Hasta 58.000 euros

Condenan a una cuidadora por sacar dinero de un hombre ingresado en el psiquiátrico de Zamudio

La audiencia de Bizkaia ha dictado una sentencia de un año y nueve meses de prisión

EFE - Viernes, 14 de Julio de 2017 - Actualizado a las 16:00h

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a una mujer que trabajaba como empleada de hogar por estafa ya que extrajo hasta 58.800 euros de la cuenta de un hombre, mientras éste estaba ingresado en un psiquiátrico, y por haber robado joyas a una anciana a la que cuidaba.

BILBAO. La sentencia de la sección segunda de la Audiencia vizcaina hecha pública hoy dicta una condena de un año y 9 meses de prisión y una multa de unos 1.000 euros además de la indemnización de 58.800 euros para el hombre que fue víctima de la estafa.

Asimismo, el tribunal añade una pena de 6 meses de cárcel para la acusada por haber hurtado joyas por valor de 2.700 euros a una mujer mayor a la que cuidaba.

La resolución judicial considera probado que en agosto de 2011 la condenada comenzó a trabajar como empleada de hogar, contratada por la empresa Uhagonlan SL, en el domicilio de un hombre de avanzada edad y de su hijo, un hombre que padece un trastorno psiquiátrico, declarado legalmente incapaz y cuya tutela corresponde al Instituto Tutelar de Bizkaia, que inició la acción judicial.

La empleada de hogar, "guiada por un ánimo de enriquecimiento ilícito, se apoderó" de una tarjeta de crédito y de la cartilla bancaria propiedad del hombre con ese trastorno, e hizo un uso fraudulento de ellas en reiteradas ocasiones, hasta apoderarse de un total de 58.800 euros, sin su consentimiento.

El tribunal ha considerado que tuvo que ser la acusada quién sacó el dinero del banco ya que el titular de la cuenta bancaria estaba ingresado desde abril hasta junio de 2013 en el Hospital Psiquiárico de Zamudio, de modo que "no pudo materialmente sacar dinero de cajeros automáticos en Bilbao".

La sentencia concluye así que "no fue él el autor de las extracciones de elevadas cantidades de dinero en intervalos muy cortos de tiempo en una progresión, que además fue en aumento hasta alcanzar una cadencia diaria a razón de 900 euros, sino la acusada".

Posteriormente, la acusada fue contratada en 9 marzo 2015 para cuidar a una mujer en un piso de Bilbao, donde guiada también "por un ánimo de enriquecimiento ilícito, sustrajo joyas valoradas en 2.785 euros".

En concreto, sustrajo dos anillos de oro tipo solitario, un anillo de oro con dos piezas engarzadas, una alianza de oro un juego de cadena y pulsera de oro que vendió posteriormente.

La familia de la perjudicada decidió no efectuar reclamación económica por esos hechos al haber recuperado las joyas sustraídas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sucesos

ir a Sucesos »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120