Lavar la cabeza a un burro

Javier Orcajada Bilbao - Viernes, 14 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:16h

Según el refrán popular querer lavar la cabeza a un burro es malgastar tiempo y jabón. Pero, por más que se les explique, los yanquis se empeñan en ello y solo experimentan fracasos: no hay manera de convencerles de su inutilidad. Parece una ley sociológica que el poder absoluto obstruye las meninges de los que mandan, aunque sus aliados serviles tengan que reírle las ocurrencias. Su historia es una secuencia interminable de errores. Al presidente Kennedy le liquidaron las tramas ocultas porque era de izquierdas. Pagaron el pato unos pringaos. Es ya un lugar común hacer mención a su intervención en Corea dividiéndola en dos, con el grano del Norte convertido en divieso nuclear. De Vietnam, medio millón de sus héroes salieron en ataúdes de madera y otros tantos, internados en centros psiquiátricos. Son los patriotas descerebrados que siguiendo el ritual, ametrallan a niños saliendo de las escuelas y después son abatidos por la policía impunemente. Recibieron una lección de los barbudos cubanos en Bahía Cochinos al intentar “liberarles del comunismo”. En represalia la Navy bloquea la isla durante cincuenta años. Han tenido que admitir su fracaso y han levantado el cerco. Apoyan el régimen genocida de Israel contra Palestina, lo que ha convertido a todo el Oriente Próximo en un polvorín de armas manchadas de petróleo. Manipulan la OTAN, con la inestimable presencia de nuestra España entre otros países sumisos. El monumental, pero explicable fenómeno del Estado Islámico, compuesto por fanáticos terroristas suicidas cuya gloria es morir reventados, causando la muerte de inocentes que han tenido la mala fortuna de estar en el lugar y en el momento inadecuados. Y Estados Unidos y la OTAN se empeñan en dar una solución militar imposible a lo que debería ser analizado como consecuencia de la destrucción de Irak en represalia por la humillación que les supuso las Torres Gemelas. Ahora parece que les ha entrado la cordura eligiendo presidente a Trump, expulsando a los emigrantes, construyendo una valla a lo largo de la frontera con México o polucionando el planeta, despreciando los criterios de los científicos. Quizá la solución sea el impeachment y destituyan a Trump, pero volverán a elegir a otro aún mejor. Quizá a Silvester Stallone.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120