comisión del Congreso

El Banco de España asume que no supo prever la magnitud de la crisis

Linde explicó ante la comisión del Congreso que la entidad que dirige no interpretó bien la situación económica entre 2000 y 2007

Jueves, 13 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde junto a la portavoz de Coalición Canaria en el Congreso.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde junto a la portavoz de Coalición Canaria en el Congreso. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde junto a la portavoz de Coalición Canaria en el Congreso.

madrid- El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, afirmó ayer que la entidad que dirige no supo anticipar entre 2000 y 2007 que se avecinaba una fase recesiva “tan intensa” provocada por el boom inmobiliario que se produjo en plena adopción del euro. Durante su comparecencia en la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera desde 2000 y posterior rescate bancario, Linde presentó un informe que cifra en 60.613 millones de euros el coste de las ayudas al sector bancario.

El gobernador del Banco de España señaló que la entidad consideró riesgos a la baja en un escenario en el que el endeudamiento del sector privado se disparaba hasta un 221% entre 2000 y 2007, sobre todo concentrado en el crecimiento del crédito a la vivienda y a las empresas vinculadas al sector inmobiliario.

Linde reconoció que el Banco de España no adoptó las medidas necesarias para frenar este incremento de crédito, aunque puntualizó que “no existían entonces normas legales que hicieran posible esa actuación”.

Entre 2005 y 2006 el crédito del sector privado creció un 65% y de 2001 a 2007 se construyeron 570.000 nuevas viviendas al año, una “burbuja especulativa” que se produjo cuando España estaba entrando en la moneda única y se producía al tiempo que la demografía se disparaba con cinco millones más de personas, un crecimiento de población que “no se veía desde mediados del siglo XVIII”, dijo.

Linde explicó que este crecimiento demográfico “alimentó el crecimiento de la demanda de vivienda y aportó mano de obra que facilitó la expansión del sector de la construcción”.

Reconoció que en 2012 la economía española estuvo al borde del colapso y hubo dudas de algunos países, entre ellos España, de que pudieran continuar en la moneda única e incluso la supervivencia del propio euro. “España se enfrentaba, a mediados de 2012, a algo cercano, o casi, a un colapso de financiación exterior, que pudo compensarse con un incremento sustancial de la financiación del Eurosistema, que llegó a alcanzar los 412.000 millones de euros en agosto de 2012, un 34 % de la liquidez inyectada por el Eurosistema a los bancos del conjunto de la zona euro”, dijo. - Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120