy traicioneros y a nosotros se nos suelen hacer complicados. Intentamos remar lo mejor posible, manteniendo la concentración. Se nos acercaron tres segundos, pero teníamos colchón y al volver decidimos rematar. Fue un ahora o nunca.

¿Qué sintió cuando cruzaron la meta en primer lugar?

-Todo el halago es para los remeros. Convivir como estoy conviviendo con ellos y ver la cara de satisfacción que tenían, ver esas caras de felicidad en la gente, me recuerda que esto es por lo que llevo tanto tiempo en el remo. Merece la pena ver esa sensación. Ver a la gente extasiada y satisfecha a la vez. La tripulación de Kaiku puede estar orgullosa de lo que está haciendo este año y estoy encantado de remar con ellos.

A pesar de haber ganado mucho, suena a que esta victoria es una de las que mejor le sabe.

-La verdad es que sí. He estado en Astillero, Zierbena, donde no me fueron mal las cosas… pero en el bote grande se necesita esto. No valen medias tintas. Necesitas ver que te han llamado para esto y realmente estoy satisfecho con todos los tripulantes de mi plantilla.

¿Qué tal está en Kaiku?

-Contento, aunque podría estarlo más. Trato de mantener el bloque unido y estoy satisfecho con lo que se hace, con los resultados que estamos teniendo. Sabemos que a veces es difícil conciliar con José Luis, pero tengo que decir que este año me ha sorprendido positivamente la postura que tiene. Me llevo muy bien con él y es fácil trabajar con él y, también, con este grupo de remeros.

Korta y usted han trabajado muchos años juntos.

-Así es, pero ya no tiene ese punto de soberbia como podía tener en Castro. Ahora vacila, está más calmado, habla más… Es una persona más serena. A mí me ha sorprendido. Realmente antes no solía hablar mucho con él y este año he hablado más que en los ocho años anteriores que estuvimos juntos. Estoy muy bien con el trato que me da y la confianza que tiene en mí. Estoy encantado y si no llega a ser por él, no estaría en Kaiku.

El año pasado en Kaiku se vivieron problemas internos de vestuario. ¿Están resueltos ya?

-Sigue habiendo algo de tensión, pero se están respetando las cosas y poco a poco se está solucionando. El año pasado, todos sabemos que fue un caos y por eso es complicado llegar a un club donde hay gente de casa que se ha quedado y mucha gente de fuera. Hay que intentar llevar todo por el mismo camino.

La labor del patrón suele ser importante en estos casos.

-Soy un chaval que intento que haya buen ambiente y que la gente tenga siempre una sonrisa en la cara. Al final en el deporte hay que divertirse. Olvidar lo externo e ir día a día.

¿Cree que se nota la mejoría interna en el agua?

-Sí. Este año estamos viendo un Kaiku regular. Supuestamente tenemos menos nivel en la plantilla y ya llevamos dos banderas, este campeonato y la conseguida en Lekeitio antes de empezar la liga. Consiguiendo lo que hemos conseguido estoy satisfecho.

¿Esta victoria les lleva a marcarse objetivos mayores?

-Tenemos un trece que puede dar un susto en cualquier momento y no descarto que se pueda ganar una bandera, pero no tenemos el suficiente margen de plantilla como para rotar a la gente y estar en puestos de aspirar a la liga. Hay que ser realistas. Estando entre los cuatro primeros, para mí, es un éxito. Se puede hacer mejor, pero ahora mismo para ganar en la liga tienen que fallar los tres primeros.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Remo

ir a Remo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120