ESCAPADAS

El aroma del besugo asado inunda Orio el fin de semana

La tradicional fiesta de este pescado convertirá a la localidad guipuzcoana, famosa por su casco antiguo y su mezcla de playa y monte, en una gran parrilla al aire libre

Un reportaje de Andrés Portero - Viernes, 14 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:16h

Imagen de Orio.

Imagen de Orio. (Foto: Udala y Turismo Euskadi)

Galería Noticia

Imagen de Orio.

lA tradicional Fiesta del Besugo en Orio se presenta este fin de semana como una excusa perfecta para disfrutar de sus múltiples actos, comer un buen pescado y vivir las bondades de una localidad famosa por su casco antiguo y su mezcla de playas y monte.

La fiesta se celebrará hasta el domingo y busca ser “un gran escaparate para el municipio y sus restaurantes”. Durante el fin de semana, la Herriko Plaza de Orio se convierte en una gran parrilla donde se asarán más de 500 besugos “al estilo Orio”, es decir, sin usar besugueras, para disfrute de alrededor de un millar de comensales.

Quien desee participar de la comida, que incluye además del pescado (asado por los parrilleros de los asadores Xixario Katxiña y Joxe Mari) jamón ibérico, ensalada, kokotxas, bebida, postre y café, debe realizar reserva en la oficina de Turismo. El programa incluye mañana concurso de besugo entre cuadrillas y raciones de marmitako a dos euros y regatas, y el domingo, raciones de atún a la parrilla en la plaza, con la colaboración de Eusko label.

Y acudir a Orio, cuna de arraunlaris y de Benito Lertxundi, siempre resulta atractivo por sus muchas propuestas a descubrir. La localidad permite paseos junto al azul del mar y entre el verde de la montaña. Aunque en época estival suele estar muy concurrido, nadie puede marcharse sin visitar (y darse un chapuzón, si el tiempo acompaña) las playas de Antilla y Oribarzar.

La primera ofrece en sus inmediaciones un camping y un gran parque infantil, mientras que la segunda está cerca del parque natural de Pagoeta, uno de los entornos más espectaculares del herrialde guipuzcoano. Resulta obligado también pasear por la parte vieja de Orio. Goiko Kale data del siglo XIII y sus calles ascienden empinadas y escalonadas, casi laberínticas, agarrándose a la roca. Blasones, piedra arenisca labrada, balcones de colores vivos y calles empedradas le dan un sabor medieval

Conviene conocer también la iglesia de San Nicolás y la ermita de San Martín de Tours, y el visitante más activo cuenta con la posibilidad de realizar actividades en la ría de Orio: encuentros en el agua, visitas en piragua, alquiler de embarcaciones... Lunes y viernes se ofertan visitas guiadas durante el verano.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120