CRIMEN DEL ANTIGUO EN DONOSTIA

Condenado a 19 años por asesinato el padre del niño apuñalado en Donostia

EFE - Miércoles, 12 de Julio de 2017 - Actualizado a las 14:59h

Itziar Loinaz, la madre de Julen tras conocer el fallo del jurado

Itziar Loinaz, la madre de Julen tras conocer el fallo del jurado (Ruben Plaza)

Galería Noticia

Itziar Loinaz, la madre de Julen tras conocer el fallo del juradoLa madre de Julen y su abogado se abrazan al finalizar el juicio.

Luis Serrano, el padre del niño de 13 años Julen S.L., fallecido de una puñalada en el pecho en su domicilio de Donostia en 2011, ha sido condenado hoy a una pena de 19 años por el asesinato de su hijo con la agravante de parentesco.

DONOSTIA. Según han informado a EFE fuentes del caso, la sentencia fija además una responsabilidad civil de 314.000 euros para la madre y los tres hermanos del niño asesinado, todos menores que él.

Las partes personadas en la causa -defensa, Fiscalía y la acusación particular ejercida por la madre- han sido convocadas hoy a las 13.30 horas en la Audiencia de Gipuzkoa para la notificación de la sentencia.

La resolución se ha conocido dos semanas después de que un tribunal del jurado considerara por unanimidad que Luis Serrano era el autor de la muerte de su hijo, ocurrida el 1 de diciembre de 2011, en un fallo que, según avanzó aquel mismo día el abogado Miguel Castells, será recurrido por la defensa ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

Durante el juicio, que tuvo lugar en la Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa entre los pasados 5 y 23 de junio, el fiscal, Jorge Bermúdez había solicitado 18 años de prisión para el procesado, mientras que el letrado de la acusación particular, Iñigo Iruin, demandó 20 años.

La defensa, que inicialmente pedía la absolución, reclamó finalmente, tras conocerse el veredicto, una atenuante de dilaciones indebidas y demandó 15 años de cárcel con la posibilidad de que la pena fuera rebajada en uno o dos grados, petición que no ha sido atendida por el magistrado presidente del tribunal, Augusto Maeso, que ha impuesto 19 años al encausado.

A pesar de la dificultad del caso, en el que los jurados tuvieron que decidir entre la posibilidad de un suicidio, un accidente o un asesinato, los nueve miembros del tribunal no tuvieron duda alguna sobre cómo ocurrieron los hechos y asumieron unánimemente en su fallo las tesis planteadas por las acusaciones.

En su veredicto, conocido el pasado 27 de junio, tras un único día de deliberaciones, el jurado consideró acreditado que el acusado y la madre de Julen estaban casados, tenían cuatro hijos, vivían de alquiler en el piso del barrio del

Antiguo en el que falleció el niño, y que en noviembre de 2011 la mujer planteó el divorcio al procesado, quien intentó evitarlo, contexto en el que el hombre se autolesionó con un navaja por lo que tuvo que ser ingresado en un psiquiátrico.

Tras ser dado de alta, fue a vivir a casa de su madre e intentó contactar con su mujer directamente y a través de terceras personas entre las que se encontraba el propio Julen, al que el día de los hechos convenció para que le acompañara al domicilio familiar con el fin de recoger diversos enseres porque debían desalojarlo en el marco del divorcio del matrimonio que había causado una gran "desazón" al procesado.

Según el veredicto, una vez en la casa, el padre mató al niño como "venganza" contra la madre por el divorcio, clavándole un cuchillo en el corazón de forma "repentina" e "inesperada", sin dar a Julen opción de defensa alguna, y, durante la agonía del niño, permaneció junto a él sin solicitar auxilio a pesar de tener un móvil o poder hacerlo a través de una ventana de la habitación.

Seguidamente, el hombre se hizo unos cortes en el cuerpo, así como un nudo corredizo en el cinturón de un albornoz que anudó a la ducha del baño y abandonó la casa para permanecer siete días desaparecido.

De esta manera, el jurado desautorizó completamente la versión de la defensa, según la cual, la muerte del niño se habría producido de manera accidental al clavarse a sí mismo un cuchillo con el que estaría intentando abrir una hucha con forma de casco, tras lo cual el acusado habría sufrido un trastorno de desdoblamiento de la personalidad.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120