DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
el athletic en suiza

Entrenamiento a vista de halcón

Las dos primeros sesiones de trabajo en Crans-Montana dejaron una curiosa imagen, pues fueron grabadas desde lo alto de un andamio. El trabajo físico y el balón, protagonistas

A. Martínez - Miércoles, 12 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La plantilla del Athletic realiza ejercicios mientras es grabada desde un andamio para gozar de una perspectiva más completa a la hora de analizar la actividad.

La plantilla del Athletic realiza ejercicios mientras es grabada desde un andamio para gozar de una perspectiva más completa a la hora de analizar la actividad. (Fotos: Borja Guerrero, enviado especial a Crans-Montana)

Galería Noticia

La plantilla del Athletic realiza ejercicios mientras es grabada desde un andamio para gozar de una perspectiva más completa a la hora de analizar la actividad.

Crans-Montana (Suiza)- La imagen, por atípica, resultó bastante llamativa. El primer entrenamiento del Athletic en tierras suizas fue grabado de manera íntegra por Alberto Iglesias, el técnico analista del club, desde un andamio de unos cinco metros de altura. Un extra del que se aprovechó el cuerpo técnico rojiblanco para tener una mejor perspectiva de la sesión matinal y que se repitió también a la tarde. No es, ni mucho menos, algo novedoso en el mundo del fútbol, aunque sí en el planeta Athletic. En el verano de 2014 la imagen se hizo viral, pues Luis Enrique, que ya había empleado ese método en el Celta, continuó haciéndolo durante el stage de pretemporada del Barcelona en Inglaterra. Es la primera vez que lo usa José Ángel Ziganda, que apuntó entre bromas que el futuro pasa por el uso de pantallas gigantes que emiten los entrenamientos en directo y que este verano ya están siendo utilizadas por algunos equipos. Todo sea por obtener la mayor información posible y por tratar de corregir los distintos errores a la mayor celeridad posible.

Pero dentro de la innovación que supuso seguir el entrenamiento desde las alturas, a vista de halcón, hubo tiempo también para los ejercicios clásicos, los de toda la vida. El preparador físico, Iban Urkiza, fue el encargado de llevar las riendas del primer tramo de la sesión matinal. Trabajo puramente físico, con quince ejercicios distintos que los futbolistas de la primera plantilla realizaron en parejas. Las flexiones y los balones medicinales hicieron acto de presencia en una sesión de mucha intensidad. Urkiza e Imanol Martín, el readaptador que se unió el pasado día 3 al equipo de trabajo de Ziganda, que se dirigieron a sus futbolistas en euskera en muchos momentos, siguieron muy de cerca el trabajo, con continuas correcciones y estando siempre muy encima de los suyos. Es la novedad, un gran cambio con respecto a lo vivido en los cuatro años anteriores, en los que el plan de trabajo de José Antonio Pozanco, el preparador físico de Ernesto Valverde, era bien distinto al actual, menos intenso, más rutinario y en casi todo momento con el balón como protagonista.

El trabajo físico se prolongó por espacio de veinte minutos y después fue Kuko quien cogió las riendas. Silbato y libreta en mano, hizo hincapié una vez más en el trabajo defensivo de los suyos. Dividió al grupo entre atacantes y defensas, entre quienes se colaron Beñat Etxebarria y Mikel Vesga. Fueron ejercicios de ataques en superioridad. El técnico de Larraintzar, como hicieron con anterioridad sus compañeros Iban Urkiza e Imanol Martín, estuvo muy pendiente de los suyos, animándoles una y otra vez y, por supuesto, realizando todo tipo de correcciones. Destacó especialmente por sus paradas el guardameta del filial Unai Simón, quien se encuentra de manera coyuntural realizando la pretemporada del primer equipo debido a las vacaciones de Kepa Arrizabalaga. Iago Herrerín, que junto a Alex Remiro completa la terna de porteros desplazados a tierras austriacas, dio un pequeño susto tras una mala caída que le dañó el hombro izquierdo. Paró por precaución, aunque apenas quedaban unos minutos para la conclusión de la sesión matutina.

Al término de la misma, Ziganda hizo un aparte con Óscar de Marcos, Mikel San José y Mikel Vesga antes de dirigirse a todo el equipo. De vuelta al hotel, la mayoría de jugadores decidió darse un baño de agua fría en un lago situado a escasos metros de donde se hospeda el equipo.

Aficionados rojiblancosYa por la tarde, la segunda sesión del día estuvo marcada por la presencia de dos jóvenes aficionados del Athletic naturales de Suiza pero de abuela materna bilbaina que, acompañados por su madre, y luciendo distintas equipaciones del conjunto rojiblanco, no dudaron en acercarse al entrenamiento para ver de cerca a sus ídolos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120