Jon Míguez wélter vizcaino

Jon Míguez: “Nunca pensé en dar el salto”

El wélter vizcaino Jon Míguez, que reside en Castro Urdiales, debutará el sábado en un ring profesional, después de haber sido coronado en los campeonatos de Bizkaia como el mejor en liza. Se considera un púgil “duro”

Un reportaje de Igor G. Vico - Jueves, 13 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Jon Míguez, frente al puerto de Castro Urdiales, donde atendió a DEIA antes de su debut del sábado en el polideportivo Peru Zaballa.

Jon Míguez, frente al puerto de Castro Urdiales, donde atendió a DEIA antes de su debut del sábado en el polideportivo Peru Zaballa. (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

Jon Míguez, frente al puerto de Castro Urdiales, donde atendió a DEIA antes de su debut del sábado en el polideportivo Peru Zaballa.

DEBERÍAMOS aprender a movernos aquí como lo hacen en Cuba. Estuve una semana entrenando allí y es una gozada ver cómo bailanen el cuadrilátero”, afirma el boxeador Jon Míguez (Bilbao, 1996). El wélter vizcaino, que reside en Castro Urdiales -“soy una mezcla”, dice con una sonrisa-, debutará el sábado en el ensogado de pago con MGZ, operadora que lleva a Kerman Lejarraga, Andoni Gago o Ibon Larrinaga, entre otros. Lo hará en el polideportivo Peru Zaballa de la localidad cántabra, a partir de las 21.00 horas. Míguez recuerda su viaje al Caribe pugilístico mientras desgrana un poco su estilo: “Es de saber estar en el sitio, más parado, buscando el choque. Realizo un boxeo duro. Pero hay que aprender de todo: si no esquivas o no te mueves, te puedes llevar golpes innecesarios”. De ahí que quisiera bailarcomo en Cuba, donde la danza aparece hasta en el lenguaje.

Jon empezó en las artes marciales con doce años. “Comencé por el kick boxing e iba bastante bien. Hubo un momento en el que no me salían peleas, así que decidí sacarme también la licencia de boxeo. Iba alternando. Llegó el momento en el que tuve que decidirme y me decanté por este deporte”, recuerda el bilbaino, quien en los últimos campeonatos de Bizkaia fue nombrado el mejor púgil del torneo. Además, se llevó también la medalla de Euskadi del peso wélter. Da que hablar. “Eso no lo llevo demasiado bien. Me cuesta mucho abrirme. Soy vergonzoso. De todos modos, entreno para demostrar lo que soy. En el ring sale solo. Es secundario que hablen de mí”, confiesa Míguez, sentado frente al puerto de Castro. De vez en cuando, algún paisano le saluda y se le acerca para preocuparse por la velada.

El estreno del vizcaino será contra el catalán Javier Gilabert en un pleito pactado a cuatro asaltos. El barcelonés tiene un récord de una victoria y una derrota. “Es una etapa nueva, que afronto con muchísima ilusión. Quiero vivirla bien y aprovechar”, sostiene el wélter, quien destaca que “me estrenaré con MGZ, promotora que se está volcando conmigo y me trata muy bien”. Asimismo, revela que el paso ha sido bastante natural. “Uno cuando hace este deporte piensa en ser profesional. No por el dinero, porque es complicado vivir de ello, sino por disfrutar del boxeo. Es el paso que me tocaba dar”, recita el deportista nacido en Bilbao, quien agrega con una perenne sonrisa que “llevaba tiempo en amateur y llega el momento en el que tienes que dar el salto. El estilo profesional siempre me ha encantado. Por mí, hubiera debutado antes. No hay que precipitarse”.

De todos modos, criado en el club Okinawa castreño, Míguez no se imaginó ascender al ensogado de pago mientras crecía. “Nunca había pensado en dar el salto. Siempre estábamos en nuestro gimnasio y una vez salió la opción de salir a entrenar a otros. Fui al Mampo Gym de Zorrotzaurre y la cosa fue bien. Me llamaron más veces y una cosa llevó a la otra”, desbroza el bilbaino, que señala que “no tengo objetivos fijados para esta nueva fase. Voy paso a paso. Mi intención es centrarme en el combate de Gilabert e ir paso a paso. Espero que sea una buena pelea”. En el Mampo Gym suele colaborar con Kerman Lejarraga para hacer guantes y alicatar su preparación. “Voy a veces a ayudarle y estoy encantado. Como persona es una máquina, pero en el cuadrilátero lo es más. Pega muy fuerte”.

Debutar en Castro“En Castro está habiendo bastante movimiento. Creo que habrá una buena entrada en el Peru Zaballa. Además, desde Bilbao se está movilizando también la gente”, cuenta Míguez, quien cumplirá un “sueño”. “Me pone un poco nervioso que la gente quiera venir a verme, pero eso da ganas de seguir trabajando y hacerlo lo mejor posible. Es un plus de motivación”, remata mientras el aire marinero de Castro se le abrocha a los guantes.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120